Voluntad de aguacero / Tres guineas - LJA Aguascalientes
25/09/2022

…hasta llegar a este momento en que la palabra

se hará pública y empezará a multiplicarse como

las primeras gotas de una lluvia con voluntad de aguacero

Vicente Leñero

 

Ir al Issea a hablar del aborto. Ir a las palabras privadas para volverlas públicas y se multipliquen como primeras gotas de una lluvia con voluntad de aguacero. Hablar del aborto en todos lados, desde todos los ángulos, con todo mundo. Y a la salida, ir por tacos de colores.

Un día antes, Dahlia de la Cerda difundió que una manada iría a dialogar sobre el aborto con el Instituto de Servicios de Salud del Estado de Aguascalientes. Mujeres organizadas buscaron un acercamiento para exhortar a los involucrados a que realicen campañas informativas sobre los derechos de las mujeres aguascalentenses que han sufrido una violación, que difundan a la sociedad el protocolo de la norma 046 para abortar, que aclaren que si por sus creencias los médicos no pueden realizar la interrupción del embarazo, pero que existen otros que sí lo realizan conforme a la ley. ¿Si ya los visitó el Frente, por qué nosotras no?

Colarse. Ser espectadora por las meras ganas de aprender -yo vine a aprender-, de conocer. Saber de primera mano. Que nadie nos cuente. Presentar credenciales. Que nos enseñen las suyas.

Sucede en este pueblo y en cualquier otro. La manada se redujo a Dahlia, y a la mera hora de la cita sólo nos enfilamos dos. La capacidad de organización no es un don que por acto de fe las personas recibamos.


Nuestras credenciales. Anótense aquí. Dahlia participa en Morras Help Morras, ofrece información segura a mujeres que deciden abortar. Las acompaña en línea si deciden hacerlo. Hola, yo soy Tania y trabajo en LJA. Tal vez debí decir que no pertenezco a ningún sindicato y que quería desayunar tacos a la salida. Una oficina gubernamental cualquiera. Tazas de café, barullo de gavetas, archivos, catálogos de zapatos, cerros de papeles, el vaivén de la gente. Nos enfilaron a un escritorio, cualquiera también, para darnos la bienvenida. ¿Solo ustedes vienen? Se presentaron dos mujeres muy amables, muy. En estos días la amabilidad es un don preciosísimo. María de Lourdes y Eugenia. ¿De veras solo ustedes dos? Es difícil organizarse en un país como el nuestro. Del lado donde se sientan los jefes, por dentro del escritorio, se aposentaron Diana y su teléfono celular. Buen día a todas. Miren, ella es la jefa de Salud Reproductiva, ahora sí comencemos, dijo Eugenia, el programa contra las violencias tiene 10 años y tenemos varias estrategias, los módulos de atención sicológica; trabajamos con la fiscalía, con los hospitales, con el DIF, con…

Mientras, Diana y su celular dialogaban. Así es la gente importante. No suelta el teléfono, debe atender prioridades, se interrumpe su atención. En la parte preventiva, continuó Eugenia, están los grupos de reeducación, de prevención de violencia sexual en el ámbito comunitario y de violencia en el noviazgo, de violencia obstétrica, en el Hospital de la Mujer y en el Hospital de Pabellón de Arteaga. Conecta su celular, se pone de lado, teclea, le sonríe, lo coloca en la mesa, lo levanta, teclea… sensibilizando no solo a médicos, sino a todo el personal de salud en atención de violencia sexual. También manejamos el Misoprostol, la Mifepristona, el Ameu, pruebas rápidas de VIH, de sífilis, de embarazo, la anticoncepción de emergencia y los antivirales, todo esto para los casos de violación sexual.

Suena tan bien. Tan bonito. Programas en el sistema de salud que ayudan a las mujeres que sufrieron agresiones, organización del Gobierno, disposición de acatar las leyes. ¿Y por qué no hay difusión de todo esto entre la gente?, pregunta Dahlia. Es que está muy padre, pero las mujeres no saben que existen estos servicios. Teclear. Tiqui tiqui tiqui. Disculpe, ¿podríamos esperar a que su jefa termine con el teléfono?, es que sería muy valiosa su participación para nosotras, no quisiéramos sentir que la interrumpimos. Sonrío. Llamada. Sí, permíteme un momento, a ver, permiso. La jefa se levanta, camina unos pasos. Regresa y cuelga. Sí, miren, ahorita tengo una situación, vienen de Morras Help Morras y La Jornada, ¿verdad? Asentimos. Dahlia y Tania. Sí.

