LocalPolítica

Karla Yazmín Esparza Lazalde es la procuradora de Protección de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes en Aguascalientes

  • Los niños deben estar el menor tiempo posible en Casa DIF
  • La procuraduría hace rescates de vida, brindándole la oportunidad al menor de edad de pertenecer a una familia

La presidente del DIF estatal, Yolanda Ramírez, y el secretario General de Gobierno, Enrique Morán Faz, entregaron el nombramiento a la nueva procuradora de Protección de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, Karla Yazmín Esparza Lazalde, en sustitución de Jaime Díaz Esparza.

Yolanda Ramírez agradeció a Jaime Díaz Esparza su compromiso y vocación de servicio para velar por la defensa de uno de los sectores más vulnerables de la población, que son los menores de edad, y dio la bienvenida al cargo a Esparza Lazalde, para dar continuidad a los programas establecidos y también perfeccionar las acciones emprendidas para atender con oportunidad, profesionalismo y una gran calidez a los infantes y adolescentes, por quienes se trabaja para resarcirles sus derechos.

El secretario general de Gobierno, Enrique Morán Faz, explicó que este cambio obedece a que Jaime Díaz Esparza asumirá la titularidad del Instituto de Asesoría y Defensoría Pública del Estado de Aguascalientes, y Karla Yazmín Esparza Lazalde cubre el perfil para fortalecer las acciones de la procuraduría.



Resaltó que en la procuraduría se realiza un trabajo muy sensible, porque no se manejan números de expedientes, se hacen rescates de vidas, ya que hay casos muy crudos en los que se requiere de la intervención de la autoridad para salvaguardar la integridad de las niñas, niños y adolescentes.

Refirió que hay asuntos en los que los padres biológicos no estuvieron a la altura de las circunstancias y ejercen maltrato sobre los hijos, es por ello que la autoridad debe velar por su seguridad, para ofrecerles la oportunidad de una nueva vida y familia y remarcó que otro objetivo a cumplir es que los niños que se encuentran en Casa DIF permanezcan el menor tiempo posible en esta institución, ya que este centro no debe ser un lugar donde residan mucho tiempo, porque es una estancia transitoria para que se reintegren a su familia o bien, sean dados en adopción.

Mencionó que es tiempo de cerrar filas para prevenir situaciones de maltrato, para lo cual es necesario también la participación de las familias y sociedad, con la cultura de la denuncia, a fin de que las autoridades puedan actuar a tiempo, y así salvaguardar la integridad física y emocional de los menores de edad, porque su protección es un asunto de todos.

 

Con información del DIF estatal

 

The Author

Redacción

Redacción

No Comment

¡Participa!