Cultura

El triunfo en Rusia de la arquitectura de Aguascalientes

  • El despacho de arquitectura STVX ganó el Open International Competition for Alternative Layout Design in Standard Housing en Rusia
  • Los arquitectos Daniel Alcalá y Alberto Sánchez hablan para La Jornada Aguascalientes sobre la arquitectura millenial
  • También hablaron sobre la dificultad de quitar los prejuicios aguascalentenses sobre la vivienda vertical

 

STVX es un despacho de arquitectura gestado en la Universidad Autónoma de Aguascalientes (UAA) cuya marca distintiva es brindar condiciones dignas y flexibilidad a sus clientes, características que hicieron acreedor del primer lugar en nuevas tipologías para vivienda colectiva vertical del certamen Open International Competition for Alternative Layout Design in Standard Housing convocado por la Federación Rusa por su proyecto Mod-dom que es explicado a La Jornada Aguascalientes por Daniel Alcalá y Alberto Sánchez en la siguiente entrevista.

Carlos Olvera Zurita (COZ): Ustedes ganaron un concurso en Rusia por un modelo de vivienda vertical, ¿de qué se trató el proyecto?



Daniel Alcalá (DA): Es una convocatoria que lanza la Federación Rusa a nivel internacional y a nivel abierto para que cualquier oficina de arquitectura pudiera participar. Ellos (los rusos) buscan nuevas tipologías de vivienda vertical porque están realizando cambios en planeación y normativa urbana que datan de la Unión Soviética; apenas se están actualizando en temas de densidad, de urbanismo, de diseño urbano y arquitectura.

El concurso trataba sobre tres tipologías de edificios: torres de 18 pisos, edificios en galería de cinco pisos y edificios urban villa que eran compactos de cuatro niveles. Teníamos que desarrollar diez tipos de departamentos diferentes, cinco medianos y cinco grandes, en el rango de los 20 metros cuadrados hasta los 110, pasando por 50 metros cuadrados, setentas, noventas, hasta llegar a 110 y depas con un rango de estudio, luego un dormitorio, dos dormitorios y hasta tres dormitorios.

El objetivo era otorgarle a la población rusa propuestas de vivienda contemporáneas y que no sean todas iguales, que pueda haber propuestas o alternativas para gente soltera, alternativas para parejas jóvenes o alternativas para familias también grandes.

Alberto Sánchez (AS): Y para adultos mayores, incluso.

COZ: Ya no estos bloques de departamentos soviéticos que conocemos.

DA: Exactamente, quieren actualizar el formato de vivienda.

COZ: ¿Por qué ganaron ustedes? ¿Qué presentaron?

AS: Bueno, cumplimos con todo lo que requería el concurso y era un listado muy complejo de trabajo y muy extenso con una exactitud muy importante en cuanto a las áreas que ellos decían.

Ellos decían: “Queremos tantos departamentos, de tantos metros cuadrados, mezclados de este tipo por cada planta”, o sea, con una mezcla muy puntual con rangos de error arriba o hacia abajo máximo por departamento, estamos hablando probablemente de rangos entre el 1 y 2 por ciento, y bueno…

El concurso fue en dos etapas, se seleccionaron 20 finalistas, entre los que estábamos nosotros, y a partir de ahí los organizadores entraron en contacto con cada uno de los proyectos para decirles muy claramente cuáles eran los aspectos a mejorar de cada uno y de esa manera esos 20 ya teníamos garantizado un lugar en la contienda, es decir, un nombramiento. Me refiero a que de los 20, cinco iban a ser primer lugar, en diferentes rubros, otros cinco segundo lugares y los otros diez sobrantes iban a ser terceros lugares, dos ya acreedores a un premio. Ya cuando nos declararon primer lugar fue por una etiqueta llamada Flexibilidad por Propuestas que Desarrollen la Versatilidad y la Flexibilidad del formato de Vivienda.

COZ: ¿Por esto de que son viviendas para solteros, para parejas y para adultos mayores?

