EleccionesPortada

Ayúdenle a Arturo: Ricardo Monreal

  • Realiza Morena Encuentro de la Unidad para zanjar diferencias entre las dirigencias estatal y nacional
  • El coordinador de los senadores se compromete a convertir a la bancada de Morena en gestores si gana Arturo Ávila

 

 

Se acabó, ya no hay diferencias, repite una y otra vez Ricardo Monreal Ávila al llegar a la explanada del Parque Monumento Morelos, el coordinador de los senadores del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) baja del auto y no se despega de Arturo Ávila Anaya, atiende las preguntas de los reporteros sobre la votación de la Reforma Educativa, el senador le da la vuelta a la pregunta, lo importante es demostrar que ya no hay diferencias entre los morenitas, para eso se convocó al Encuentro de la Unidad con la imagen de Arturo Ávila al centro, como candidato a presidente municipal de Aguascalientes y rodeado por Ricardo Monreal, Nora Ruvalcaba, Daniel Gutiérrez Castorena, Fernando Alférez, Pedro Haces, Manuel de Jesús Bañuelos, Cuitláhuac Cardona y José Narro.

Como todo acto de campaña de cualquier partido, el Encuentro de la Unidad comienza tarde, hasta que llega el senador Monreal Ávila, en la explanada, alrededor de dos mil sillas van siendo ocupadas por los morenitas, quienes fueron traídos de otros municipios por los candidatos de Morena; en las orillas, deambulando, la unidad presumida todavía no se nota, Cuitláhuac Cardona prefiere alejarse de la prensa e intercambia monosílabos con José Narro, en otra bolita Eulogio Monreal se divierte contando anécdotas a varios jóvenes vestidos con camisa de Morena, Nora Ruvalcaba llega directo a sentarse en la primera fila. Una banda intenta animar a los acalorados asistentes y entre canción y canción gritan Me canso ganso, nadie se ríe, nadie baila, público difícil.

Desde que inició el proceso electoral en Aguascalientes, al menos en la capital, Morena ha evitado los megaencuentros, prefiere el ir de puerta en puerta, las apariciones en mercados y plazas públicas, que sea tiempo de la Feria Nacional de San Marcos no ayuda a que se llenen los mítines, pero lo que más ha afectado a ese partido son las diferencias entre la dirigencia nacional y la dirigencia estatal, el 20 de diciembre de 2018 el Comité Ejecutivo Nacional de Morena emitió la convocatoria al Proceso de Selección Interno de candidatos para integrar ayuntamientos en el estado de Aguascalientes, el 26 de febrero de este año se llevó a cabo el registro multitudinario de aspirantes a las precandidaturas para integrar ayuntamientos, el 5 de abril la Comisión Nacional de Elecciones de Morena emitió el dictamen de aprobación de candidaturas a presidentes municipales, regidores y síndicos, del 8 al 11 de abril los seleccionados por la Comisión Nacional de Elecciones solicitaron su registro como candidatos ante los consejos municipales, el 10 de abril el Comité Ejecutivo Nacional consideró que el procedimiento de selección interna se realizó conforme al estatuto y la convocatoria, validó de forma definitiva las candidaturas propuestas por la Comisión Nacional de Elecciones de Morena, al día siguiente, el Comité Estatal solicitó el registro de las nuevas candidaturas a presidentes municipales, síndicos y regidores por el principio de mayoría relativa, así como de las candidaturas de regidores por representación proporcional, y comenzaron las impugnaciones, el primer juicio ciudadano se presentó el 6 de abril, la aspirante a candidata a presidenta municipal de Tepezalá promovió juicio ciudadano local por la omisión del Comité Ejecutivo Nacional de sancionar la lista definitiva de candidatos, y de ahí en adelante, nadie se pone de acuerdo sobre quiénes son los candidatos, si los elegidos por la Comisión Nacional de Elecciones o los que sugiere, de manera taimada, Cuitláhuac Cardona Campos, dirigente estatal de Morena.

Como señala la nota de Sandra Macías en La Jornada Aguascalientes: “Hasta la fecha y a menos de un mes para que se lleve a cabo la jornada electoral del 2 de junio en la que se elegirán a los alcaldes de los distintos municipios de Aguascalientes, el Tribunal Electoral del Estado ha recibido un total de 101 juicios, lo cual, representa una cifra récord en un proceso electoral. De este centenar de juicios, se estima que el 75 por ciento corresponden a inconformes con los métodos de selección de Morena”. A menos de un mes de los comicios, una muestra de unidad era urgente, quién sabe si con el formato de asamblea informativa impuesto por Andrés Manuel López Obrador, a los asistentes, sinceramente, les tiene sin cuidado quién se quiere y quién se odia en Morena, están convencidos de que votarán por la Cuarta Transformación, sin importar a quién ponen como candidato, eso es lo que se percibe en la disciplinada disposición con que esperan a que inicie el encuentro, eso se nota en las pocas veces en que aplauden o corean.

