Crecimiento del empleo en México, ¿simulación o realidad? - LJA Aguascalientes
02/12/2022

Dafne Viramontes

Secretaria de Estudios de Género del Colegio de Economistas de Aguascalientes

 



 
  • Ni tanto que queme al santo, ni tanto que no lo alumbre.
  • Refrán mexicano

 

En la ya conocida conferencia mañanera, el presidente de la República Andrés Manuel López Obrador declaró que durante el primer trimestre del 2019 se registraron 269,143 empleos ante el Instituto Mexicano de Seguro Social (IMSS). Además, señaló que tal cifra demostraba que la economía mexicana estaba creciendo, por lo que aprovechó para criticar los recortes1 a los pronósticos de crecimiento. Pero ¿qué significa que se hayan registrado 269,143 empleos ante el IMSS? En primer lugar, tenemos que puntualizar que estos datos no muestran necesariamente un crecimiento del empleo en términos reales. Cuando hablamos de nuevos empleos registrados ante el Instituto Mexicano del Seguro Social, estamos hablando de empleos formales, es decir, empleos en los que se brindarán las prestaciones de ley. Si bien esto es una buena noticia, no es tan significativa en comparación con otros periodos, dadas las condiciones de precariedad laboral que existen en México. Cabe mencionar que este no es el crecimiento más alto en empleos registrados desde hace diez años. Por ejemplo, durante el primer trimestre del 2017, se generaron un total de 377,694 empleos. Pero esto no es lo toral. La incorporación de personas al Seguro Social no necesariamente nos habla de la creación de un nuevo empleo, es decir, no hay una certeza de que esa plaza no existía con anterioridad, sino que es más probable que se esté formalizando una plaza que anteriormente era informal.

Es cierto que el mercado laboral es más complejo que la imagen que nos dan las cifras de los empleos formales. Y más que celebrar triunfos aparentes es necesario atender rezagos e insuficientes: la desocupación y la informalidad. Por un lado, durante febrero de este año, la población desocupada, es decir, las personas que se encuentran en busca de trabajo, pero las condiciones del mercado laboral no les permiten acceder a uno, ascendió a 3.4% de la Población Económicamente Activa, un porcentaje mayor al observado durante ese mismo mes, pero del 2018, que fue de 3.1%. Por otro lado, la tasa de informalidad laboral, es decir, aquellas personas que trabajan con los recursos del hogar, ascendió al 57.7% de la población ocupada. En otras palabras, más de la mayor parte de la población ocupada está trabajando no sólo con recursos propios, sino que además, lo hace sin ningún tipo de prestación social.

Aunque las críticas a las cifras de López Obrador se han centrado, principalmente, en la informalidad laboral, es importante señalar que no es el único indicador que nos permite conocer la situación real de la complejidad del mercado laboral. Al respecto el Inegi ha desarrollado una metodología que nos permite conocer la problemática de la ocupación y el acceso al empleo tanto en el ámbito nacional, como en las diferentes entidades federativas. Para lo anterior toman en cuenta las variables de Tasa de Condiciones Críticas de Ocupación (los que trabajan mucho y ganan poco), Tasa de Ocupación en el Sector Informal (los que trabajan con los recursos del hogar), Tasa de Desocupación (los que quieren trabajar pero no encuentran trabajo), Tasa de Subocupación (los que necesitan trabajar más pero no pueden) y el porcentaje de trabajadores remunerados sin acceso a prestaciones de ley (los que trabajan sin prestaciones). En general, la situación del país en el cuarto trimestre del 2018 no tuvo progresos significativos con respecto a la problemática del empleo un año antes, con excepción de algunas entidades como San Luis Potosí, Querétaro y Morelos, lo que responde al dinamismo de su economía debido a las inversiones que albergan.

