PolíticaPortada

Congreso de Aguascalientes no se puede quedar de brazos cruzados sobre matrimonios igualitarios

  • Pese a mandato de la SCJN, el Congreso debe empatar la legislación local para cumplir con la Constitución Mexicana
  • Personas con enfermedades crónicas degenerativas aún necesitan amparo para casarse

 

Pese a que ya es posible que las parejas del mismo sexo se casen sin necesidad de ampararse en Aguascalientes, el Congreso del Estado no se puede quedar con los brazos cruzados y debe adherirse al mandado de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) sin contar que aún hay materias pendientes como la imposibilidad para la contracción de matrimonio para personas con enfermedades crónicas degenerativas que persiste en el Código Civil de Aguascalientes.

Aunque se desconoce si desde antes habría ocurrido, se sabe que el 2 de abril una pareja de mujeres solicitó su matrimonio ante el Registro Civil del Estado de Aguascalientes con la expectativa de que ésta fuera denegada, de esa forma recurrirían a un amparo como hasta ese momento lo habían hecho las parejas del mismo sexo que pretendían casarse en Aguascalientes.

Sin embargo, las mujeres se llevaron la sorpresa de que la solicitud de matrimonio no les fue negada por el Registro Civil de Aguascalientes, como dio cuenta el abogado de la pareja, Wilfrido Isamí Salazar Rule -quien ha acompañado a los matrimonios de otras parejas del mismo sexo en Aguascalientes-, a través del documento donde la dependencia estatal aceptó la unión que publicó en su red social, censurando los nombres de las mujeres.

Lo anterior ocurrió debido a que el 2 de abril la Suprema Corte ordenó la anulación de los Artículos 143, 144 y el 313 bis del Código Civil del Estado de Aguascalientes que limitaban la unión a parejas formadas por un hombre y una mujer, con el fin de perpetuar la especie y crear en ellos una comunidad de vida.

Como lo señaló Marco Antonio García Robles, quien probablemente fue la última persona que se casó con su pareja del mismo sexo mediante amparo en Aguascalientes y quien preside la asociación civil VIHDHA, desde que ya no se necesita amparo más parejas compuestas por hombres o por mujeres han mostrado interés por casarse en el estado.

En 2018 en Aguascalientes, según datos de la Secretaría General del Gobierno del Estado, obtenidos gracias a una solicitud de información, se llevaron a cabo 23 matrimonios de parejas del mismo sexo.

Sin embargo, y pese a que el Registro Civil está obligado a conceder el matrimonio de personas del mismo sexo en Aguascalientes por un mandato superior, agregó García Robles, el Congreso Local debe hacer las adecuaciones necesarias para cumplir los mandatos de la SCJN y no contraponerse a la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y el derecho al desarrollo de la libre personalidad.

De no acatar la resolución de la SCJN para modificar el Código Civil e incluir las uniones entre personas del mismo sexo dentro de la definición de matrimonio, los diputados del Congreso del Estado podrían recibir sanciones e incluso ser enjuiciados políticamente, según la diputada del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), Natzielly Teresita Rodríguez Calzada.

Aunque por mandato de la SCJN, las parejas del mismo sexo ya pueden contraer matrimonio en Aguascalientes, esto no aplica para otros casos como las personas que padecen de una enfermedad crónica degenerativa como el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH), incluso si está compuesta por un hombre y una mujer, además de que tampoco se establece en el Código Civil la posibilidad de una persona para cambiar su género; en ambos casos se debe recurrir a un amparo.

Otro caso que aún no se ha resuelto y que compete a las parejas del mismo sexo es la posibilidad de que una de las personas que conforman la pareja no puede adoptar al hijo biológico de la otra, lo cual de momento requiere de juicios complejos e interpretaciones del Código Civil según Marco García: “No porque ya el Registro Civil permitió por una orden superior, ahora ya se resolvió, hay que atender todo el número de pendientes en el Congreso”.



The Author

Carlos Olvera Zurita

Carlos Olvera Zurita

Nada, sólo 28 años de vida. Reportero en La Jornada Aguascalientes.

No Comment

¡Participa!