Identidad / Esencias viajeras - LJA Aguascalientes
03/03/2024

El pasado Encuentro Latinoamericano de Estudiantes de Arquitectura celebrado en Santa Cruz de la Sierra en Bolivia planteó una de las temáticas contemporáneas más importantes y reflexivas no sólo para las disciplinas proyectuales como el diseño y la arquitectura, sino en relación a la sociedad, su actualidad y desarrollo. La temática abordada y debatida en el Encuentro estuvo en el marco de “Crisis de Identidad” ¿existe una crisis de identidad que se refleja en la arquitectura y el diseño Latinoamericano?

Es claro que cualquier planteamiento expuesto en este texto serán apenas torpes y rupestres balbuceos para tratar de esbozar alguna respuesta acerca del tema, hablar sobre identidad supone debatir ¿qué consideramos identidad? Para ello debemos tomar en cuenta que todos formamos parte de una identidad en nuestras profesiones, en nuestros oficios y actividades diarias, moldeamos y edificamos este concepto desde cualquier preferencia sexual, creencia religiosa, grupo étnico, ideología política, contexto cultural, económico, etc. ¿pero entre tanta diversidad, cómo puedo tener identidad? o ¿la posmodernidad nos plantea la identidad de lo diverso?

Latinoamérica desde su concepción ha nacido en búsqueda de su identidad, desde el origen del nombre, no nos asumimos como Americanos, la diferenciación como concepto, la existencia del otro me otorga identidad y viceversa, me obliga a marcar una oposición ya que sin ese otro, me diluyo; es así como hemos sido construidos históricamente desde la mirada europea y norteamericana en la que pocas veces hemos participado del diálogo global, generalmente estando en la periferia ¿pero debemos adherir sin cuestionamientos a lo global para insertarnos al diálogo global? se nos presenta una dicotomía: lo global o lo local.

El concepto de la globalización es seriamente cuestionable, el mundo siempre ha estado globalizado, conectado, desplegado en base en la migración y al descubrimiento de nuevos territorios –con todo lo que esto conlleva – desde que salimos de África hasta que llegamos a Tierra de Fuego se esparcieron en el camino rutas, conexiones, puntos de encuentro. Sin embargo el término “globalización” tan en boga desde hace unas décadas atrás es más referente a la expansión de los mercados financieros que inauguran con la conquista de América el germen del sistema capital actual, con la explotación de sus pueblos, de sus recursos, materias primas, flora y fauna. En nuestro continente se impone a mansalva con la espada en una mano y la Biblia en la otra el modelo imperialista español en la vida de los pueblos-religión, vestimenta, sistema político, tradiciones, usos, etc.- tengo que adherir al otro para sobrevivir -la colonización dejó más de 90 millones de personas exterminadas pertenecientes a los pueblos originarios- la identidad americana se trastoca, se borra, se mezcla para siempre y en ese adherir al otro -que generalmente es el que ejerce el poder de sometimiento- cualquier cuestionamiento es castigado ferozmente, por que el que pregunta pone en duda la realidad establecida que protege el status quo de los poderes económicos, políticos, religiosos y militares. Latinoamérica deviene en su búsqueda con largos periodos dialécticos de sometimiento y liberación que conllevan independencias, revoluciones y movimientos sociales hasta nuestra actualidad donde el pensamiento hegemónico encabezado por los Estados Unidos y las potencias industriales-comerciales y su visión totalitaria intentan dejarnos sumisos en la periferia, subalternos ¿será esto nuestra actual identidad?

El pensar nuestra identidad se obtura seriamente cuando estamos inmersos en un sistema que exfolia las particularidades, a la producción hegemónica le interesa el consumo unificado redituable ofreciéndonos la idea de una vida aspiracional del primer mundo consumiendo hasta la saciedad la repetición de patrones estéticos, culturales y económicos que no nos representan, todos vemos lo mismo, para pensar lo mismo, para actuar igual vistiendo lo mismo, escuchando lo mismo, consumiendo lo mismo. A lo anterior se le llama “colonización cultural” donde las identidades, usos y costumbres de los pueblos se desgastan para crear consumidores pasivos en vez de participantes sociales activos.

Sin embargo la respuesta a esta “colonización” es un pensamiento regional que conviva y dialogue con lo global, lo “glolocal” volviendo constantemente a repensar nuestra identidad en una búsqueda que de antemano se debe saber inacabada para poder construirla, en esta visión el “otro” me complementa colaborativamente para desarrollarnos en conjunto, dialogamos, acompañamos y creamos con sensibilidad ambiental y cultural de nuestros pueblos –en el ideal de los casos-. La inmensa cultura de nuestras regiones es la gruesa y sólida soga conductora que emana cientos de hebras llenas de música, literatura, gastronomía, folclore, arte, artesanía, diseño y arquitectura. Cuando conozco mi cultura puedo valorar a los otros que también son como yo por sus diferencias y particularidades, así podemos trabajar en conjunto para desarrollar mejores ciudades, hospitales, vivienda, suministro de agua, abasto alimentario, educación gratuita, seguridad, medio ambiente, etc. en donde mis carencias locales pueden resolverse con conocimientos globales y mis beneficios locales pueden resolver problemas globales. Lo local y lo global en mezcla equilibrada, equitativa y justa.

¿Existe en Latinoamérica, en su diseño y su arquitectura una crisis de identidad? Podríamos afirmar que sí, no solo en ello sino que es la esencia misma de nuestra región, la crisis es un estado permanente de cualquier organismo vivo, latente, que nos altera conceptos para expandirnos, explorar y experimentar, encontrando nuevas tensiones y contradicciones que sólo será posible resolver haciendo, edificando, diseñando unidos por las ideas de cambio y la identidad de lo diverso no como Latinoamericanos sino como mutantes del mundo en un infinito proceso de adaptación, cambio y transformación continua en una búsqueda infinita de identidad.


Show Full Content
Previous Tardes de Café del ICA, en el Cereso Femenil de Aguascalientes
Next Justicia social, claman trabajadores a AMLO / La fórmula del café con leche
Close

NEXT STORY

Close

Tendrán escuelas de Aguascalientes autonomía curricular desde el próximo ciclo escolar

03/03/2017
Close