Fin a liderazgos sindicales de mano alzada / La fórmula del café con leche – LJA Aguascalientes
25/09/2020


En la víspera, el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, se pronunció por terminar la elección de dirigentes sindicales mediante el método de mano alzada, por considerarlo una práctica antidemocrática para la vida interna de las organizaciones sindicales.

De entrada, se refirió a aquellos sindicatos integrados por burócratas, aunque no descartó que también las reformas que está anunciando, implique intervenir en la vida interna de los sindicatos conformados por trabajadores de empresas privadas.

Su propuesta no deja de resultar interesante y atractiva para muchos trabajadores que atraviesan por condiciones sindicales verdaderamente antidemocráticas.

Desde la CROM se ha impulsado un nuevo sindicalismo, una nueva visión sindicalista que pone fin a la estéril confrontación entre trabajadores y empresarios, para dar paso a la generación de mejores condiciones en donde todos salgamos ganando: trabajadores, empresarios, sindicatos y empresas.

Los tiempos de las luchas de clases quedaron, afortunadamente, atrás. Y aunque hay quienes quieren revivir esta añeja y estéril lucha, sobre todo de personajes fundamentalistas incrustados en el equipo del próximo presidente, en el país no existen las condiciones para reiniciar una lucha de clases en donde, por un lado caminas las empresas y los empresarios, y por el otro los sindicatos y los trabajadores.

La nueva cultura laboral no da espacio a mantener al interior de las empresas, luchas estériles o lo que es peor, luchas gansteriles que tanto daño ocasionan a las empresas y que terminan por reducir el número de empleos.

Por eso, yo, en lo personal, veo con optimismo todo aquel avance que se pueda dar en el tema sindical.

Sin embargo, veo con preocupación que en la agenda presidencial del nuevo gobierno, se preocupen más por la democratización de los sindicatos, que por mejorar el sistema de justicia laboral que quedó encaminado y que no se concretó.

Es importante que a la par de que se impulsan reformas que impacten en la vida interna de los sindicatos, también se consolide avances en materia de los nuevos tribunales laborales.

Es urgente que avancemos en este tema porque atañe directamente a trabajadores y empresarios. El contar con una mejor justicia laboral, es ante todo, la principal demanda de la clase trabajadora, ya que los actuales sistemas quedaron, desde hace muchos años, rebasados y hoy resulta urgente consolidar lo que ya se lleva aventajado y que consiste en trasladar la responsabilidad de la justicia laboral, del Poder Ejecutivo, al Poder Judicial, y que sean jueces quienes impartan justicia a trabajadores y empresarios.

Por tanto, estaremos muy atentos a lo que planee el nuevo presidente y sus legisladores, y desde luego preferimos que nos tomen en cuenta para cualquier cambio en la materia, pero como eso será prácticamente imposible, nos tocará estar atentos para ver en qué sentido se concretan los cambios y cuáles serán sus efectos.

 

[email protected] | www.facebook.com/CROMAguascalientes 

 

Vídeo Recomendado

Show Full Content
Previous Presentan información a ciudadanos sobre opciones a la saturación del AICM
Next No sin mujeres / Debate electoral
Close

NEXT STORY

Close

Aguascalientes en México ¿Cómo Vamos? / El apunte

17/04/2018
Close