Opinión

Destructivo amor de madre / Análisis de lo cotidiano

Hace tres días en Colombia, una mujer de 32 años tomó a su hijo de diez y se colocó en la orilla de un elevado puente en construcción. A pesar de los ruegos de familiares y elementos de rescate la mujer se lanzó al vacío llevándose al niño con ella. Su argumento fue que al ser abandonada por el esposo se llenó de deudas, mediante ese criminal sistema de préstamos llamado el “Gota a Gota” que fue inventado en ese país y ha invadido a varias naciones. Pero lo dramático del asunto es el fondo real del problema, que seguimos viendo como lo detectamos hace muchos años al comenzar a analizar las causas que pueden llevar a una persona a quitarse la vida. El elemento infaltable es la violencia intrafamiliar y más concretamente la conflictiva de pareja. Como en este caso de la madre colombiana. Lamentablemente nosotros también tenemos historia. Hace algunos años una joven mujer aquí en nuestra ciudad asfixió a sus dos pequeñas hijas y después se intoxicó con somníferos hasta fallecer. La razón era que había sido abandonada por el padre de las pequeñas y ella no podía sostenerlas. Hubo un caso más impactante, una abuela cerró puertas y ventanas del departamento que ocupaba y en el que vivía con ella su pequeña nieta. Se ocupó de cubrir todas las rendijas y abrió las llaves del gas pensando en morir por intoxicación. Ocurrió entonces que se produjo una chispa accidentalmente y la vivienda explotó ocasionando la muerte de ambas, que a fin de cuentas era lo que ella buscaba. Y la causa, la misma, que los padres de la criatura se habían separado violentamente y ninguno se hacía cargo de su hija. Le habían dejado la carga a la abuela, quien llegó al momento en que no tuvo manera de seguir sosteniéndose económicamente y optó por la muerte. La pregunta es ¿y dónde queda el amor de madre? Se nos ha dicho y nosotros mismos lo hemos repetido, que el amor de madre es el mas puro, más intenso y el mas fiel de todos. Entonces, ¿cómo puede una madre tomar la decisión de ocasionar la muerte de sus hijos y la suya propia, por conflictos de pareja? La respuesta es aprender que el trastorno mental que ocasiona un problema de pareja es devastador. La mujer prefiere salirse de esta vida y llevarse con ellas a los hijos como un mecanismo de evitación de sufrimiento. La madre sabe que si muere ella sola, los hijos quedarán en manos de parientes, amigos o instituciones que no podrán darles el amor que solamente una madre es capaz de generar. Suena muy cruel, pero la idea de la madre es matar a los hijos para evitarles mayor dolor. Lo cual sigue siendo el motivo base de cualquier suicida, la muerte es preferible al sufrimiento. ¿Dónde está la solución? En que las familias, las iglesias y las instituciones públicas de bienestar y salud encaminen grandes esfuerzos a formar parejas sanas, familias armónicas y relaciones parentales amorosas. El problema está en la familia, la solución ahí mismo.

 

hecgrijalva@hotmail.com



 

The Author

Héctor Grijalva

Héctor Grijalva

No Comment

¡Participa!