Sociedad y Justicia

Maestros de Aguascalientes golpeados por niños han tenido que ser hospitalizados

  • Varios maestros han sido hospitalizados tras agresiones físicas de parte de sus alumnos, patadas, jalones y daños a sus pertenencias son las principales formas de violencia hacia el magisterio
  • Analizan sanciones para incorporarlas a la legislación en materia educativa

 

El maltrato de alumnos a maestros en Aguascalientes es una realidad de tal consideración que ha llevado a la hospitalización y atención médica de docentes víctimas de sus propios estudiantes.

Las principales agresiones reportadas por el magisterio local tienen que ver con patadas, jalones y daño a sus pertenencias, de acuerdo a la Comisión de Educación en el Congreso del Estado de Aguascalientes, una instancia que previo a la celebración del 15 de mayo revela que es necesario legislar para imponer responsabilidades a los padres de familia de los agresores a fin de obligar a las familias a ser coparticipes en la solución de esta problemática.

Contrario a lo que pudiera pensarse, son niños desde el nivel de primero de primaria los que se han visto envueltos en casos de agresión física a sus maestros y cualquier reacción de defensa por parte del docente afectado es objeto de investigación por instancias defensoras de los Derechos Humanos, o por lo menos, la amenaza de los padres de familia para buscar sanciones contra el personal de educación involucrado.

“Hay desventaja en el caso de bullying contra maestros; hay casos como el de un niño de primero de primaria que no quiere quedarse en el aula y da patadas a su maestro, quien no puede actuar de otra manera y poner un correctivo porque inmediatamente están las quejas ante Derechos Humanos”, señaló el presidente de la Comisión de Educación en la LXIV Legislatura local, Mario Armando Valdez.

A nivel secundaria, es el daño a los vehículos de los docentes el principal reporte del gremio magisterial sobre las agresiones que padecen por parte del alumnado. En este caso, o les rayan las unidades o les colocan pegamento en las cerraduras.

“Siempre debe existir una buena relación entre padres de familia, maestros y directivos para poder cambiar estas conductas, si les permitimos que hagan esto niños desde primaria, llegan a secundaria y el orden en los grupos es imposible porque no se les puede llamar la atención”, destacó el también ex líder sindical del magisterio local.

La “mirada” de control de los padres de familia hacia sus hijos, es un correctivo que pasó a la historia y hoy en día los menores no tienen sentido de autoridad, lo cual se refleja en conductas como la expuesta; la Comisión de Educación del Congreso condena y reprueba cualquier respuesta física de parte de los maestros hacia los alumnos agresores, pero sí reconoce que es necesario que las familias establezcan límites claros y contundentes para que sus hijos respeten a los encargados de su educación escolarizada.

 

The Author

Sandra Macías

Sandra Macías

Periodista por devoción, abogada por convicción, más de veinte años contando historias hacen de mi vida una experiencia grata y especial.

1 Comment

  1. Docente
    15/05/2019 at 21:31 — Responder

    Qué bueno que habla del tema.

¡Participa!