Opinión

Me Too, todos somos responsables/ Lógica Ciudadana

Me Too Aguascalientes es una cuenta en Twitter abierta en marzo de este año que según su propia descripción es una “Cuenta de Denuncia anónima sobre personas que han incurrido en acoso sexual en el estado de Aguascalientes. DM abierto para denuncias totalmente anónimas”. La siguen 866 personas y la página sigue a 401 usuarios. El perfil también existe en Facebook, que cuenta con un mayor número de usuarios en Aguascalientes, simplemente en esta red social el perfil cuenta con 2 mil 83 personas.

Entiendo el sentido y objeto de las páginas y me parece que es un esfuerzo emprendido con la mejor de las intenciones, más aún cuando los temas de la violencia de género y feminicidios han sido temas tabú por parte de las autoridades y normalizado por la sociedad. Sin embargo el ejercicio puede prestarse también a que se le dé un uso diferente del cual fue iniciado.

La introducción del nuevo sistema de justicia penal tiene como premisa el asegurar en todo momento la presunción de inocencia hasta que se demuestre lo contrario; este tipo de páginas al hacer denuncias públicas anónimas coartan el derecho a la presunción de inocencia y producen un daño moral y en la imagen de los presuntos responsables.

Con lo anterior no quiero decir que los testimonios ahí vertidos no sean ciertos pero tampoco es posible asegurar su veracidad. Simplemente creo que la solución va más allá de este esfuerzo por hacer visible la gran problemática que viven miles de mujeres en nuestro país, esa solución está en resarcir la deuda en materia de justicia que el Estado mexicano tiene con las mujeres que viven en situación de violencia o que han muerto a causa de ella.

Las instancias de las mujeres que deberían de velar por su bienestar, que lejos de generar políticas públicas efectivas para lograr su empoderamiento, se han convertido en elefantes blancos que sirven solamente como cajas chicas de los gobiernos estatales y municipales, que utilizan para generar clientelas electorales por medio de cursos de manualidades que nada procuran la autonomía económica y que ésta ayude a las mujeres a romper el círculo de violencia en que están inmersas consecuencia de la dependencia económica a sus victimarios.

El estado ha fallado por no atender la problemática de violencia desde la raíz, la cultura machista enseñada desde los hogares; por no atender a los violentadores para sensibilizarlos en el tema y evitar que se sigan repitiendo los patrones al interior de las familias, logrando el cambio en las siguientes generaciones, y no sólo quitándoles la venda de los ojos a las mujeres haciéndoles ver que la violencia no es algo normal, que además mucho tienen más con lo que viven cotidianamente.

El sistema de procuración de justicia es responsable por no capacitar a sus ministerios públicos para desarrollar su trabajo con total apego al respeto de los derechos humanos y hacerlo con perspectiva de género, al no dar seguimiento adecuado a las denuncias que cada más mujeres hacen con valentía a pesar de saber que difícilmente tendrán el apoyo de las autoridades; por ello otras muchas más no denuncian de manera legal y se tienen que conformar con denunciar públicamente a sus agresores, sin que exista un castigo más que el “quemon” en las redes sociales.

La sociedad misma somos responsables por no escuchar y apoyar a quienes nos confían su situación y hacemos ver que la violencia es algo normal. Lo somos cuando al escuchar el relato de una agresión, decimos “pues algo le hizo para que eso pasara”. Lo somos quienes decimos “sólo fue un estrujoncito”. Lo somos cuando decimos “pues también ve cómo iba vestida”. Lo somos quienes decimos “seguro le anda poniendo con el jefe, por eso la subieron de puesto”. Lo somos quienes decimos “descuida a sus hijos por andar por ahí”.

Luego entonces si como sociedad somos responsables, también tenemos la solución, educarnos al seno de las familias sobre el respeto a las personas y que la violencia nunca está justificada. Debemos de tomar el asunto en serio, que haya la certeza de que si una mujer es violentada como sociedad responderemos con justicia y no justificando la violencia. Debemos hacer que las instituciones hagan su trabajo, como lo deben hacer, en el marco de la ley y el respeto de los derechos humanos.

Me too soy responsable de la violencia, ¿y tú?

 

@aguileralespron

 

The Author

Fernando Aguilera Lespron

Fernando Aguilera Lespron

No Comment

¡Participa!