AS: Eso lo solicitaba de por sí el concurso, ellos te decían cuales iban a ser los usuarios; más bien nosotros lo que hicimos fue hacer unas soluciones arquitectónicas moduladas, encontramos un módulo de 60 por 60 centímetros y los replicamos en todo nuestro despliegue de ideas, la estructura también, las columnas, las distancias entre columnas, para que todo fuera muy estandarizado y para que también a futuro los departamentos pudieran fusionarse, subdividirse, incluso que este edificio dentro de 50 años pudiera convertirse en un edificio de oficinas, o sea, darle posibilidad a la arquitectura de cambiar.

DA: Sí, la modularidad está en todos lados. Empieza en la distribución, se ve reflejado en la estructura, se ve reflejado en que tanto las plantas del edificio se dividen con muros fijos o más bien con carpinterías ligeras, cosas que se puedan quitar fácilmente.

Actualmente se pueden fusionar depas, hacerse más grandes y partirse a la mitad y como dice Beto, tal vez en 50 años va a cambiar de uso la zona y van a ser oficinas, entonces, el edificio está preparado para que sean tanto oficinas como apartamentos e incluso podría haber otro giro por ahí.

AS: De hecho ésa es una de las partes más complejas de una torre, de lo que sea, pero más de vivienda o de hotelería, son los núcleos húmedos, donde tienes que poner baños o cocinas, entonces nosotros los agrupamos de tal manera que se compactara esta columna vertebral de venas y arterias para que dejaran muy libre todo lo que sucedía con el resto de una planta.

DA: El concurso no sólo aplica para la capital de Rusia sino para todo el territorio ruso, por lo tanto los edificios que propusimos tienen que ser adaptables a los diferentes climas de los diferentes husos horarios de Rusia, ya sea en Moscú, en Siberia o San Petersburgo, modificando cuestiones técnicas de cuestiones constructivas, aislamientos técnicos, acústicos y puede variar en ese sentido, también el porcentaje de acristalamiento porque también las zonas acristaladas son las zonas más delgadas del exterior del edificio, entonces, es por donde puede permear más el frío y las pérdidas energéticas.

COZ: En ese sentido, también se pueden replicar en el resto del mundo.

DA: Sí, perfectamente en vivienda colectiva para familias, para personas solas, para adultos mayores y como se ha globalizado el planeta, nuestros comportamientos son cada vez más estandarizados y más predecibles, entonces sí se puede replicar.

COZ: ¿En Aguascalientes se puede replicar también?

DA: Sí, sin ningún problema, con estas modificaciones que se tengan que hacer con respecto a la materialidad del edificio, al análisis del clima y todo, pero sí se puede aplicar aquí sin problema.

COZ: Pese a que en Aguascalientes seguimos atrás de otros países o incluso ciudades del país, aquí la gente quiere comprar su tierra.

DA: Pero el paradigma cambia, lo que pasa es que no nos damos cuenta, pero el paradigma cambia por las expectativas que van teniendo las nuevas generaciones, hablamos de los millenials que tiene una visión mucho más global de la vida urbana y además tienen muchas más pretensiones de movilidad, del nomadismo. Entonces la manera más cómoda de vivir la ciudad para un millenial e inclusive por modelos de otros lados, de otras fuentes, la manera más glamorosa para vivir de un millenial es un departamento. Un millenial no te aspira a irse a los 25 años a una cerrada después de Tercer Anillo con un murote ahí de piedra o un vigilante que te pida tu IFE, ésa no es la expectativa de un millenial que además está preparándose, trabajando y progresando, ya quiere vivir la ciudad de otra manera y la vivienda más eficaz es la vivienda vertical colectiva.

COZ: ¿Están tan seguros de eso? ¿Que los millenial quieren eso?

DA: Sí, eso es una tendencia, estamos involucrados en proyectos de vivienda colectiva donde hay estudios muy serios al respecto.

AS: Pero tú lo puedes leer, te puede meter a muchísimos blogs de la industria inmobiliaria y ya te están hablando del fenómeno de la vivienda millenial.

COZ: Tengo muchas dudas cuando se habla de los millenials porque siento que piensan que todos los millenials somos iguales, como si quisiéramos lo mismo, si bien entiendo que la vivienda vertical es una necesidad para las ciudades porque ya no podemos llevar los servicios tan lejos.

