Local

Bartok, Mozart y Lutoslawski en el cierre de temporada/ Orquesta Sinfónica De Aguascalientes

Por alguna razón el cierre de la primera temporada del año 2019 de la Orquesta Sinfónica de Aguascalientes se realizó en Palacio de Gobierno, no es exactamente la mejor sede pero difícilmente se podría haber encontrado otra. El Teatro Aguascalientes debe de estar ya en preparación para el Ferial, hace ya algunos años que esta es la sede del que sin duda es uno de los mayores atractivos culturales de la feria más importante de México y eso lo entendemos, incluso lo celebramos, mi único cuestionamiento es…¿y la Sinfónica?

Palacio de Gobierno es una finca hermosa con los murales de Oswaldo Barra y sus hermosos arcos, no hay duda, es emblemático en la arquitectura de Aguascalientes pero lo cierto es que la acústica no es buena, de hecho es muy mala, el sonido rebota por todos lados e impide una digna audición musical, esta circunstancia fue mucho más evidente en el Concierto para Orquesta de Lutoslawski en donde la intensidad propia de la partitura hizo el efecto de una cancha de squash, el sonido rebotaba para todos lados, aun cuando estaba lleno el segundo patio y la presencia del público llega a mitigar este desagradable efecto. Lo más triste del asunto es que la sala de conciertos destinada a ser la sede oficial de nuestra Sinfónica no está en posibilidades de utilizarse porque si en Palacio el problema fue la acústica, allá el problema se agravaría sensiblemente.

Es una pena lo que hizo la pasada administración con esa construcción y heredó el problema a la actual, el punto es que la OSA es constante movida de su sede, el Teatro Aguascalientes, porque ese recinto tiene un uso frecuente, y eso también es comprensible.

Pues bien, entrando a lo que nos corresponde, la música, el programa fue confeccionado con gran tino de parte de nuestro director, el maestro José Areán, iniciamos con las Danzas Populares Rumanas de Bela Bartok, después el concierto para piano No21 de Mozart con la participación de Alain del Real en el instrumento solista, y después de un breve intermedio disfrutamos del Concierto para orquesta de Witold Lutoslawski, es decir, se trata de un programa cuya primera obra es de corte nacionalista por el uso del material folclórico y su excelente tratamiento sinfónico. Después disfrutamos de una obra que representa fiel y dignamente el clasicismo vienés del que por supuesto Mozart es uno de los más importantes representantes y terminamos con una obra contemporánea no obstante su contemporaneidad, el lenguaje musical utilizado es sumamente amable al oído.

El Concierto para piano y orquesta No.21 de Mozart es uno de los más conocidos del robusto corpus concertante hecho por él, quizás no exagero al decir que es el más conocido. Como ya lo comentamos, este compromiso le fue encomendado al joven pianista Alain del Real que ha tocado ya en varias ocasiones con la OSA.

Un inicio incierto con un tropiezo en el primer movimiento por lo que el mismo solista propuso reiniciar el concierto y hacerlo, ahora sí de una manera muy digna, hizo un gran trabajo, sin la menor duda y al terminar los tres movimientos de la obra de Mozart nos regaló un delicioso Intermezzo de Johannes Brahms.

En la segunda parte del programa se ejecutó por segunda ocasión en esta temporada el Concierto para orquesta de Witold Lutoslawski, ya lo comentábamos en otra ocasión en este mismo espacio, es un hecho inédito en la historia de la Orquesta Sinfónica de Aguascalientes que en una misma temporada se interprete dos veces una misma partitura pero así fue y seguramente en nada afectó, al contrario, tuvimos la oportunidad de apreciar un par de veces esta soberbia partitura.

El maestro José Arean hizo un excelente trabajo, normal en él, como también es normal la puntual respuesta de los maestros que integran la Orquesta Sinfónica de Aguascalientes, inobjetablemente una de las mejores de México.

Al terminar el concierto y agradecer la público que llenó todas las sillas dispuestas en el segundo patio de Palacio de Gobierno, además de todos los que estábamos en la escalera central y en la planta alta, el maestro Areán hizo mención del próximo gran compromiso de la OSA, su presentación el próximo 11 de abril, jueves de la semana siguiente, en el Palacio de Bellas Artes, excelente noticia porque ubica a nuestra más importante entidad musical en el escenario cultural más importante del país y uno de los dos más importantes de América Latina, el otro, ya lo hemos comentado, es el Teatro Colón de Buenos Aires, Argentina. No recuerdo cuándo fue la última vez que toco la Sinfónica en Bellas Artes, pero todavía estaba de director titular el maestro Barrios, o sea que por lo menos ya pasaron 15 años, ahora la OSA regresa con este mismo programa pero con diferente solista.

La Orquesta Sinfónica de Aguascalientes se presentará en el programa cultural de la feria como es ya una tradición, entre lo que habrá de tocar destaca el Pink Floyd Sinfónico en el Foro del Lago.

Estaremos al pendiente de las actividades del programa cultural que sin duda es lo mejor de nuestra feria.

 

The Author

Rodolfo Popoca Perches

Rodolfo Popoca Perches

No Comment

¡Participa!