Opinión

Alternativa 98.1, una buena razón para escuchar radio / El banquete de los pordioseros

El 12 de octubre de 1973 surgió Radio Casa de la Cultura, estaba ubicada en la planta alta del primer patio de la Casa de la Cultura, de ahí su nombre, aunque también definía muy bien su perfil y carta de programación. Transmitía en los 1320 khz de amplitud modulada con las siglas XENM.

Ya sabemos que el señor José Dávila es el fundador, aunque claro, contó con el apoyo de muchas personas que se involucraron en este nuevo proyecto con irrenunciable compromiso, entre ellas, por ejemplo, Don Pedro Rivas que donó parte del equipo para la nueva estación de radio, pero es incuestionable el hecho de que la visión, el proyecto y los contenidos, todo eso, es obra de José Dávila.

Habrá qué verificarlo con los cronistas e historiadores de Aguascalientes, pero tengo entendido que XENM fue la primera estación de radio cultural en el país fuera de la Ciudad de México, no estoy muy seguro de este dato, pero yo recuerdo que cuando empecé con esto de hacer radio, que por cierto, resulta altamente adictivo, escuchaba con mucha frecuencia eso de que éramos la primera estación de radio cultural en provincia, de ser así valdría la pena darle mayor énfasis, por cierto que en este año se cumple el 40 aniversario de haberse instalado en Aguascalientes la primera estación en frecuencia modulada que es Estéreo Mendel, también de perfil cultural, aunque prefiero decir que es una estación de radio permisionada, en realidad poco o nada tiene que ver su programación con asuntos culturales, salvo espacios muy específicos, no hay en realidad una propuesta cultural sólida. Hasta hace poco había un programa muy interesante y de rico contenido que se llamaba Genio y figura, una excelente producción que solía escuchar con alguna frecuencia, tuve el honor de ser invitado en un par de ocasiones a ese programa pero tristemente no existe más, desconozco la razón, pero es una verdadera pena, en fin.

Regresando a lo que nos compete en el Banquete de esta ocasión, Radio Casa de la Cultura cambió de nombre y de instalaciones en 1984, fue entonces que se llamó Radio Instituto Cultural de Aguascalientes y se mudó a López Mateos, en el edificio de promoción del Instituto Cultural en donde antiguamente estaba la Casa de las Artesanías, cambió de nombre pero no de frecuencia ni de siglas, y lo más importante, permaneció fiel a su vocación cultural, finalmente seguía trabajando bajo el liderazgo de José Dávila y todo su equipo de colaboradores que hacían el trabajo con verdadera vocación e irrefrenable pasión, me queda claro que este tipo de actividades, si no se hacen con pasión, sería mejor entonces dedicarse a otra cosa, perdería sentido.

Yo tuve la oportunidad de integrarme a ese equipo de verdaderos bohemios justamente en 1984, ya en las nuevas instalaciones de López Mateos, y continué haciendo mis programas como colaborador externo hasta febrero de 1987, cuando se dio la oportunidad de entrara a trabajar formalmente, pero para ese momento ya no era Radio Instituto Cultural, ahora se había integrado con el canal 10 de televisión local que no tardaría en convertirse en canal 6, ahora canal 26, en el organismo público de Radio y Televisión de Aguascalientes.

Ahora que se cumplen 45 años de la fundación de la radio cultural en Aguascalientes creo que vale la pena repasar los antecedentes de esta primera frecuencia interesada en promover, difundir y apoyar la cultura, digna labor, sin duda, y que va encaminada, no a una audiencia masiva, sino a un público conocedor y altamente exigente que no se conforma con lo que encuentra en las frecuencias comerciales del cuadrante. Claro, ojalá el público de la radio cultural fuera masivo, eso sería un indicador de un pueblo educado y con alto nivel de conciencia, pero sí hay que decirlo, no es el rating por lo que viven las frecuencias no comerciales, su existencia tiene sentido en función de una barra de programación rica en contenidos y verdaderamente Alternativa.

Si nos vamos a los antecedentes Alternativa FM, ha tenido momentos muy difíciles, algunos de ellos de verdadero olvido y abandono, sobre todo en la pasada administración en donde se convirtió en Tele radio, ¿a quién se le ocurrió semejante bodrio? Bueno, es obvio. Fue justamente cuando cambió su frecuencia de amplitud modulada a frecuencia modulada y de los 1320 khz empezó a emitir su señal en el 98.1 pero sin programación, sin producción propia, solo retransmitía el audio generado del canal de televisión local, y yo me preguntaba, ¿y para eso quieren una estación en frecuencia modulada?, fue el sexenio de mi autoexilio, vi las cosas tan mal que por dignidad decidí partir de lo que considero mi casa, ahora con el cambio de administración tuve la oportunidad de regresar lo cual, por supuesto, deseo agradecer públicamente y este aniversario es momento para hacerlo, y claro, regresar supone tener la oportunidad de recuperar la vocación cultural de la primera estación de radio con este perfil, ahora se llama Alternativa 98.1 fm, y ¿sabes algo? Me siento orgulloso, ¿por qué no decirlo? De haber sido yo quien le puso ese nombre, Alternativa, conserva las mismas siglas, aunque por el cambio de AM a FM, ahora es XHNM, pero lo más importante es que mantiene su perfil, ha recuperado su vocación por la cultura. Fue necesario levantarla de los escombros y devolverle la dignidad y brillo que le son connaturales. Larga vida a Alternativa, una buena razón para que el público conocedor y exigente regrese a la radio.



The Author

Rodolfo Popoca Perches

Rodolfo Popoca Perches

No Comment

¡Participa!