Sociedad y Justicia

Aguascalientes tiene nuevo kínder, para perros

  • Aceptan perritos de seis meses en adelante, no en edad geriátrica
  • Estimulación mental, sociabilización, ejercicio y juegos forman parte de la rutina “escolar”

 

 

Surgen en Aguascalientes nuevo kínder… para perros; mientras que en plazas como la Ciudad de México este servicio se ha ido popularizando y profesionalizando al ofrecer no sólo el cuidado de los canes sino todo un programa de educación, adiestramiento y hasta sesiones de aromaterapia, Aguascalientes no se quiere quedar atrás.

“Cuidamos a sus perritos como si estuvieran en su casa, con juegos, estimulación mental y sociabilización con humanos y con otras mascotas”, reza un cartel colocado en una de las principales avenidas de esta ciudad, sobre López Mateos, específicamente, fue localizado por La Jornada Aguascalientes el singular kínder para las mascotas del hogar.

La idea es que los dueños sientan que dejan a sus perritos en un lugar seguro, pero, además, en un espacio donde también van a aprender y no se van a aburrir, explica la profesora Laura Medina Trejo, directora general del Kinder Can-Es.

“No somos pensión”, defienden el curioso proyecto que se gesta en Aguascalientes, mientras que también revelaron que durante la Feria Nacional de San Marcos se intensificó su trabajo, pues los dueños de los canes antes de irse de fiesta optaban por llevar a sus mascotas al lugar y al día siguiente, responsablemente reincorporarlos al núcleo familiar.

Las actividades del kínder de mascotas son variadas, desde ejercicio en caminadoras, baño de relajación, juegos de pelotas, trabajo de socialización y estimulación mental. Sin embargo también se tienen requisitos ineludibles para que los perros sean aceptados, entre otros, deben estar vacunados, someterse a una valoración física y mental para prevenir enfermedades y agresiones entre los “alumnos” y por el momento, sólo se reciben perros de talla chica o mediana pues el lugar así lo amerita.

“Nos reservamos el derecho de admisión”, esta leyenda no puede faltar y aquí en los kínder caninos también aplica no por cuestiones de discriminación sino por razones de logística, espacio y cuidado.

Como en toda escuela, hay edades también, en los kínder para perros no se aceptan animales en edad geriátrica ni menores de seis meses, lo que se busca es que la manada no los lastime en sus juegos, la seguridad por delante.

Para evitar males de amores o malos entendidos entre los alumnos perrunos tampoco perritas en celo pueden asistir a su guardería; en caso de que los dueños hagan caso omiso a esta restricción, las hembras en estas condiciones son separadas para evitar enconos amorosos.

“Para finalizar, algo importante: Si algún perrito dañara a otro, el dueño del perro agresor se hará responsable de los gastos médicos del daño ocasionado, sólo la guardería ‘Kinder Can-Es’ actuará como testigo de esa situación”, así es que bajo aviso no hay engaño.

 

The Author

Sandra Macías

Sandra Macías

Periodista por devoción, abogada por convicción, más de veinte años contando historias hacen de mi vida una experiencia grata y especial.

No Comment

¡Participa!