Ricardo Monreal se abre paso entre los reporteros, centra su discurso en que se reunió con “todos los candidatos a presidentes municipales y les quiero también decir y anunciar que me he reunido con todo el partido, con Cuitláhuac, con Narro, con todos, y hemos decidido hacer un gran acuerdo de unidad, a partir de ahora van a ver a todos juntos, todos unidos, todos respaldando a los candidatos de Morena, por eso ahora he venido a saludarlos, de nuevo a Aguascalientes, ya saben que soy paisano, además en Feria, mientras unos están en los toros, pues yo estoy chambeando, y me he reunido con todos los dirigentes y todos me han dicho que vamos unidos, unidad real”; se le cuestiona sobre su “relación real con Arturo”, si no lo está haciendo sólo para la fotografía, el senador se detiene, revira puntilloso y enuncia la promesa que le dirá a los militantes, que si ayudan al candidato, los legisladores de Morena ayudarán a Aguascalientes: “Arturo es mi amigo, Arturo es un hombre al que yo respeto mucho, lo conozco hace muchos años y va a ser muy buen presidente municipal, ya es hora del cambio, ya es hora de que Aguascalientes tenga un hombre surgido de la sociedad civil, un hombre con respaldo social, pero además hago un compromiso, si ustedes hacen a Arturo presidente municipal, nosotros desde México, desde el Congreso de la Unión, desde el Senado, también vamos a respaldarlo, para que haga un buen trabajo, para que tenga respaldo presupuestal”. Ahí está, ese debe ser el acuerdo, la posibilidad de abrir la llave del presupuesto a condición de que la gente haga ganar al candidato de Morena, no da más detalles de lo que hablaron los de Morena, cómo se pusieron de acuerdo, de hecho, no se tiene claro qué se va a hacer con las impugnaciones, se le cuestiona a Monreal Ávila en qué quedaron con esos juicios ciudadanos y los desdeña con un gesto de la mano, como para alejarlos, “sí, sí las comentamos y todo, pero tenemos un gran acuerdo de unidad y vamos a ver cómo conciliar, porque hay un principio ya, el principio es la unidad, yo creo que hay como nunca la posibilidad de ganar Aguascalientes”.

A su lado, un empoderado Arturo Ávila afirma que se siente “muy contento, como puedes ver hay miles y miles de personas que están apoyando este movimiento, vamos a ganar. Tenemos unidad”, sonríe y toma al vuelo un cuestionamiento sobre los rumores del cambio de moderador en el debate organizado por el Instituto Estatal Electoral: “No vamos a ceder a los chantajes, que la candidata de Acción Nacional esté pidiendo cambios en los moderadores es un ataque a la libertad de expresión, eso no puede ser, nosotros respetamos a todos, yo no me inconforme con Alberto Romero, que quede claro, nosotros lo único que queremos es que todos estemos con un consenso y todos queremos participar, y que nadie nada más por el tema de un capricho, pida que se cambie un periodista, además una periodista como Rocío Gutiérrez”. El senador y el candidato avanzan, Arturo Ávila alcanza a responder que sí asistirá al debate organizado por Coparmex: “por supuesto, vamos a participar en todos, vamos a estar en todos y vamos a ganar”.

Frente a los militantes, al pie del monumento a Morelos, se improvisa el presidium, con excepción de  Pedro Haces, están todos los anunciados y más, un senador por San Luis Potosí, una senadora de Zacatecas, se suman diputados y diputadas locales, la franca apatía de los asistentes no ayuda a calentar el evento, tampoco lo hace la improvisada conductora que se equivoca al momento de nombrar a quienes se suman en torno a Ricardo Monreal y Arturo Ávila, incluso presenta a Manuel de Jesús Bañuelos como Manuel Bolaños y recibe el primer abucheo; le da la palabra al coordinador de senadores y la reconvienen, que no es así, “órdenes son órdenes”, dice la presentadora y le cede la palabra, primero, a Cuitláhuac Cardona.

El dirigente estatal de Morena improvisa en torno a acusaciones sin prueba en contra de la candidata a la alcaldía capitalina del PAN, Cardona Campos acusa a María Teresa Jiménez de la compra de credenciales de elector, de enrarecer la vida política del estado, “seguramente para este momento ya han rebasado los topes de campaña” y ya cuando se acuerda, finaliza subrayando que “es importante ver cómo ha sido el crecimiento de nuestro candidato”; acerca del acuerdo de unidad anunciado por Monreal Ávila, nada.

