La oposición / Matices – LJA Aguascalientes
23/09/2020


En estos días de aplanadoras y mayorías, algunos de los encabezados principales y consignas políticas versan en los siguientes tonos: “Ser oposición es amar a México”, “Ofrece el PRI ser oposición valiente, crítica y constructiva”, “El PAN ya se alista… para ser oposición”, “Ofrece PRI ser oposición legislativa ‘responsable’” y algunos otros, pero en realidad, ¿qué es ser oposición?

Fernando Barrientos define a la oposición como un “rol que en las democracias desempeñan, por lo general, los partidos políticos. Su importancia radica en que son el factor de control de los gobiernos en turno y la alternativa a la formación de nuevos gobiernos. Pero la oposición adquiere connotaciones más amplias en función de la posición que determinados grupos políticos asuman frente al sistema político.”

Hay dos conceptos clave para ser oposición, controlar a los gobiernos en turno y ser alternativa a la formación de nuevos gobiernos. A partir de aquí entenderíamos por qué el PAN y el PRD no pudieron formar nuevos gobiernos, no supieron ser alternativa, ni control del gobierno, el Pacto por México sepultó la posibilidad de ser oposición y no supieron serlo, cuando quisieron era demasiado tarde.

La oposición es, entonces, una especie de Contraloría del gobierno, Barrientos define que generalmente los partidos son los que ejercen la oposición, sin embargo, en una sociedad plural, como describe Soledad Loaeza, no se puede decir que la oposición solo queda en los partidos políticos. Sí podríamos hablar de oposición institucionalizada y oposición no institucionalizada.

La institucionalizada la encabezarían los partidos políticos, desde la concepción de que la oposición aspira a ser una alternativa de gobierno, pero desde la lectura de que la oposición debe ser un mecanismo de control del gobierno actual, además de los partidos políticos, también componen la oposición institucional, los organismos autónomos como el Inegi, el INAI, el INE, la CNDH, el Banco de México, el Poder Judicial, la auditoría y algunos otros.

Por eso es fundamental refrescar a las instituciones de oposición, iniciando por los partidos políticos y mantener la autonomía de los otros organismos de oposición institucional ya mencionados. Evidentemente hay dos modos distintos para ser oposición por la vía institucional, la de los partidos políticos que deberán, dentro de su responsabilidad, vigilar al gobierno, señalar y convertirse en opción de alternativa de gobierno, si el gobierno llegara a fallar. Los partidos políticos deben actuar con responsabilidad desde la oposición, este ejercicio no implica necesariamente estar en contra de todo, implica vigilar, representar, cumplir y ser alternativa por resultados y no por estar en contra del gobierno permanentemente.

Y el otro modo, desde los organismos autónomos, caracterizados por vigilar que el gobierno cumpla la ley, garantice el cumplimiento de los derechos humanos, que tome decisiones apegado a los datos, que esté cercano a la ciencia y a la verdad. Por eso es fundamental fortalecerlos y garantizar su autonomía.

La oposición no institucionalizada está integrada por los medios de comunicación, por los organismos de la sociedad civil, la academia, las universidades públicas y privadas, organismos internacionales y la ciudadanía en general. Esta oposición está caracterizada por su condición de controlar y vigilar al gobierno, no se centra en ser alternativa atractiva de gobierno.

En ese sentido, los medios de comunicación tienen la obligación de ser oposición permanente, no en el sentido de oponerse y criticar, sí en el de vigilar y controlar, al momento de vigilar al gobierno pueden surgir las notas sobre un buen programa, una buena política pública o un logro. Sin embargo, la condición de vigilar y controlar es buscar las anomalías, señalar las incongruencias, buscar la verdad y vigilar que el gobierno cumpla su función de garantizar el bien común y la búsqueda de felicidad de la mayoría de las personas.

La sociedad civil en ese mismo papel fiscalizador debe ser vigilante, observante y sancionador.

La oposición institucionalizada y no institucionalizada tienen una responsabilidad titánica en el futuro sexenio, ante un escenario nunca antes visto en nuestra democracia, parece que el camino de la oposición está oscuro. Parece que no hay voluntad de ser oposición sino de sumarse a la mayoría, sin embargo debemos aspirar y construirnos como una oposición responsable no solo del discurso, de vigilancia, de observancia de reconocimiento de las buenas acciones y de señalamiento de las malas.

Alejandro Hope escribió que vienen tiempos de soledad y de vacas flacas, para la oposición y no se equivoca. Será una posición complicada para los partidos políticos que no son del gobierno, para los organismos autónomos, para los medios de comunicación y para la sociedad civil. Esto nos lleva a repensar la manera en que todos estos actores han interactuado en nuestro sistema político. Para tener una oposición de calidad debemos reflexionar sobre las siguientes acciones:

  • Independencia y autonomía de organismos constitucionales autónomos
  • Independencia y autonomía de medios de comunicación y gobierno
  • Diseño y defensa de agendas ciudadanas desde los partidos políticos de oposición
  • Refrescar liderazgos en partidos políticos
  • Activismo cívico de las agendas ciudadanas urgentes desde las universidades, medios de comunicación y sociedad civil
  • Madurez política y canales de comunicación e interacción con mayoría y gobierno

La oposición es necesaria y fundamental en la democracia, la sociedad debe ser una oposición permanente, más aún los votantes de la mayoría, quienes delegan su representación pero no deben entregarla a ciegas sino vigilarla y controlarla.

El gobierno y su mayoría deben tener la estatura democrática de abrir los canales de comunicación con la oposición, no desaparecerla ni menospreciarla, por más grande que sea la tentación.

Vídeo Recomendado

Show Full Content
Previous 1968: La renuncia del rector / Análisis de lo cotidiano
Next Vecindario / La escuela de los opiliones
Close

NEXT STORY

Close

Se desconoce el grado de daño ambiental por derrame de hidrocarburo en Tabasco

08/11/2019
Close