Opinión

Bienvenidos a Sui generis / Sui generis

Bienvenidas personas lectoras a esta colaboración semanal, sirva la presente para hacer constar que no pienso cambiar el mundo mediante palabras, porque estoy convencido que las transformaciones se dan día con día mediante acciones que derrotan todo tipo de inmovilismo. Este espacio, considérenlo suyo, mío, nuestro. En donde el sentido crítico, racional y reflexivo más allá de herir susceptibilidades y de antagonismos.

No es necesario explicar y plasmar ¿quién soy?, porque como dice un buen amigo mío, definirse es limitarse. Lo que en verdad importa aquí, es el enfoque que se le dará a los temas políticos, económicos y sociales. Como lo dijo Aristóteles, el ser humano es un animal político por naturaleza, negar esta afirmación, es negar nuestra propia especie y nuestra propia esencia.

Durante toda su existencia, la política siempre ha tratado de ser entendida, comprendida y estudiada. Sin embargo, al ser propia de los seres humanos, cuenta con muchas contradicciones, imperfecciones, misterios, dogmas, mitos, moralidad y ética. La política no se limita únicamente a cuestiones electorales, la política es en sí misma un todo, la base que estructura e impone (para bien o para mal) el funcionamiento de toda sociedad.



En la actualidad, la política mexicana atraviesa por una infinidad de variables, las cuales influyen directa e indirectamente en el comportamiento y pensamiento social. Hoy, más que nunca, la sociedad se encuentra en un clivaje y maniqueísmo derivado de los actores políticos. Chairos o fifìs, el término que coloquialmente se ha legitimado en el imaginario colectivo para poder etiquetar a todo ciudadano que está a favor o en contra del Gobierno. Expresiones que son utilizadas todos los días por aquellos que piden paz, respeto y unidad, y que son los primeros en lanzar la piedra y esconder la mano.

La política, despierta las cuestiones pasionales y debilidades de los seres humanos, como todo partido de futbol, la ciudadanía se siente partícipe de su entorno y de las decisiones que se toman. Todo mundo dice conocer algo, pero en realidad, la mayoría ignora el todo, convirtiéndose en replicadores de terceros, siendo más animales que políticos.

Toda acción y decisión en política va sesgada, tiene una justificación, tiene una razón de ser, y que muchas veces la lógica y la cuestión cognitiva no logra comprender, porque más allá de este tema del romanticismo de los ideales, las convicciones, etcétera, el trasfondo siempre será pragmático. Por lo que antes de criticar las decisiones políticas, debemos de buscar cuáles fueron las acciones que derivaron en esa decisión, cómo afectará la convivencia y los acuerdos de los actores políticos, quiénes se beneficiarán de esa decisión, quiénes se verán perjudicados, como influye esta decisión en el aspecto social y económico, etcétera.

Los invito a estar atentos cada semana de este espacio que gracias al Periódico La Jornada Aguascalientes se nos brinda para poder poner sobre la mesa varios temas de interés.

Independientemente de lo que digamos y pensemos, quiero que quede claro en este tema, como dijo un politólogo español: “En política hay una regla que aún no logramos comprender, aquella que establece que los buenos pierden y los malos, aunque triunfan, tampoco ganan”.

 

gaytanle@gmail.com

The Author

Luis Emmanuel Gaytán

Luis Emmanuel Gaytán

No Comment

¡Participa!