La Purísima Grilla

La Purísima… Grilla: Unas quieren subir, otras quieren bajar

Like a queen without a throne… Cuando Lorena Martínez Rodríguez perdió la gubernatura ante Martín Orozco Sandoval una de sus primeras declaraciones fue que no volvería a contender por ese cargo, lo que se entendió como un retiro de la política, con esa perspectiva, cuando la exalcaldesa contendió en las elecciones para convertirse en senadora por Aguascalientes fue duramente criticada, a nuestro entender, los comentarios negativos que recibió en lo personal la candidata hicieron a un lado que su postulación fue a petición del Partido Revolucionario Institucional, militante fiel, Lorena Martínez regresó al ruedo político para sacrificarse por las siglas que mal le han pagado, el capital político de Rodríguez Martínez no alcanzó para construir algo con el cascajo en que han dejado las prácticas priistas. Ayer, quien fuera titular de la Profeco con Enrique Peña Nieto, anunció que se retira de la política activa, a diferencia de quienes han vivido bajo su sombra y tratado de aprovecharse de su influencia, no deja de ser priista, sólo ya no aceptará ser candidata de nuevo. Como tras el tronar de dedos de Thanos, Lorena Martínez se desvanece de la arena pública y, dice, deja paso a que “nuevas” figuras defiendan y se postulen por el tricolor. No es una exageración señalar que Aguascalientes pierde una de sus políticas más brillantes, hasta el momento, son contados los políticos locales que han logrado incidir en el ámbito nacional, en ese conteo están Augusto Gómez Villanueva, Otto Granados Roldán y Fernando Herrera Ávila, y párele de contar; tampoco es exageración señalar que una mujer con el talento de Lorena Rodríguez le hará falta a la escena política local, pero sobre todo al PRI.

Sombras. Quizá es pronto para señalar que en la escena local todavía no hay nadie que pueda sustituir a Lorena Martínez, pero por más que le buscamos, no detectamos a algún político que se distinga por su vocación de servicio y el entendimiento que de los mecanismos del poder que la caracterizan, a todos parece quedarles grande la silla del gobierno estatal y es a todo lo que aspiran, no sólo en el PRI, en el resto de los partidos, pero siendo priista Lorena Martínez, es en esa institución donde más hará falta, con su renuncia pública va a evidenciar a la cauda de lambiscones y mediocres que durante décadas creyeron que por decirse lorenistas, mágicamente, compartían las virtudes de la exalcaldesa. ¿Que tuvo errores? Muchos, más de los que ella misma hubiera querido, quizá el más grave fue el intentar convencer a la “gente buena” de que ella representaba a esa minoría conservadora, pero más allá de ese desacierto que obligó a los priistas a regresar el gobierno estatal a los panistas, y como legado público no se le puede reclamar nada a Lorena Martínez; ayer, declaró que se dedicará al sector empresarial, sólo se le puede desear la mejor de las suertes y éxito. Hará falta.

Ausencias. Y hará falta porque, pensándolo bien, sí hay algo que reclamarle a Lorena Martínez, que en su retiro de la política activa haya dejado algunas recomendaciones, le dijo a nuestra reportera Claudia Rodríguez Loera que para recuperar la alcaldía capitalina en el 2019 considera que el PRI tiene dos perfiles idóneos, y mencionó a Citlalli Rodríguez y Blanca Rivera Río “que me parece son cuadros extraordinarios que pueden dar una gran batalla y que pueden dar la sorpresa. Estos dos rostros son muy buenos rostros”… Chas, pues, bueno, si eso es todo lo que tiene el PRI, mucho trabajo tendrán que hacer los del tricolor para construir una candidatura ganadora.

Deslinde. Para competirle a María Teresa Jiménez (o a Julio César Medina si se descuida la alcaldesa) Citlalli Rodríguez tendría que empezar ya mismo a la vida pública, porque hasta ahora la exdiputada ha hecho lo mismo que montones de priistas que fueron legisladores, regidores o funcionarios: llegan, cobran y se van, si quieren seguir el consejo de Lorena Martínez, el PRI tendrá que echarle un poco más de ganitas y dejar de ver su función en el partido como los estiradores de la mesa del mantel cuando les hacen el favor de visitarlos las autoridades nacionales, como ayer durante otra inútil visita de Claudia Ruiz Massieu a Aguascalientes. Y mencionamos a Citlalli Rodríguez, porque la esposa del exgobernador Carlos Lozano de la Torre, declaró que está lista para servir a los aguascalentenses pero no se comprometió con su partido. Desde que acabó el sexenio priista, a Blanca Rivera Río le han funcionado las apariciones públicas, acompañando a su esposo, para mantenerse en la memoria de los votantes, según ella, pero cuando se le pregunta si se animará a ser candidata, sale con la manida declaración de cualquier suspirante: que hará lo que la sociedad le pida: “A mí no me han hecho ninguna invitación formal por parte de mi partido, la ciudadanía me ha estado pidiendo que yo lo haga y yo ahorita no puedo decir absolutamente nada, pero lo que sí les digo es que deseo el bien para Aguascalientes, deseo el bien por la población, Aguascalientes merece ser atendida con responsabilidad y sobre todo con compromiso, no con simulación”. Aunque muchos medios han querido ver en esta declaración un propósito de contender por la alcaldía en 2019, bien leídas son frases huecas que no asumen ningún compromiso, así que se puede poner en duda el compromiso de Blanca Rivera Río con el PRI, porque incluso cuando se le pregunta directamente si pudiera contender por el PRI o por Morena, evade responder.

