Sociedad y Justicia

Sólo uno de cada cuatro mexicanos con diabetes entiende la importancia de modificar hábitos

  • Al entender la enfermedad se puede tener control sobre ella y evitar las terribles complicaciones

 

En México, sólo el 53 por ciento de los casi 12 millones de personas que viven con diabetes toman medidas para evitar complicaciones, por lo que aún hace falta crear conciencia en ellos y modificar su estilo de vida, de acuerdo al endocrinólogo Rafael Campuzano Rodríguez: “Únicamente el 24 por ciento de los pacientes entiende la importancia de cambiar los hábitos alimenticios y solo el 1.8 por ciento concibe el ejercicio como parte del manejo del padecimiento”.

Para el también profesor de la Facultad de Medicina de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, un alto número de personas desconoce que padece diabetes, aún cuando el inicio de la misma a edad temprana es más frecuente en México que en cualquier otro país. “Lo grave es que mientras no sepas que la tienes no pones tratamiento y entonces habrá complicaciones”, reitera.

Los pacientes pueden tardar hasta 11 años en comenzar un tratamiento con insulina, con la cual podrían lograr un mejor control de su enfermedad y disminuir el riesgo de complicaciones crónicas.

Sobre el uso de la insulina, corresponde al médico tratante instruir, enseñar, educar y convencer al paciente de su importancia, ya que se ha demostrado que como parte del tratamiento integral reduce en mayor proporción los niveles de hemoglobina glucosilada.

 

La diabetes es la causa número uno de enfermedad renal, de ceguera y de amputaciones no traumáticas, además de que los pacientes con diabetes tienen tres veces mayor riesgo de morir de una enfermedad del corazón.

“Es un problema serio, es la epidemia del siglo. Por lo que es necesario un control riguroso de la enfermedad para prevenir o retardar el desarrollo de complicaciones, y que las personas que la padecen puedan tener más años de vida sana y activa”, recalca el doctor Campuzano Rodríguez.

Aunque el panorama es grave, no se trata de asustar a la población, advierte Campuzano Rodríguez, sino de acudir periódicamente con profesionales de la salud para detectar cualquier anomalía a tiempo y tratarla de manera adecuada.

Por ello destaca la importancia de contar con un equipo multidisciplinario de atención a la enfermedad, que incluya un médico endocrinólogo, un educador en diabetes, un dietista registrado y un psicólogo o trabajador social. “Es esencial para comprender la enfermedad y los cambios que se requieran. Además del control de la glucemia se debe de incluir medidas preventivas para evitar complicaciones”, advierte el médico.

“Si tú tienes una enfermedad, tienes que tratarla y cuidarla. ¿Es grave? Sí. ¿Se puede controlar? También. Cuando se diagnostica, un paciente educado es un paciente controlado”

 

The Author

Redacción

Redacción

No Comment

¡Participa!