PortadaSociedad y Justicia

Primero mejorar condiciones laborales de los choferes de Aguascalientes y luego las unidades

  • En realidad el cambio de unidades es lo menos relevante, hay muchísimas cosas que resolver antes: Loecelia Ruvalcaba
  • Para la titular del Observatorio Ciudadano de Movilidad resulta imperante mejorar el servicio y las condiciones de trabajo de los operadores para poder aumentar la tarifa de Atusa

 

La presidente del Observatorio Ciudadano de Movilidad, Leocelia Ruvalcaba Sánchez, aclaró que dadas las indignas condiciones de los choferes del transporte público en Aguascalientes resulta prioritario mejorar sus entornos laborales que renovar las unidades para justificar un aumento en la tarifa.

La presidente del Observatorio Ciudadano de Movilidad dijo que se reunió con Roberto Mora Márquez,  secretario general del Sindicato de Trabajadores de Autotransporte Urbano, Suburbano de Personal, Anexos y Similares del estado, quien le señaló que no se han percibido mejoras en sus condiciones laborales, pese al avance en materia de movilidad urbana que ha significado por ejemplo, el próximo arranque de nuevas unidades.



Realmente, agregó Ruvalcaba Sánchez, en términos generales no se han visto muchos cambios favorables en el sistema de transporte público urbano desde que se les negó el aumento en la tarifa el 1 de abril, según los parámetros de la propia Coordinación General de Movilidad (CMOV).

Según la titular del Observatorio, se percibe que las rutas se están tardando más de lo que se tardaban antes del 1 de abril, según las evaluaciones de CMOV que indican que hay rutas que van mejorando y rutas que por el contrario, han empeorado su servicio pese a la condicionante que se estableció para revisar la tarifa.

Esto se debe, según Loecelia Ruvalcaba, a la incertidumbre de modificar un esquema bajo el cual han estado trabajando los concesionarios durante tanto tiempo, el llamado modelo de hombre camión: “El esquema actual ya no es efectivo, ya no puede ser operante en el estado porque son precisamente esas las condiciones que les impiden mejorar el servicio en términos generales, porque cada uno de los concesionarios decide sobre su unidad”.

Por ello, indicó la presidente del Observatorio, de eliminarse la figura de concesionarios, unirse y transformarse en una empresa, esta tendría la capacidad de coordinar las actividades de todos sus adscritos: “Habría como cierta lógica tanto en la selección como reasignación de choferes como de unidades en las diferentes rutas”.

Como lo señaló Gustavo Gutiérrez de la Torre, titular de CMOV en Atusa, sí hacen una programación de la salida de los camiones para garantizar a cierta frecuencia, sin embargo, están operando a un déficit impresionante, pues de las cerca de 650 concesiones apenas operan 400: “Algunas unidades están en malas condiciones, otros como no les da lo suficiente prefieren mejor no salir a operarla”.

Este problema implica que las condiciones de los operadores vayan degradándose e incluso resulta cada vez más difícil para los concesionarios el encontrar choferes porque ellos no solamente se deben dedicar a la conducción del vehículo, sino que deben limpiarlo, contar el dinero y repararlo, además que tienen horarios laborales de más de doce horas y en muchos casos sin prestaciones y malos sueldos, según indicó Ruvalcaba Sánchez: “El representante de este gremio comentaba que las condiciones de las bases son terribles, en algunas incluso tienen que pagar para poder entrar al baño, qué difícil es trabajar en condiciones de ese tipo”.

Por lo tanto, concluyó la presidente del Observatorio, es necesario mejorar las condiciones de los trabajadores para mejorar el servicio: “En realidad el cambio de unidades es lo menos relevante, hay muchísimas cosas que resolver antes, entonces sustentar un cambio de precio del transporte público basado en las unidades, si es un poco contradictorio porque debería mostrar algo de voluntad mejorando las condiciones del servicio y las condiciones de los trabajadores del volante”.

 

The Author

Carlos Olvera Zurita

Carlos Olvera Zurita

Nada, sólo 28 años de vida. Reportero en La Jornada Aguascalientes.

No Comment

¡Participa!