Opinión

AMLO ¡El Buen Padrino de Teresa! / Valor Público

Al conmemorar el Día Internacional del Mujer, la alcaldesa de Aguascalientes, Teresa Jiménez, por demás creyente confesa, se hallaba colocada de pie al lado del “pueblo bueno” cuando sonrío con su habitual ternura y, con palabras amables, le dio la bienvenida al Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, quien le correspondió con un guiño y suave apretón de brazos y luego le regaló su “bendición y apadrinamiento”, todo sucedió 48 horas antes de aquél milagro de su postulación a la reelección constitucional.

El Partido Acción Nacional (PAN), muy creyente y milagroso, el domingo 10 de marzo en las instalaciones de Tres Centurias, demostró el valor y la legitimidad que brinda un proceso interno para la selección de un candidato por el voto directo de sus militantes. Así las cosas, sin mayores regateos ni falsas expectativas, en un ambiente de ruda confrontación democrática, se impuso la belleza y candidez de la alcaldesa de la capital, a la influencia monetaria de un ahijado del Gobernador en turno.

En medio de un ambiente de tensiones y bendiciones, acudió a votar el 88.7% del padrón de militantes del PAN. Esos electores “organizados” en diversos grupos visibles, avanzaban lentamente a las mesas receptoras mientras emitían leves sonrisas nerviosas, más bien forzadas, algo así como un gesto bucal parecido a un sentimiento desagradable y algo doloroso; parecía un feo rictus de dolor que anunciaba el fracaso del operativo previo de compra de votos, adjudicado a los operadores del gobernador vencido.

Ese domingo soleado, seguiría su curso habitual y mientras el Sol cruzaba lentamente de oriente a poniente, el significado de un proceso democrático se iluminaba. Horas más tarde, a las 16, comenzaría a circular en redes sociales el resultado de una encuesta de salida adjudicada a la empresa Massive Caller, que anunciaba la victoria de Teresa Jiménez con más del 66% de la votación; mientras tanto, en las mesas receptoras de votos, a cargo de la Comisión Electoral, se contabilizaban lentamente los sufragios.

El informe oficial del PAN, a cargo del enviado del CEN, Juan Carlos Romero Hicks, presumía que habían votado 6 mil 248 militantes inscritos en el Padrón Municipal de Aguascalientes, integrado por 7 mil 044 electores. La actual presidenta municipal María Teresa Jiménez (quien va por reelección constitucional) obtenía 66.9% de votos, mientras el “gallo” del gobernador en turno, Julio César Medina (exfuncionario de la Comisión Nacional del Agua), recibía el 32% de la votación total.

El señor Romero Hicks, decía que el PAN en Aguascalientes había regresado a sus orígenes pues sus militantes habían tomado sus propias decisiones en un ambiente de “imparcialidad y objetividad” para construir un Partido unido, congruente e incluyente que ya podrá competir con ética y responsabilidad.

La suerte de Teresa está echada con la bendición del Mesías. Es mi opinión.

davidperezcalleja@gmail.com | davidperezcall1



The Author

David Pérez Calleja

David Pérez Calleja

No Comment

¡Participa!