Opinión

En recuerdo de Armando Vega-Gil / El banquete de los pordioseros

La primera vez que escuché a Botellita de Jerez fue en Guadalajara, fui a visitar a un buen amigo, José Luis Jiménez Castro, se dedica a los medios de comunicación, él trabajaba en un periódico aquí en Aguascalientes, después se fue con su familia a Guadalajara y en una de las visitas que le hice tuve la oportunidad de asistir a un concierto de los herederos del Guacarock, esa fue la primera vez que los escuche tocar en concierto y disfruté mucho de su música.

Bien, te estoy hablando de 1985, creo, estuve un par de semanas en Guadalajara y fue entonces que fui con mi amigo Güicho a ver Botellita de Jerez en quien sabe qué extraviado salón del centro de la ciudad, los vi salir con sus pantalones de mezclilla y sus bordados emulando la vestimenta de charro y recuerdo que sus canciones me hicieron reír mucho, de verdad me parecieron geniales, compré lo que hasta ese momento tenía grabado, todavía eran discos de vinil, más tarde los conseguí en formato de disco compacto.

La primera vez que los vi aquí en Aguascalientes fue el 12 de octubre de 1986, recuerdo la fecha con exactitud porque en XENM Radio Instituto Cultural de Aguascalientes, hoy Alternativa 98.1 fm, estábamos de fiesta celebrando el 13 aniversario de la estación, la primera de corte cultural en Aguascalientes, y dicen los que saben que la primera de este mismo perfil a nivel nacional en provincia, evidentemente en la Ciudad de México ya había algunas muy buenas estaciones culturales desde algunos años antes.

En ese tiempo solíamos organizar transmisiones especiales cada 12 de octubre con grupos y solistas tocando en vivo de diferentes géneros musicales y era una verdadera fiesta. Como ya lo comenté, ese día se presentaba en nuestra ciudad Botellita de Jerez, el concierto estaba programado a las 20:00 horas en la Cancha Hermanos Carrión y bueno, se nos ocurrió a David García (q.e.p.d.), a Lalo Valtierra que en esos años hacía un programa llamado En busca del rock nacional -nunca supe si lo encontró- y a un servidor ir a buscarlos y charlar un poco con ellos, los vimos mientras estaban coordinando todo para el concierto de esa noche, llegamos y nos presentamos y fueron muy cordiales con nosotros, te hablo de la formación original, para mi gusto la mejor, con Sergio Arau en la guitarra y la voz, Armando Vega – Gil en el bajo y Francisco Barrios el Mastuerzo en la batería, esta formación estuvo vigente de 1983 a 1987 con tres extraordinarios discos, el primero homónimo de 1984, el segundo La venganza del hijo del Guacarock de 1985, y el tercero de 1987 llamado Naco es chido, ahí se cierra este primer ciclo que para mi gusto es el mejor. Pues bien, la situación es que ya entrados en la conversación con ellos e impulsados por el ambiente de camaradería que fluyó libremente, a David se le ocurrió invitarlos a tocar en nuestro aniversario, recuerdo que les dijo que ya estaba una batería instalada y todo el equipo necesario, Sergio Arau nos preguntó que en dónde era la estación de radio, en ese tiempo todavía estábamos instalados en lo que hoy es Expo Plaza en la Avenida López Mateos, pues eso les dijimos y nos dijeron que irían si había oportunidad, nos despedimos de ellos y nos regresamos convencidos de que definitivamente no irían, y no sabes la sorpresa que nos llevamos cuando por ahí de las 3 de la tarde llegaron los tres integrantes de Botellita de Jerez con parte de su staff a tocar, dijeron que un par de canciones, y unirse al festejo de Radio Instituto Cultural de Aguascalientes. Ese par de canciones se convirtió en poco más de media hora de transmisión con ellos y se dijeron contentos de poder unirse al festejo de una estación de radio de perfil cultural y que siempre estarían dispuestos a este tipo de celebraciones.

Nos pareció increíble que Botellita de Jerez hubiera aceptado tocar en nuestro décimo tercer aniversario y sobre todo porque las cosas sucedieron con la naturalidad de la magia de la espontaneidad, así, sin planear nada, todo sobre la marcha. De hecho, ya con la inercia tomada por esta experiencia, al año siguiente, 1987 nuestro festejo de aniversario coincidió con la presentación de Real de Catorce en Aguascalientes, en aquella ocasión ya David García estaba en Radio Universidad y Lalo Valtierra y yo fuimos a invitarlos y mira, aceptaron y tocaron por la tarde en nuestro décimo cuarto aniversario.

Pues bien, todos estos recuerdos son para honrar la memoria de Armando Vega-Gil quien falleció por propia mano el pasado 1 de abril, simplemente no es posible que pase esto, de verdad me impacto cuando supe lo que sucedió, me impactó y me indignó, seguramente ya lo sabes, no hay duda de que las redes sociales son un arma de doble filo y que su uso irresponsable resulta altamente dañino, acusar es fácil, pero la acusación no tiene sentido si no se acompaña por una denuncia y las pruebas correspondientes, de otra manera, cualquier imbécil puede decir lo que le venga en gana, esconderse en el anonimato o en un nombre falso y de esta manera tan ruin terminar con el prestigio de una persona que es una de las formas de asesinato, seguramente una de las más perversas, porque estarás de acuerdo conmigo que hay muchas maneras de matar y una de ellas es el desprestigio social mediante un señalamiento evidentemente irresponsable desde una trinchera en donde fácilmente te puedes esconder.

 

The Author

Rodolfo Popoca Perches

Rodolfo Popoca Perches

No Comment

¡Participa!