Sociedad y Justicia

Es necesario darle colmillos al municipio de Aguascalientes respecto a Pimsa

 

  • Antes de firmar el contrato con Pimsa municipio debe condicionarla para que no incumpla con el contrato
  • De no cumplir con sus funciones, Semadesu debería tener capacidad para clausurar la empresa
  • No sólo se debe cuestionar elección de Pimsa para el Centro de Valorización sino que se debía saber si el propio Centro era la opción más adecuada

 

Dada la alta posibilidad de que Pimsa se haga cargo del Centro Integral de Valorización de Residuos del Relleno Sanitario, el regidor Miguel Romo Reynoso solicitó que cuando se firme el contrato se condicione a la empresa para que se haga cargo de los residuos peligrosos y se faculte a la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable (Semadesu) para poder monitorear a la empresa e incluso clausurarla en caso de que incumpla sus funciones.

Tras un proceso en el que participaron siete empresas, entregando únicamente tres de ellas los proyectos ejecutivos técnicos y financieros; Tratamiento y Procesamiento de Residuos Sólidos Pimsa, S.A. de C.V. fue la ganadora en el proceso de licitación por lo que mediante una asociación pública privada se encargará de la valorización y disposición final de los residuos que lleguen a la Séptima Etapa del Relleno Sanitario San Nicolás.

Sin embargo, la elección de Pimsa ha sido controvertida toda vez que esta empresa ha está vinculada con una filial que se hace cargo de un Centro de Valorización similar que opera en Cancún, Benito Juárez, Quintana Roo que ha sido señalado por dependencias estatales por malos manejos lo cual ha generado notas locales y nacionales en el caso de Aguascalientes y reclamos por parte de grupos ambientalistas que se han acercado a la oficina de Romo Reynoso.

Para evitar este tipo de problemas, agregó el titular de la Comisión de Medio Ambiente en el Cabildo, desde la conformación de la convocatoria para la licitación uno de los requisitos que se debió solicitar es la currícula y los antecedentes que permitan comprobar que en encomiendas anteriores han cumplido con lo que se busca, “Porque si te dicen donde trabajaron pero sin decir cuáles son sus logros o resultados queda muy limitado o no se hace una convocatoria con un sentido de buscar con responsabilidad el objetivo”.

El problema, agregó Romo Reynoso, es que de entrada se decidió que la solución para la falta del tratamiento de los desechos por parte del municipio fuera solamente la tecnología que implica el Centro de Valorización, pues cuando se realizó el dictamen no se buscaron otras opciones y no se incluyó a otras comisiones del Cabildo.

Además parece que se realizó una convocatoria apegada a las condiciones que sí conoce Pimsa por lo que difícilmente otra empresa en México podría cumplir con el dictamen, “Si las bases y la forma de la licitación están hechas para únicamente la forma en la que presta el servicio esa empresa, el resultado probablemente vaya a ser el mismo”.

Miguel Romo recordó que desde siempre se opuso al dictamen que se presentó para que se hiciese un contrato de prestación de servicios cuando son servicios públicos deben ser responsabilidad del municipio, si bien se habría podido contratar una empresa para que diseñe la maquinaria, el espacio, le puedan dar mantenimiento y haga varios procedimientos; no para delegar la responsabilidad del municipio a una empresa a través de un contrato de prestación de servicios.

Además, continuó el regidor del Partido Revolucionario Institucional (PRI), rechazó la propuesta porque financieramente no cuadraban los montos ya que el municipio deberá pagar el servicio a la empresa a precios al término del contrato, “¿porque no irlo inflacionando año con año hasta el término de la misma?”.

Romo Reynoso continuó: “Sería interesante ver que tantas empresas se consultaron, el análisis de esta misma tecnología se sabe cuántas empresas existen para hacer la convocatoria a fin de que entraran las empresas que quisieran y ver de qué manera se adecuan, porque a lo mejor no todas pueden cumplir en todo con su capacidad actual pero pueden entrar y comprometerse a cumplirla”.

De cualquier manera con la licitación aprobada y sin tomar en cuenta la impugnación, lo que sigue es exigir que antes de que se firme el contrato se condicione que la empresa se haga cargo de los residuos para que se responsabilice de los residuos que no se pueden depositar o revalorizar como los especiales o peligrosos, que se establezcan los esquemas en los que la Semadesu haga un monitoreo a la empresa y que en caso de incumplir pueda sancionar e incluso clausurarla al momento que se detecten afectaciones al medio ambiente y no sólo en casos extremos.

The Author

Carlos Olvera Zurita

Carlos Olvera Zurita

Nada, sólo 28 años de vida. Reportero en La Jornada Aguascalientes.

No Comment

¡Participa!