En este sentido es significativo observar lo que ocurre en nuestro estado. Aguascalientes es una entidad que tiene una situación considerada poco problemática en comparación con las demás entidades federativas, ya que ocupa el quinto lugar, de mejor a peor situación en cuanto a problemática de ocupación y acceso al empleo. Sin embargo, está catalogada dentro de las entidades que no han tenido cambios significativos en el último año. Aunque en general la situación de la entidad es favorecedora, también es importante señalar que el 12.18% de la población ocupada lo hace en condiciones críticas, el 21.45% trabaja en la informalidad (no agropecuaria) y el 3.18% de la PEA está desocupada. Por otro lado, el porcentaje de trabajadores que no contaba con acceso a prestaciones de ley en Aguascalientes durante el mismo periodo fue de 27.45%.

Ahora bien, las recientes reformas en materia laboral abren la posibilidad de que el Gobierno Federal continúe malinterpretando las cifras de empleo. Por ejemplo, habrá un incremento de los empleos registrados ante el IMSS mediante la incorporación de las trabajadoras del hogar2. Si bien esto es un avance respecto de los derechos de las trabajadoras, esto no significa que se crearan nuevos empleos sino que, únicamente, se formalizará su situación laboral.


Sin embargo, se espera que durante este año el empleo en términos reales se encuentre a la baja, siguiendo una tendencia de por lo menos diz meses. Factores internacionales como la desaceleración de la economía mundial, las tensiones comerciales entre EE. UU. y China y el T-MEC, así como factores nacionales como los constantes recortes a las expectativas de crecimiento, así como la incertidumbre en las inversiones, incidirán en la generación de empleo por parte de la iniciativa privada. Por su parte, el gobierno tampoco estará creando nuevos empleos. Las medidas de austeridad del gobierno en turno, así como el recorte de los empleos gubernamentales recién entrada la administración, dan muestra de ello.

Para finalizar, es necesario resaltar que las cifras en materia de empleos registrados ante el IMSS, ni son un buen indicador de la estabilidad o mejora del mercado laboral, ni mucho menos un indicador del crecimiento económico del país. Las recientes reformas laborales, aunque necesarias, poco parecen aportar a los grandes problemas estructurales que acaecen en el mercado laboral mexicano. En la medida que el gobierno federal aprenda a ver más las realidades que las ficciones, en esa medida es que se podrán atender estas problemáticas que tienen tanto tiempo esperando a ser atendidas.

 

@DafneGis

 

Notas

  1. La SHCP bajó su perspectiva de crecimiento económico situándola entre 1.1%-2.1%. El Fondo Monetario Internacional disminuyó su perspectiva de crecimiento de 2.5% en octubre a 1.6% en abril del 2019. Mientras que Fitch Rating situó su pronóstico entre 1.6% y 2.1%.
  2. Utilizo el término trabajadoras del hogar dado que 9 de cada 10 empleados son mujeres.

 

Bibliografía

Domínguez Rivas, M.I. (2019). Reporte mensual sobre actividad económica y finanzas públicas. Dirección General de Finanzas, 5(57). Ciudad de México: IBD Senado de la República. Disponible en: https://bit.ly/2GGtuhH.

IMSS. (2019). Indicadores en materia de afiliación IMSS. Disponible en: https://tabsoft.co/2IY5c5w.

Inegi. (2018). ENOE. Problemática de ocupación y acceso al empleo. Cuarto trimestre del 2018. Disponible en: https://bit.ly/2VvX8Q9.

Riojas, C.M., Rosas, A., Sánchez, E., Bazán, A. (2019, 16 abril). AMLO destaca una creación de empleos nunca vista en 10 años. ¿Es cierto? [Expansión] Disponible en: https://bit.ly/2VBzvWk.


Show Full Content
Previous Carlos Castaneda o la fascinación del mito / Análisis de lo cotidiano
Next Anuario / La escuela de los opiliones
Close

NEXT STORY

Close

Información Científica y Tecnológica para el Congreso de la Unión es el puente entre ciencia y Poder Legislativo

07/06/2018
Close