Le sigue José Narro, con una arenga genérica, acusa a los gobiernos panistas del aumento de la inseguridad en Aguascalientes para justificar la necesidad del cambio, “es necesario que Aguascalientes se una ya a la Cuarta Transformación con nuestro presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador”; del acuerdo de unidad al que llegaron, poco, finaliza su intervención con: “Hoy por eso aquí decimos, ya se terminador los contenciosos, los temas contenciosos electorales y las disputas, hoy es momento de caminar con unidad”.

La conductora del evento no encuentra el tono para subir los ánimos, ni con la ayuda de unas señoras que en primera fila chulean a Arturo Ávila logra conectar con el resto de los asistentes, no le queda más remedio que presentar al candidato a la alcaldía capitalina, y lo hace resbalando con humor involuntario, “necesitamos un héroe, ¿verdad?, y qué creen, se salió de la pantalla aparte de todo, con ustedes Arturo”.

El candidato de Morena a la presidencia municipal de Aguascalientes no alcanza a decir tres frases cuando lo interrumpe el mismo grupo de señoras en primera fila que evidentemente fueron a manifestar su apoyo: Se ve, se siente, Arturo presidente, Ávila Anaya se deja llevar y guía al coro.

La única referencia que hace Arturo Ávila al acuerdo de unidad es durante los agradecimientos a quienes lo acompañan. En su discurso aborda cuatro temas: seguridad, agua, corrupción y movilidad; sobre el primero insiste en que se creará la Guardia Municipal para “convertir a Aguascalientes en el lugar más seguro del país”, el candidato descarta la militarización e indica que se trata de “traer lo mejor del mundo y de la Guardia Nacional y la colaboración con el Ejército para tener a la mejor policía municipal, llamada Guardia Hidrocálida”, para eso “vamos a subir el sueldo y las condiciones de vida de nuestros policías, van a vivir bien y van a dar su vida por nosotros, van a ser amigos”. Acerca del servicio de agua, promete que “el primer día, cuando resulte electo presidente de Aguascalientes, vamos a lanzar la consulta pública y el pueblo va a decidir el futuro del agua para Aguascalientes, y si el pueblo decide que tenemos que darle una patada a Veolia, les vamos a decir: fuera, fuera”; su proyecto para combatir la corrupción se reduce a tres propósitos: “adiós a los moches, adiós a la corrupción, adiós a los de Acción Nacional”; y sobre movilidad promete que la próxima semana estará presentando el proyecto de infraestructura más importante del municipio de Aguascalientes, “es un proyecto en beneficio de la gente, en beneficio de la movilidad, espérenlo porque viene un cambio en la forma en que ustedes se transportan”.

No es el candidato, no son los candidatos o los legisladores, es simplemente que los asistentes son público difícil, seguidores del presidente de la República antes que de Morena, ahí le atina Arturo Ávila y se despide con varios vivas: “Que viva Aguascalientes, que viva Andrés Manuel López Obrador, que viva Andrés Manuel López Obrador, (sí, dos veces) y que viva la Cuarta Transformación”.

Para introducir a Ricardo Monreal, la conductora contagiada por los vivas de Arturo Ávila, inicia con otro: “Viva nuestro Iron Man”, pero no es muy coreada que digamos, así que intenta arengar a los morenitas con un “vamos a ganar” y pide un aplauso fuerte para el senador.

Ricardo Monreal sí conecta con los asistentes, desde la parte central del sillerío comienzan a corear su nombre, el senador inicia su posicionamiento, el jalón de orejas a la dirigencia estatal: “Hemos celebrado con los dirigentes un gran acuerdo de unidad, ya no más pleitos internos, ya se acabaron, lo más importante es ganar el futuro de Aguascalientes, por eso aquí está Cuitláhuac, presidente del partido, con el que hemos conversado y me ha dado su palabra de ahora estar unidos, junto con todo el partido; y por eso está aquí José Narro, que es nuestro delegado y también hemos hecho un compromiso de unificar todas las planillas, todos los grupos, todos los simpatizantes, no podemos estar aislados y por eso están los fundadores de Morena, yo soy fundador de Morena, y siempre que hay pleitos internos, me da mucha tristeza porque no fundamos Morena para pelearnos, sino para cambiar México, y por eso ahora Aguascalientes va a dar un ejemplo de unidad”.