Con la cabeza gacha, como son en el Revolucionario Institucional nadie contradice los rumores, no salen al paso a desmentir de manera frontal los chismes que, mal que bien, sí afectan al partido, como la influencia de Carlos Lozano en Morena; enfrentado a este cuestionamiento, Enrique Juárez, señaló que no cuentan con alguna denuncia formal de esta situación, pero en caso de que así fuera debería ser dirigida a la Comisión de Justicia Partidaria en el estado, que en conjunto con la de Ética Partidaria, deberán realizar una serie de procedimientos para emitir, de la mano del Comité Directivo Nacional, cualquier sanción que se pudiera imponer. Juárez Ramírez expuso que con base en los estatutos del PRI señalan que las sanciones pueden ser desde la inhabilitación a pertenecer al partido; pero destacó que esto no puede dejarse en un contexto de rumores, pues es necesario aterrizarlo, y consideró que la participación de los priistas en las convocatorias que habrán de publicarse el 21 de enero, darán la razón si la rumorología tiene o no algún sentido, o sea que seguirá con los brazos cruzados mientras en la plaza pública y en los corrillos políticos, se hace el recuento de las ruinas, eso sí, el presidente estatal del PRI, quién sabe de dónde, sacó que una de las ventajas para el PRI en las elecciones es que María Teresa Jiménez busque la reelección, que porque la ciudadanía va a recordar la mala calidad de los servicios públicos… no pues sí, qué bonito plan de acción tienen los del tricolor, y luego nos reclaman por señalar que les va a hacer falta Lorena Martínez.

Reelección. Recién comenzó lo que podría ser el último año o probablemente el tercero de seis de la administración de María Teresa Jiménez Esquivel al frente del municipio de Aguascalientes y ya se habla de desbandadas, es que resulta que dicen en radio pasillo que Antonio Arámbula López, quien se ha desempeñado como secretario de administración con la alcaldesa capitalina, dejará su cargo para buscar regresar a la presidencia municipal de Jesús María que dejó a su compañero de partido Noel Mata Atilano, quien tomando en cuenta que a su administración le ha ido bien buscará la reelección y bueno, ¿quién diría lo contrario? “Yo en algún momento lo manifesté, que si nosotros para este momento hubiéramos cumplido con las metas o superado las que tuviéramos para este momento, estaríamos con las condiciones para poder buscar un periodo extraordinario”. Todo pinta que el municipio más peleado por los panistas en 2019 será Jesús María.

La que no da una en lo que respecta a su relación con los representantes de los medios de comunicación, es la titular de la Proespa, Ofelia Díaz Castillo, a los que primero convoca para informar sus programas “especiales” y les restringe la oportunidad de cuestionar sobre temas que a la ciudadanía le interesan y tienen que ver con el área que dirige. Tan sólo ayer, convocó a rueda de prensa para anunciar un programa de descuentos para los morosos en el cumplimiento de su obligación de verificar los automotores, a quienes se les reducirá del 40 al 60% por el simple hecho de mostrar voluntad de ponerse al corriente. Peeero, cuando surgió la pregunta para la que no estaba preparada, simplemente dijo, como en los malos momentos del gobernador, “ese no es tema ahora”, y al insistir en tener una respuesta, pidió a los interesados esperar media hora para poder atenderlos de nueva cuenta. Ofelia Díaz Castillo dio por terminada su conferencia de prensa, ingresó a su oficina y a tres reporteros restantes, los hizo esperar 25 minutos para volver a atenderlos en un tema que de nueva cuenta, respondió a “regañadientes”.

La del estribo. Aunque el obispo José María de la Torre Martín manifestó su relativo “perdón” al joven que chocó su camioneta contra la puerta norte de la Catedral Basílica, y expresó que más caro hubiera salido si éste pierde la vida, un grupo de ciudadanos se ha organizado a través de Facebook, para convocar a una Marcha para arreglar la tan citada puerta que a decir de algunos tenía aproximadamente 280 años de antigüedad, pero que el INAH ha puesto en entredicho. Por lo pronto, la cita es para este miércoles a las 21:00 horas en la Plaza de la Patria. Gente que no tiene nada que hacer, pero sobre todo, no entiende cómo funcionan las cosas… en fin.

 

@PurisimaGrilla

 



The Author

La Purísima Grilla

La Purísima Grilla

No Comment

¡Participa!