Bueno, mientras nosotras les entregaremos los folletos que tenemos para difundir la info… Suelta el teléfono. Déjame te interrumpo, nosotros no podemos manejar medios sin que esté presente Comunicación del Issea. Yo creo que lo mejor es suspender. Me sentí una espía. Imaginé micrófonos enredados en mi cuerpo. Huy. Pero yo vine a aprender, casi dije. Vengo en calidad de interesada, no de medio. Digita, contestan del otro lado. Oye, pues necesito que me mandes a alguien de Comunicación porque no sabíamos que vendrían los medios y así no podemos dar info. Pero por qué. Pues lo prefiero. O tú dime, no quiero ir en contra de las órdenes de mi jefe, ni que esto después se haga un problema. Cuelga. No pues mejor yo creo que suspendemos la reunión porque no contemplamos a medios. Yo me bajo aquí, Dahlia, mejor. Salgo del edificio mientras Dahlia concluye la visita. Veo en la esquina el puesto de tacos. El Sol ya pega duro y me reprocho el pecado de haber dicho mi posición. Cuánto miedo, me reí. ¿O será el protocolo?, concedí. Como sea, no son maneras, yo solo quería saber. Y me lo perdí. Se fatigó mi ánimo. Me quedé afuera por mis credenciales. Yo quería unas gotitas de lluvia para volverlas aguacero. Hablar del aborto con los meros meros.

Tamborilee mis dedos un rato y Dahlia salió. Pues fíjate que sí llegaron de Comunicación y la señora cambió su actitud, amigable, a explicarme las cosas, que tienen toda la estructura para atender casos de violencia sexual y la Nom. 046, todo lo que ya habían dicho, pero desgraciadamente estos esfuerzos se quedan adentro del Issea. Sí te escucho, Dahlia, pero ¿me cuentas en los tacos? Dos de verde y uno de rojo. Es que la información que de veras se está socializando es la del Frente Nacional por la Familia, la información que tienen muchísimas mujeres es que la Nom. 046 está detenida por alguna controversia constitucional, yo creo que es porque el Issea no está haciendo suficientes esfuerzos por difundir a los medios de comunicación que se tienen los servicios, tienen dípticos, unidades de atención pero esta información no llega a la prensa, mucho menos a las mujeres. ¿Quieres otro? Yo sí les dije que parece que las capacitaciones son a funcionarios de niveles menores, entonces los que son de altos mandos luego dan declaraciones que echan por tierra todos estos esfuerzos, que las opiniones morales las reserven para las comidas que tengan con sus familias y que ellos deben tener una postura apegada a la ley. No, Tania, gracias.

Dahlia me cuenta porque es la principal interesada en difundir la información. Para eso vive. Se interrumpe con sus impresiones, suelta madres, se ríe, le duran más los tacos que a mí porque ella es la que platica, y vuelve a la carga: Pareciera que le dieron cuerda al Frente cuando se entrevistaron, porque si sale con esas declaraciones contra el Miso la gente los escucha, también les dije sobre las declaraciones del director de Salud respecto a que se han solicitado cuatro interrupciones por violación y que al final las mujeres “decidieron” ir a la CDMX porque era más sencillo, y ya el hecho de que una mujer “decida” ir allá en lugar de tener la interrupción aquí, habla de una omisión de la norma 046 y la aplicación de protocolo, si hubo objetor de conciencia debe haber quien sí aplique, estas mujeres podrían levantar una denuncia por omisiones a las leyes federales, la misma norma dice que se sanciona la omisión. Hizo una pausa. Quién les va a decir a ellas que pueden denunciar. Les dije de mi preocupación sobre la venta de Misoprostol, sé que el Issea no puede hacer mucho respecto a la venta, porque según la Cofepris necesita una receta médica, pero las farmacias luego eran accesibles porque el medicamento es de la categoría 4, no te la pedían. A raíz de la difusión de estas declaraciones se está teniendo una restricción y al haberla muchas mujeres tienen que regresar al gancho, a las yerbas, a perejil dentro de la vagina, situaciones que las pone en riesgo, lo que dificulta el trabajo de reducción de daños. Me dijeron que podemos trabajar en conjunto, que ayudáramos a la institución a difundir la información, que existe la infraestructura para atender, nosotras estamos dispuestas a colaborar.

Es hora de irnos. Ir al Issea a hablar del aborto. Dahlia lo hizo. Un día, las palabras privadas se volverán públicas con voluntad de aguacero. Hablar del aborto en todos lados, desde todos los ángulos, con todo mundo. No soltar el tema. Ya sabremos organizarnos. Al menos desayuné mis tacos.

 

Post scriptum. El 20 de octubre otra manada sí se organizó. Una marea azul recorrió las calles de Aguascalientes para inundar la plaza. Miles de conservadores se congregaron para defender sus ideas. Ellos sí que saben organizarse. Sí que tienen voluntad de aguacero. La capacidad de organización rebasó el acto de fe.

 

@negramagallanes

 


Show Full Content

About Author View Posts

Tania Magallanes
Tania Magallanes

Jefa de Redacción de LJA. Arma su columna Tres guineas. Fervorosa de lo mundano. Feminista.

Previous La cuarta transformación de México / La columna J
Next Encuesta Demográfica Retrospectiva EDER / El apunte
Close

NEXT STORY

Close

Congreso de Aguascalientes y Cabildo capitalino fortalecen proyecto del Nuevo Código Urbano

22/06/2022
Close