Elección interna del PAN por la alcaldía capitalina / La columna J - LJA Aguascalientes
28/01/2023

“Para los que no tienen creencias, la democracia es una religión”, Paul Auster.

El próximo domingo se llevará a cabo la elección interna del Partido Acción Nacional para definir quién será candidato oficial para contender por la alcaldía del municipio de Aguascalientes.

Verdaderamente es una posición de gran importancia ya que más del 67% de la población se concentra en la capital, ciertamente es una ciudad de grandes bondades, pero al mismo tiempo es un municipio con grandes retos, por ejemplo; el tema del agua potable y alcantarillado, o del mismo modo el tema referente al relleno sanitario entre muchos más temas.

Los últimos procesos internos en el PAN en Aguascalientes se habían llevado por la opción de los consensos, y por ende, las designaciones habían sido una opción para esta institución política.

Sin embargo, con la llegada de Marko Cortés a la presidencia del PAN se han retomado las asambleas. Sin lugar a dudas, las asambleas internas de este partido político son una parte esencial de su esquema funcional. Remite a los principios de doctrina, y la esencia plasmada tanto por Manuel Gómez Morín como por Efraín González Luna. A diferencia de otros partidos políticos, las designaciones cupulares son escasas. La militancia tiene el poder de decisión. En el PAN no se manda, en el PAN se convence.

“Mi ideal político es el democrático. Cada uno debe ser respetado como persona y nadie debe ser divinizado”, Albert Einstein.

Por un lado, está Tere Jiménez, y por el otro, se encuentra Julio Medina. Tengo el gusto de conocer a los dos, y con la fuerza de las palabras puedo dar referencia que los dos son excelentes políticos, con una gran capacidad, y sobre todo, panistas de convicción y no de coerción.

Julio Medina encabeza la alianza que existe entre el Gobernador Martín Orozco, Arturo González y el exsenador y actual vocero del CEN, Fernando Herrera. Tere Jiménez encabeza su proyecto con el apoyo del senador Toño Martín del Campo.

En esta contienda interna se ha logrado percibir una contienda sana y de propuestas, enfocada directamente en la militancia. No han existido ataques directos, y eso habla de madurez política y también de una disposición congruente en aras de construir.


Desde una perspectiva muy particular, considero que la elección interna que está por definirse el próximo domingo, es más compleja y de mayor dificultad que la elección externa.

En el PRI no se ve a un grupo sólido y bien estructurado, creo que aún hay muchas heridas internas que sanar, y lograr nuevamente recuperar la confianza de la gente, lo cual se ve muy lejano al menos para esta elección.

Existen partidos nuevos que tendrán que obtener una votación aproximada de 20,000 votos para poder aspirar a algunas posiciones. La competencia siempre coadyuva al mejor de los desempeños de todos.

En el caso particular de Morena, veo a una cantidad muy elevada de personas contendiendo por la candidatura, independientes, ex priistas, gente de Monreal, Lozano, Sheinbaum, aunado a eso existen muchas corrientes, y corrientes radicales, que en su momento tal vez, frenen el mismo posicionamiento que este partido tiene.

De tal modo, que bajo una percepción muy particular, considero que quien gane el próximo domingo, tendrá una probabilidad muy elevada de llegar a la alcaldía. Es importante dejar en claro que las palabras de un servidor, son solo una percepción de la realidad, es decir, en ningún momento ostento ninguna verdad absoluta en estas líneas.

En lo que sí puedo expresar una aseveración, es que quien gane, tendrá la voluntad de sumar a la otra persona, y del mismo modo la otra persona tendrá la congruencia de sumarse, porque cuando eso sucede en una democracia, los resultados en la mayoría de las ocasiones son positivos. Todos somos necesarios, pero nadie es indispensable.

Las contiendas internas, también sirven para medir lealtades, para conquistar miedos, y también el tiempo con su sabiduría hace grandes justicias, poco comprensibles, pero verdaderamente palpables.

“Una gran democracia debe progresar o pronto dejará de ser o grande o democracia”, Roosevelt.

La teoría de juegos refiere, que en toda elección existen variables que se pueden cuantificar y operacionalizar, de tal modo, al final del día es un juego que se traduce a números y por ende en probabilidades, los números no mienten, los márgenes de incertidumbre nunca rebasan a la lógica numérica. La suerte es un factor hipotético, el éxito es un factor de determinación.

IN SILENTIO MEI VERBA.

[email protected] | @ahumadaroberto

 


Show Full Content
Previous Campos de batalla / Tres guineas
Next No hay promoción de turismo en Aguascalientes más allá de la Feria Nacional de San Marcos
Close

NEXT STORY

Close

Se gradúan 58 ingenieros en sistemas productivos de la UTNA  

22/07/2022
Close