Opinión

La iglesia católica, juez y parte ante los abusos sexuales / Un cuarto propio

¿No que con sus hijos no se meten? Entre los muros infames de los templos por décadas ha ocurrido el abuso sexual de niñas y niños, así como monjas. Durante años han salido a dar la cara, ostentándose como autoridad moral para señalar el aborto, la homosexualidad, la eutanasia y en general abren la boca para opinar de cualquier tema, sin mayor empacho dan la bendición a su gallo político y ahí están candidatas y candidatos formándose a ver si la suerte los ampara, si tal o cual autoridad eclesiástica les da el visto bueno y mueve a la cargada de fieles religiosos en la balanza electoral aunque después pacientemente se siente sobre su sotana a esperar la reunión con el que fue elegido en turno con ese que habrá de entregarle las llaves de su nueva camioneta con cargo al erario donde habrá de pasearse para ir a disfrutar de sus lujosas comidas.

Vaya que desde hace siglos viven en el reino de la opulencia, heredaron el oro en todos los sentidos, de sus antepasados que alguna vez gobernaron a sus anchas, bajo su capricho y ese pacto secreto entre el gobierno y la iglesia pretende mantenerlos en ese lugar donde su capricho se vuelve ley.

Tanto se ensalzaron mandando rayos para prender hogueras y ahora, por la fuerza y ante el inminente desastre que es la iglesia católica no les ha quedado otra más que salir y decir, es cierto, existen varios casos de abuso sexual contra menores que han sido víctimas por años de sacerdotes.

La expulsión que hiciera el papa Francisco del cardenal Theodore McCarrick, de 88 años, que abusó sexualmente de menores, esta resolución se hizo con pocos días antes de su reunión con los presidentes de las conferencias episcopales de todo el mundo, lo que es un mensaje clarísimo sobre la basura que ya no se puede guardar en la iglesia. Hasta entonces aquí en Aguascalientes se da sonido al secreto a voces que se evadía y ocultaba por sus autoridades, pues todavía en agosto del año pasado el vocero católico prefirió hacer oídos sordos a los cuestionamientos que se le hacían después de que el mismo papa Francisco señalara públicamente el caso de los miles de niños abusados por sacerdotes en los Estados Unidos, ni aun así el mismo papa habría logrado que aquí en Aguascalientes se tomara una postura contundente, prefirieron el silencio y seguir cobijando hasta donde se pudiera a criminales de abuso, aunque no les duró mucho, pues para diciembre, donde hay mayor euforia católica por ser el mes navideño, ya no pudieron detener más lo que brotaba de sus muros, la detención del padre Flavio N acusado por los padres quienes denunciaron que su hijo, lamentablemente había sido abusado sexualmente.

En el 2012 el encargado de la diócesis trasladó al padre Flavio N acusado de abuso sexual y lo mandó a la parroquia ubicada en Haciendas de Aguascalientes. ¿Cuál fue el motivo del cambio? ¿Por qué reubicarlo y no denunciarlo? ¿Se buscó o no proteger a quien abusó sexualmente de un menor por cuatro años?

Mientras el papa Francisco estuvo por allá, lejos, del otro lado del atlántico aquí se hacían que no se oía las órdenes de su jerarca, igual siguieron sumiéndose en el chisme, igual levantaron y obligaron a sus fieles a salir a marchar y prender fuego al matrimonio igualitario, a los derechos de las mujeres a decidir sobre su cuerpo y así fueron alienando a decenas de legisladores para frenar los derechos humanos de las personas basándose únicamente en la supuesta calidad moral que ostentaban. Prácticamente ignoraron la tendencia que venía desde el Vaticano para sacar a luz la mugre que guardaban. Sobre eso impulsaron la movilización de grupos como el Frente por la Familia y otras organizaciones que seguramente igual sabían lo que estaba ocurriendo al cerrarse la puerta del confesionario, la sociedad que abarrotaba los sermones dominicales yo creo que también lo sabía porque sencillamente es imposible no escucharlo en todos los medios de comunicación pero todo este orden impuesto por la doble moral prefirió guardar silencio y omitir el sufrimiento de niños y niñas abusados.

Hasta ahora que ya es inminente la reunión con el papa Francisco, entonces sí, hacen una nueva pantalla para desterrar según ellos el mal que antes han abrazado y protegido. Y sale el obispo de Aguascalientes a decir que el abuso sexual a menor constituye una de las realidades más dolorosas en la iglesia católica y que esta decisión de cero tolerancia al abuso sexual busca además de seguir evangelizando, mantener un rostro limpio, luminoso y confiable de Jesucristo.

Desde luego que eso ya no es posible, el rostro que cientos de niñas y niños ven está sucio, yerto. Quienes pudieron hacer algo para que esto no fuera así guardaron silencio y lo consintieron y eso no se cura, no se quita, ni se olvida con bondadosas palabras y buenas intenciones. 152 casos al menos relacionados con sacerdotes que abusaron sexualmente de menores a nivel nacional y como ya sabemos esta cifra no es exacta, depende y varía por muchos aspectos. Definitivamente la iglesia ya no es ni volverá a ser la representación de justicia y bondad y menos para las familias especialmente para niñas y niños simplemente porque no es un lugar seguro para los menores.

Mientras sigan siendo las autoridades religiosas quienes reciban la denuncia, quienes tengan injerencia en las comisiones locales de cada templo, quienes decidan a quién le notifica y quienes levanten el teléfono para llamar a la fiscalía y revelar el caso, no será creíble que viene un cambio que de seguridad y justicia a quienes han sufrido el abuso sexual, porque cuando llenen esas comisiones con integrantes de sus organizaciones ultraconservadoras a modo, esos que subrayaron hasta el cansancio que con sus hijos nadie se metía pero se quedaron cómodamente callados ante los abusos, todo seguirá siendo una pantalla, una simulación, porque a la vez que se anuncia la cero tolerancia en la iglesia católica también se defiende y justifica diciendo que el problema del abuso sexual no es solo de la iglesia sino de la sociedad entera, pues qué cómodo el obispo, ahora sí reparte responsabilidades haciendo sentido a lo terrenal que son los representantes de Dios, no que eran los inmaculados, el rostro limpio de Jesús.

¿A usted escuchado a los diputados del PAN y Encuentro Social pronunciarse al respecto de los abusos sexuales contra menores en la iglesia, al DIF estatal o al gobierno del estado, a los del FNF? Qué esperan, que ya no se hagan olas, que reine nuevamente el silencio y los pederastas sigan en su festín. Pues sí, así es la simulación cuando busca guardar la compostura.

 

@Chuytinoco

 

The Author

Chuy Tinoco

Chuy Tinoco

No Comment

¡Participa!