DA: Bueno, acerca de los millenials, obviamente, no todos son iguales, pero sí comparten cierta filosofía, una filosofía más global que involucra que se preocupan más por el entorno que generaciones anteriores, que se preocupan más por el futuro en general del planeta y eso conlleva a cambios de paradigmas y de formatos; aunado a que lo que buscan los millenials son experiencias y tampoco quieren endeudarse a pagar una casa en Aguascalientes donde se les obliga a estar pagando o incluso los obliga a no poderse mover de ciudad. El millenial busca nuevas experiencias: comer cosas que nunca ha probado y conocer gente nueva, esto los lleva a quererse estar moviendo, a este concepto de nomadismo, lo que repercute comercialmente en que el millenial no te va a comprar, tal vez te va a rentar. Ahí el nicho de oportunidad económico es para quien compra un departamento que lo pone a la renta. El millenial tal vez te firme el contrato de un año y luego es libre de irse a otra ciudad, de irse a estudiar a otros lugar o de estarse simplemente moviendo.

COZ: Los cotos se pusieron muy de moda, siguen de moda en Aguascalientes y me parece que están partiendo la ciudad en cachos.

DA: Es todo un tema, yo creo que el formato de coto responde a una necesidad de seguridad, entonces en ese sentido hay realidades diferentes como en Estados Unidos y Europa que es muy diferente a lo que vivimos en Latinoamérica, ésa es una razón por la que la gente al querer protegerse se ha ido a vivir a un formato cerrado, son como mini ciudades amuralladas… pero por lo mismo que platicamos de la filosofía millenial y lo que buscan, pero veo que sí, el formato de coto en la siguiente década va a ir a la baja, porque ya se ha visto en otras ciudades de México por ejemplo, Monterrey, Guadalajara, Querétaro; ya el formato de profesionistas jóvenes, las parejas que empiezan a casarse a tener hijos, en esas ciudades los ves más en torres que buscando una casa en coto alejado del centro de la ciudad, la gente está buscando la conectividad y el equipamiento urbano dentro de los primeros cuadros, más que irse a las orillas de la ciudad a comprarse una casa chiquita que hasta los puede encadenar a futuro, ¿no?

COZ: Pero ¿cuándo va a dejar de ser más caro vivir en una vivienda vertical? Porque, por lo menos en Aguascalientes, es más caro que vivir lejos, ¿cuándo va a tener el grueso de la población acceso a este tipo de vivienda?

AS: Muy pronto, de verdad, como estamos en esto te podemos decir que ya están soltándose muchísimas licencias de construcción para edificios de departamentos y una de sus ventajas justamente es que son más accesibles financieramente, no sólo a la compra sino a la renta, porque una casa de 100 metros cuadrados a rentarse en un coto te va a cobrar no sólo la casa sino la calle, el parque de enfrente, muchísimas cosas que un departamento no, es un terreno que se divide entre todas las unidades que puedas tener allí.

DA: Y la vivienda unifamiliar, la vivienda de coto cada vez va a ser más cara porque la tierra cada vez va a ser más cara, entonces, ¿cuál es la manera de subsanar el precio de la tierra? Densificar.

COZ: ¿Por qué en México nos tardamos tanto?

DA: Es un asunto de políticas administrativas de los gobiernos que van muy de la mano con la cuestión económica y social. Hubo décadas en las que el mexicano o el hidrocálido estaba renuente a lo que la vivienda vertical, pero son paradigmas que están cambiando y se va a ver muy pronto que va a ser así.

Regresando un poco a tu pregunta de por qué es más caro vivir en vertical, nosotros hemos visto que los proyectos en vertical que se han ido desarrollando en Aguascalientes desde hace poco más de diez años, le tiran a un mercado específico que es un mercado alto, pero ¿qué pasa con la clase media?, ¿dónde están las alternativas para la clase media? Ahí hay un nicho que nosotros estamos atacando porque nosotros queremos eso, dar una alternativa vertical, dar una alternativa de formato de ciudad compacta pero que no sea tan caro. No tiene que ser tan caro, ni tiene que ser tan lujoso, el lujo, como dice Alberto, nosotros no lo otorgamos en los acabados, lo otorgamos en la conectividad, en el equipamiento, en que en tu edificio de departamentos tengas un gimnasio, un área de interacción social, que tengas terrazas…

AS: Que puedas salir después de trabajar al banco, al supermercado, a misa, todo caminando. Ésa es la calidad de vida que te ofrece la vivienda vertical, no agarrar tu coche para ir al Wal-Mart, que no sea un problema pasear tu perro.

