Local

Imágenes de Aguascalientes

Cronista del municipio de Aguascalientes

 

Me parece que esta es una imagen insólita, de alto contraste… Estas personas, cuyas vidas transcurren en la fábrica, el comercio, la obra; el torno y la pala, el mostrador y los anaqueles; hoy dejan todo lo que les es familiar y cotidiano y ascienden a la catedral y se apropian de un espacio que normalmente les está vedado, aunque no forzosamente de manera expresa; un espacio sagrado, el coro de la sede episcopal, el lugar donde los canónigos se congregan para rezar el oficio divino, en tanto el Sol creado por Dios se cuela por las ventanas para iluminar sus misales.

Se lo apropian de la única manera que conocen, con toda naturalidad, sin afectación alguna, y lo convierten en fresco y espacioso lugar de descanso, luego de la caminata bajo el Sol, en pos de Mariquita de la Asunción, y las agotadoras danzas en su honor.

Se apropian del espacio sagrado quizá sin conocimiento de su carga histórica y significado, casi con inocencia… Quizá es a ellos a quienes se refirió Cristo cuando afirmó: Yo te bendigo, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque has ocultado estas cosas a sabios y prudentes, y se las has revelado a pequeños.  

En fin No. 1. Le muestro ahora esta imagen, procedente de la peregrinación de danzantes a catedral en 2017, porque me recuerda otra que, guardadas distancias y proporciones, tiene algún parecido con esta. Me refiero a aquella fotografía tomada hace poco más de cien años, que muestra a varios soldados zapatistas desayunando en Sanborns, en la ciudad de México, sentados ante una barra, los fusiles recargados, las tazas y platos ante ellos, y del otro lado una mesera. Desde luego el Sanborns no es un espacio sagrado, pero la escena es insólita: estos hombres, hechos en el campo, bajo el Sol, acostumbrados a la tierra el aire, en un espacio elegante, para gente perfumada.

En fin No. 2. Todo esto viene a colación porque el próximo miércoles se cumplen cien años del asesinato del general Emiliano Zapata.

Admirado o despreciado; hombre honrado o forajido, Atila del sur o luchador agrarista, etc., el hecho básico es que los campesinos de México continúan viviendo en una situación de postración, empobrecidos, a despecho de tanta sangre derramada. (Felicitaciones, ampliaciones para esta columna, sugerencias y hasta quejas, diríjalas a carlos.cronista.aguascalientes@gmail.com).

 

The Author

Carlos Reyes Sahagún

Carlos Reyes Sahagún

No Comment

¡Participa!