Mareas lejanas/ Posposición - LJA Aguascalientes
27/10/2020



 

El drama del Brexit sigue: Teresa May regresó a la acción luego de la humillante derrota de su propuesta de los términos de la salida del Reino Unido de la Unión Europea. El parlamento ha votado que la primer ministra debe renegociar el acuerdo. Sin embargo, es previsible que, si los europeos no cedieron en dos años, no cederán mucho más ahora.

Hay un par de desarrollos notables. El parlamento reconoció que no puede simplemente aceptar una frontera dura entre Irlanda (república independiente miembro de la Unión Europea) e Irlanda del Norte (bajo la soberanía del Reino Unido). Este voto reveló el pánico que despierta en Westminster este asunto que se tomó a la ligera en la campaña del referendo. Es un tema especialmente delicado dada la historia violenta de disputas políticas alrededor de la unidad de Irlanda; un mal manejo podría tener consecuencias catastróficas. Desde el lado de Bruselas, es fundamental encontrar una solución que mantenga la paz.

Otro punto interesante es que el parlamento decidió eliminar el salir sin trato –el famoso no deal– como una opción. Esto quiere decir que la primer ministra va a la negociación con los europeos con esa alternativa fuera de la mesa. A primer instancia, puede deducirse que esto deja a May en una posición de debilidad, pues las circunstancias la obligan a conseguir un trato. En un posible contrapunto, este desarrollo puede suavizar la actitud de los europeos, pues el no-deal no les conviene, por más que busquen darle a Gran Bretaña un castigo ejemplar para disuadir futuras salidas. Por el momento, no hay decisión definitiva y la solución ha sido pospuesta.

La reapertura del gobierno estadounidense presenta tintes similares. Las oficinas “no esenciales” estuvieron cerradas durante 32 días, rompiendo el récord como el impasse presupuestario más largo de la historia de USA. La causa se resume a que el presidente se rehúsa a aceptar cualquier presupuesto que no incluya 57 mil millones de dólares para el muro fronterizo. Las consecuencias de este desacuerdo fueron enormes, con parques nacionales, monumentos y varias oficinas gubernamentales cerradas. Uno de los ejemplos más escandalosos son los trabajadores de Seguridad Aeronáutica que trabajaron sin paga por un mes. Tal vez sea buena idea aprovechar para revisar el significado de “no esenciales”.

Además, cerca de 800,000 trabajadores del gobierno fueron despedidos temporalmente y pasaron las fiestas decembrinas y el inicio del año sin salario. Esas personas tienen familias, lo que multiplica su número y su voto por al menos cuatro. Trump se ha dedicado a decir que los empleados del gobierno están con él, pero eso es solo discurso empresarial. Según las encuestas, nuestros vecinos mayoritariamente culpan a su presidente por el cierre del gobierno, lo que lo orilló a tomar acción.

¿Cómo resolvió el hombre más poderos del mundo esta compleja situación? Postergando el presupuesto final al reabrir temporalmente el gobierno. Un respiro momentáneo para los trabajadores del gobierno. Sin embargo, una solución duradera no llegará mientras Trump siga escuchando a las voces antiinmigración radicales entre su círculo y continúe con su técnica de negociación actual: exigir todo lo que el quiere y ofrecer poco a cambio. Como en Inglaterra, dando largas.

Lo que llama la atención es ver desde la frontera mexicana cómo el muro se construye día con día, renovando las secciones que ya estaban, sumándoles altura y realumbrando. Donald, sin percibir la contradicción, puede decir en una misma conferencia de prensa que no se rendirá hasta obtener los fondos para el muro y que la construcción va de maravilla.

Y desde esa misma frontera, en Tijuana, Baja California, las autoridades cerraron las instalaciones del albergue “El Barretal” el miércoles pasado, dado que ya solo quedaban 80 personas de las dos mil 500 que alguna vez se alojarán ahí, de los cerca de diez mil migrantes que llegaron el año pasado en la primera caravana migrante centroamericana. Lo que resulta extraño es que esto se hace a días de que comiencen a llegar los integrantes de una segunda caravana, que se encuentran ahora en los estados de Puebla, Ciudad de México y Veracruz. El tiempo nos dirá si se trata de una cuestión de eficiencia presupuestaria o de una instancia más de posposición política.

@joseemuzquiz / [email protected]

 

Vídeo Recomendado

Show Full Content
Previous Los Tigres, el cisne y ganso/ A lomo de palabra
Next Durante 2018, ningún ciclista fue sancionado en Aguascalientes
Close

NEXT STORY

Close

Inauguran Semana de la Evaluación 2019 en Aguascalientes

06/06/2019
Close