COZ: Hubo intentos en los 80 y 90 de verticalizar la vivienda económica para la familias de más bajos recursos que resultaron un fracaso, ¿qué pasó?

AS: Lo que pasa es que ahí era un asunto de hacinamiento, pero igual en la vivienda horizontal; tú vete a la Palomino Dena, a Los Pericos. No hay estudios claros sobre el comportamiento urbano allí, ni siquiera hay arquitectos de por medio, ya no decir sociólogos, antropólogos, ni biólogos, no hay ni arquitectos que intervengan en la planeación de ese tipo de vivienda, éstos los proyectan las personas que ponen la lana y la quieren ver rendir, si tú por ejemplo la alimentación a un grupo de niños se la asignas a un financiero va a terminar dándoles pan Bimbo duro o una cosa así, porque lo que él quiere es hacer rendir sus centavos.

El fenómeno se dio tanto en horizontal como en vertical, todas las unidades Fidel Velázquez, no sé por qué casi todas las unidades verticales de Infonavit se llaman Fidel Velásquez, pero hay muchos otros ejemplos de hacinamiento donde las familias enteras tenían que vivir en 60 metros cuadrados con una altura de techo 2 metros 20, con muchísimo ruido, con muchísima promiscuidad en los aspectos de convivencia humana.

El Siglo XX dio fracasos tremendos en asuntos de vivienda colectiva incluso por eso en ciudades como la misma Ciudad de México, Guadalajara u otras, vivieron tales fracasos y esas generaciones como las de mi padre prefirieron irse al suburbio, porque dijeron no, yo ya me quiero ir a una casa con mi propio jardín y no me quiero estar escuchando a los de arriba, pero porque fue vivienda que dejó de proyectarse con dignidad.

COZ: Es una gran reto ése, ¿no? El convencer a la gente de que no es ésa la propuesta.

AS: Bueno, sí va a ser un gran reto pero una de las cosas que busca la gente ahora es vivir o redefinir la colectividad, si tú has vivido en un coto te aseguro que no conoces el nombre de tu vecino, lo saludas en la mañana y eso es un milagro.

DA: Es lo que hablamos con uno de nuestros colaboradores hace poco tiempo, que a veces son leyendas urbanas eso del ruido, depende mucho, ¿por qué nunca nos quejamos de los hoteles? Arriba hay otros inquiridos. Yo creo que depende de la tectónica y de la conformación arquitectónica. Es lo que decía Alberto, tiene que haber un proyecto arquitectónico y no solamente un proyecto inmobiliario en pos del rendimiento económico, se tiene que hacer arquitectura bien proyectada para que funcione, sino funcionara, Nueva York no estaría lleno de torres, ni Dubái, ni Moscú.

COZ: Pues muchísimas gracias, ¿quieren agregar algo?

DA: Pues recordar que el equipo que ganó en Rusia es STVX más María Isayaga, ingeniero civil argentina con quien estudié un master en Vivienda Colectiva y también con Emilio López que es un colega de Aguascalientes.

AS: Y recordar también que STVX está integrado por tres socios: Daniel Alcalá, Oscar Hernández que no está presente y que además es fotógrafo de arquitectura que radica en la Ciudad de México, y Alberto Sánchez, su servidor. Y en la mesa de trabajo están los arquitectos Samuel Orona, Paulina Hernández y Julio Carranza y Alan Villalobos, un estudiante de arquitectura que estuvo ayudándonos en el proyecto y es parte del equipo.

The Author

Carlos Olvera Zurita

Carlos Olvera Zurita

Nada, sólo 28 años de vida. Reportero en La Jornada Aguascalientes.

No Comment

¡Participa!