Opinión

Este 2 de junio y el voto emotivo por las mascotas / Alegorías Cotidianas

Hace ya un par de años que Aguascalientes cuenta con asociaciones que buscan proteger los derechos de las mascotas, no hablaremos de los animales en general pues sobre las vacas, borregos y cerdos nunca he visto que alguien levante la mano.

Por las corridas de toros cada año vemos manifestaciones que lamentablemente no fructificarán, pues es un negocio redondo durante la Feria, tan rápido como pagan a los toreros para que vengan a hacer su chamba, igual recuperan la inversión en cuanto abren la taquilla de la Monumental.

Al respecto, me inclino por la decisión que tomaron al sur de Francia donde no se mata al toro y el torero puede seguir ejerciendo su oficio.

Pero en lo que descubrimos si son peras o manzanas algunos candidatos a la elección 2019, en sus propuestas de campaña, voltearon a ver a las mascotas, pues saben que ya un gran número de personas se inclinan por la protección y salvamento de los animales de compañía y por tanto es un buen número de votantes quienes los mirarán y debido a sus intereses socio afectivos pueden emitir su voto a favor de ellos.

Tenemos que reconocer que los candidatos a la presidencia municipal de Aguascalientes no son tontos y evitan meterse en problemas así que no hablan o proponen algo sobre las corridas de toros o las peleas de gallos, negocio es negocio.

Los activistas y amantes de las mascotas ahora podrán sentir paz al saber que existe en la política alguien que los escucha y comprende, sin ser del Verde Ecologista.

Seamos realistas, es imposible el que cumplan a cabalidad todas sus propuestas y además que se les dé seguimiento a algunas de ellas después de su gobierno, sobre todo si recordamos que este es el periodo más corto para llevar el municipio, pues no serán los tres años como se acostumbra sino casi dos años solamente.

Recuerda usted que hace unos años, la verdad no recuerdo cual presidente municipal fue, acordaron multar a las personas que vendían indiscriminadamente cachorros en las calles y que, además, estaría regulada la crianza de estos. No sé usted, pero yo jamás vi que se aplicara dicho reglamento y veo que adiestra y siniestra se ofertan cachorritos por todas partes y en ocasiones los pobres se ven muy delgados, en mal estado y denotan que no es salubre el lugar donde viven.

Si en algún momento se hubiese aplicado la ley tendrían las mascotas un presente distinto, pero como de costumbre no es así.

Y qué decir de la propuesta para hacer la ficha de identificación de las mascotas, la mayor parte de las personas que conozco no lo hicieron y debo reconocer que un buen número de ellos lo evitaron por miedo a tener problemas por hacerlo, no sé qué imaginaron, pero les dio temor el registrarlo. Por el contrario, cuando intenté empadronar a mis gatas el sistema no funcionó y jamás supe si realmente fue exitoso el registro o no.

La cuestión es que, con respecto a las mascotas, no hay una verdadera sanción para quienes maltratan a los animales o ejercen violencia sexual en ellos.

En la vida real no se necesitan propuestas sino acciones que se apliquen para que la situación cambie.

Por el contrario, en Alemania se paga impuesto por algunas mascotas, los gatos no pues son considerados útiles como animales de granja y esos no pagan impuestos. Aquí, por ejemplo, se aplica un impuesto a la comida de los animales de compañía, pero nada más así que da igual cuantos y como se tengan.

En otros países las aves son protegidas y son tomadas en cuenta por el gobierno para ser preservadas, aquí no vemos lo mismo.

Y qué decir de las personas que comparten en redes sociales las fotos de los rinocerontes heridos o en condiciones lamentables, pues les arrancaron su cuerno, condenan hasta 8 generaciones a quien lo hizo por tantas maldiciones que escriben, sin darse cuenta que en Aguascalientes necesitamos preservar a muchas especies y que también sufren violencia por el poderío económico, o ya olvidó usted la fiesta que hizo a principio de su sexenio el exgobernador por la rana de madriguera, especie única de nuestro terruño que primero fue salvada y luego desterrada cuando se construyó Nissan 2, 3 y todo ese complejo, nadie postea algo al respecto pero sí que defienden lo que no es de su tierra mientras que se extinguen las ranitas.

Lo que nos queda como ciudadanos es ser responsables y apoyar siempre que podamos, no cuando nos dé la gana pues a como van la cosas las políticas públicas que busquen el bienestar de nuestras mascotas y animales en general tardarán aún mucho, mucho en aplicarse.

Ya sé que esta historia es muy pesimista, pero es el reflejo de lo que vemos día a día, perros callejeros por montón y gatos maltratados en las calles o animales exóticos como mascotas, pues algunos gustan de tener changos en lugar de perros o tigres o leones, como sucedió hace poco en una colonia del sur de la ciudad cuando una vecina denunció que vio pasar al que vivía en su cuadra tranquilamente paseando a su felino.

El voto emotivo por las mascotas no me conmueve, aunque me encanta apoyar a los gatos siempre, sin embargo, si un candidato tuviera como propuesta quitar el impuesto a las croquetas, eso sí que pudiera hacerme pensar dos veces por quien marcaría la boleta el 2 de junio.

Usted que opina, ¿en verdad tendrán las mascotas un beneficio si votamos por un candidato activista?

Laus Deo.

 

@paulanajber

 



The Author

Paula Nájera

Paula Nájera

No Comment

¡Participa!