PortadaSociedad y Justicia

Analiza la Fiscalía de Aguascalientes recomendación emitida por Derechos Humanos por casos de tortura

  • En un plazo de quince días deberán determinar si hay hechos imputables a elementos
  • Asegura el fiscal Jesús Figueroa Ortega que ya no obtienen declaraciones mediante tortura

 

Tiene la Fiscalía del Estado de Aguascalientes quince días para responder si acepta la recomendación que emitió la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), al determinar que la dependencia incurrió en graves violaciones a los derechos humanos en contra de personas detenidas. La dependencia inició una investigación.

El fiscal Jesús Figueroa Ortega expuso que analizarán la recomendación, cuyo dictamen se compone de 300 hojas, a fin de emitir si se acepta o no, y para ello tienen un plazo de quince días a partir de la notificación para determinar que se traten de hechos imputables a elementos de la Procuraduría o Fiscalía del Estado; después de esa aceptación, en caso de que así fuera, se procederá a cumplir con los requerimientos que se hacen a la dependencia, a fin de que se repare el daño a las víctimas, brindarles apoyo sicológico, además de que no repita una situación similar, con base en los criterios de la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

El funcionario puntualizó que las recomendaciones son consecuencia de actos ocurridos en los años 2011 y 2012, aunque como institución asumen esta resolución de la CNDH, pero con el debido análisis y para ello será necesario identificar a las víctimas y responsables, ya que en la resolución, por su propia naturaleza, no se señalan nombres.

Aseguró que sí habrá cargos en contra de quienes realizaron los delitos que marca la recomendación, tales como aprehensiones arbitrarias, tortura y tratos crueles, inhumanos o degradantes contra personas detenidas. Aunque dentro de los agresores hay personas que sí es posible identificar actualmente, pero otras no; entre las que son factibles de detectar consideró que son entre cinco y seis personas, aunque insistió que para ello es necesario el análisis, ya que probablemente no estén ya en funciones dentro de la Fiscalía.

Figueroa Ortega explicó que la recomendación de la CNDH podría tener alguna repercusión jurídica en la sentencia de las víctimas, en caso de que alguna de ellas estuviera aún interna en algún centro de readaptación social, sin embargo, dijo no contar con el dato exacto de cuántas y quiénes están en esta situación: “Aunque esto no depende de mí, depende del Poder Judicial y de los abogados de las víctimas que en un dado momento promuevan alguna acción en contra de las sentencias que se le haya dictado; además de que no es parte de la recomendación el analizar la situación jurídica”.

Si bien el dictamen de la Comisión no señala como parte de la reparación del daño alguna remuneración económica a las víctimas, el fiscal apuntó que la dependencia cuenta con un recurso económico para el pago de médicos especialistas en caso de que sea necesario, “vamos a hacer todo lo que en su momento se tenga qué hacer para cumplir con la resolución”.

Sobre el posible contacto por parte de la Fiscalía con el exprocurador de Justicia, y actual titular de Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delitos Federales, Felipe Muñoz Vázquez, Jesús Figueroa Ortega expuso que sucederá sólo en caso de que sea necesario, aunque por el momento no cree pertinente distraerse en otro asunto que no sea la recomendación.

Respecto a si se aplica algún protocolo de actuación para evitar que sucedan nuevos casos de tortura al momento de las detenciones, destacó que existe una agencia del Ministerio Público que se basa exclusivamente en estos casos, ya que fue uno de los aspectos que trajo el cambio de sistema de justicia, del tradicional al penal acusatorio: “En el tradicional era factible que una persona emitiera una declaración y se consideraba una confesión que servía en todo el proceso, sin que tuviera el imputado que tener contacto con el juez; cuando se cambia ya no tenemos esa necesidad, pues las confesiones son ante el juez, la dinámica de trabajo es muy diferente…ya no nos lleva a que obtengamos confesiones de los imputados”.

Recordó que la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Aguascalientes constantemente emite recomendaciones a la Fiscalía sobre las actuaciones policiacas, por tanto se trabaja de forma permanente en evitar el tema de la tortura.

Jesús Figueroa externó que la semana pasada tuvieron en la Fiscalía una visita de personal de la CNDH, que revisó todas las áreas de la dependencia, seguramente para emitir la resolución, aunque pudieron constatar que ya no cuentan con un lugar destinado para los actos que se señalan, violatorios de los derechos humanos, “no tenemos ninguna casa de arraigo, anteriormente se tenía una”, reconoció el funcionario, para luego aseverar que este lugar desapareció en el 2015.

Aseguró que las acciones de tortura desaparecieron por parte de la Fiscalía, aunque exhortó a la ciudadanía a denunciar si son objeto de este tipo de actos, a fin de proceder en contra de quien lo haga.

 



The Author

Claudia Rodríguez Loera

Claudia Rodríguez Loera

Reportera en La Jornada Aguascalientes.

No Comment

¡Participa!