Cuando agradece la presencia de los candidatos, senadores y diputados, Monreal Ávila distingue a  Nora Ruvalcaba, fundadora del Movimiento de Regeneración Nacional, “que va a estar trabajando en sus horas libres para Morena”.

Ricardo Monreal insiste en que el acto es un encuentro de unidad y describe por qué es necesario, compartiendo los resultados de una encuesta: “El compromiso que hicimos en las reuniones fue de que vamos a cerrar filas con Arturo y con los candidatos a presidentes municipales, vi una encuesta ayer y fíjense ustedes cómo aparece la encuesta, ayer me la mostraron, Morena como partido 22 puntos, como partido, el PAN 21 y el PRI ya ni les digo, pero la división como candidato nos baja tres puntos, lo que tenemos que hacer es estar unidos y subir para competir y para ganar”.

El coordinador de los senadores de Morena muestra el centro del acuerdo de unidad, se los vende a los asistentes, el intercambio de ayuda, la promesa: “Quiero pedirles que no dejen solo a Arturo, yo hago un compromiso con ustedes, sí ustedes le ayudan a Arturo para ser presidente, aquí habemos seis senadores y somos la mayoría en el Congreso de la Unión, si ustedes le ayudan a Arturo, nosotros desde México, en el presupuesto vamos a ayudarle a Aguascalientes, si ustedes ganan Aguascalientes nosotros le vamos a ayudar a Aguascalientes a que pueda cumplir con todos sus compromisos de campañas”, reitera Ricardo Monreal, “ya se los digo, somos serios y hacemos un compromiso, tan luego gane, lo citaremos allá para ver los proyectos y ser gestores ante la Cámara de Diputados para el presupuesto y en la Ley de Ingresos que nos toca a nosotros aprobar, respaldaremos a Aguascalientes, pero también haremos gestoría con los secretarios de estado para que traten con dignidad a Aguascalientes y para que Aguascalientes pueda recobrar su grandeza, y pueda recobrar su seguridad”.

El senador aprovecha el evento para exigir que los asistentes se organicen, que formalicen su participación en la estructura de Morena, que intenten convencer a otras personas de las bondades del proyecto de la Cuarta Transformación. Ricardo Monreal hace una pausa, la conductora cree que es el momento de finalizar el Encuentro de la Unidad, pide que se descubran la cabeza y preparen para entonar el Himno Nacional, pero el senador Monreal pide de nuevo el micrófono: “Hoy me di cuenta y me da mucho gusto que ya Alférez y Nora estén trabajando con nosotros, son gente buena que nos ayuda, y también me da gusto que Bañuelos esté con nosotros, ahora es el suplente de Arturo”, y sigue lo que suponemos es el Manuel para finalizar discursos de Morena: una mención a López Obrador, el senador consigue los aplausos y vivas cuando le recuerda al público que él había dicho que Andrés Manuel López Obrador iba a ser el mejor presidente de México, y ya lo está siendo.

Y ya, eso es todo, de hecho los asistentes se han estado yendo poco a poco, después de cantar el Himno Nacional se vacía rápidamente el sillerío, algunos candidatos de otros municipios aprovechan para tomarse la foto con el senador, para fotografiarse a los pies del monumento a Morelos, ahí se quedan ellos, deambulando, como deambula Judith Baca, que no aplaudió una sola de las intervenciones, ni uno solo de los acuerdos.

La comitiva se adelgaza, cuando aparecen los autos en que viajan Arturo Ávila y Ricardo Monreal, antes de irse, el senador se dirige a Fernando Alférez y desde la ventanilla del auto parece decirle “échame la mano con eso”, Alférez asiente; Manuel de Jesús Bañuelos se retira a una esquina a fumar, sin seguidores, cuando el candidato a la alcaldía capitalina y el senador avanzan ya sobre Avenida Siglo XXI, alguien le pregunta a Cuitláhuac Carmona algo sobre la logística del transporte, el dirigente estatal evidentemente molesto contesta “no sé cabrón, a mí qué me preguntas” y desaparece caminando por la acera, sin responsabilidad alguna.

 



The Author

Edilberto Aldán

Edilberto Aldán

Director editorial de La Jornada Aguascalientes
@aldan

1 Comment

  1. Jorge Luis González
    05/05/2019 at 17:02 — Responder

    Por favor, si este señor Avila es un empleado de Lorena Martínez y de Carlos Lozano; una la gran perdedora de todo que ahora quiere más facilidades para su licorerías y el borrachín del otro que quiere chamba para su hijo. Con Avila es entregarle la plaza a alguno de los grupos delincuenciales del centro del país. ¿Eso quieren?

¡Participa!