Política

Ejercer derechos político-electorales, una vía para que mujeres indígenas participen en el ámbito público

  • La condición de mujer indígena de ningún modo compromete las habilidades para desempeñar un cargo público
  • Defensoría Pública Electoral para Pueblos y Comunidades Indígenas ha promovido diversos casos que involucran a mujeres que han vivido violencia política por razón de género

 

La magistrada de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), Janine M. Otálora Malassis, señaló que acudir a los mecanismos de defensa instituidos para las personas indígenas permite combatir las resistencias para que las mujeres indígenas puedan ejercer plenamente sus derechos: “En el caso de los derechos político-electorales, el Tribunal Electoral creó la Defensoría Pública Electoral para Pueblos y Comunidades Indígenas que brinda asesoría y defensa legal de manera gratuita”.

Señaló que la Defensoría ha promovido diversos casos que involucran a mujeres que han vivido violencia política por razón de género y que a través de su trabajo y las decisiones de la Sala Superior del TEPJF se busca asegurar la participación de las mujeres indígenas en todas las instituciones de toma de decisión.

En San Sebastián Tutla, Oaxaca, al dictar la conferencia magistral Derechos políticos electorales de las mujeres indígenas, advirtió que el derecho que tienen las mujeres a integrar espacios públicos en donde se delibera y se toman las decisiones que afectan a una comunidad y a un país, “es uno de los mínimos indispensables para que podamos ser reconocidas como personas que a su vez tienen algo valioso para ser escuchado, algo que aportar (…) las mujeres somos puntos de referencia para la definición de lo político, de la ciudadanía, de lo indispensable”.

Los casos en los que la Defensoría y la Sala Superior del TEPJF han incidido en la garantía de los derechos políticos electorales de las mujeres indígenas “mitigan la indignación y nos demuestran que hay vías efectivas para el reconocimiento de los derechos político-electorales de las mujeres indígenas y un camino andado por muchas de ellas que potencia las posibilidades de ejercerlos”.

La magistrada Otálora Malassis dijo que “la frustración que generan años de invisibilización es lo que nos une y lo que genera una fuerza creativa de cambio en las maneras en que hemos sido conceptualizadas, valorizadas y nombradas”.

 

Con información del TEPJF

 

The Author

Redacción

Redacción

No Comment

¡Participa!