Opinión

Imágenes de Aguascalientes

 

Carlos Reyes Sahagún | Cronista del municipio de Aguascalientes

 

Ahora me acuerdo de aquel pasaje del libro del Génesis cuyo eco resuena hasta nuestros días; ese del capítulo 3, en que la tal por cual serpiente engatusa a Eva y a Adán -primero las damas- para que coman del fruto que les permitiría conocer el bien y el mal, con todo y sentencia terrible: y seréis como dioses

Me acuerdo de esto ahora, porque la tentación del mundo actual parece ser la de comer del fruto que nos llega allende las fronteras, y seréis como gringos… ¡Qué brete de celebrar la Navidad a la anglosajona, con cosas que no hay por estos lares!

Me encanta la idea de vivir en un mundo abierto, y con ello, de participar de lo que se hace en otras latitudes, ideas, lugares, productos, etc. Pero de eso a querer ser lo que no somos, hay una gran distancia.

Sin duda una dimensión oscura del proceso de mundialización que vivimos, y en este caso la cultural, radica en la estéril tendencia a la homogeneización, a igualarlo todo, cuando precisamente la gran riqueza del mundo; de la humanidad, reside en la diversidad.

Pero estas reflexiones no parecen importar a los alegres patinadores y a sus asombrados observadores, en la que fue la primera pista de patinaje de Aguascalientes, instalada hace 10 años. (Felicitaciones, ampliaciones para esta columna, sugerencias y hasta quejas, diríjalas a carlos.cronista.aguascalientes@gmail.com).

 

The Author

Carlos Reyes Sahagún

Carlos Reyes Sahagún

No Comment

¡Participa!