Opinión

El superpoder de salvar al planeta Tierra / Ambientalistas en LJA

Ricardo Alexis Sánchez Marmolejo

Alumno de la carrera de Filosofía UAA

 

Víctor Hugo Salazar Ortiz

Movimiento Ambiental de Aguascalientes A.C.

 

Los problemas ambientales que se presentan en la actualidad son el resultado de la explotación desmedida de los ecosistemas, y aunado a ello, la indiferencia humana hacia las especies que en ellos habitan, pues no se piensa en el daño que se causa tanto a los animales, las plantas, la tierra, la contaminación del agua, del aire, de la tierra. No obstante, sí nos preocupa la mala calidad del aire y del agua en nuestra ciudad así como el cambio de temperatura. Pero esta angustia, en gran parte de la población, tiene un carácter egoísta al ver que su calidad de vida a la que están acostumbrados puede disminuir, temen a que llegue el año 2030 debido al pronóstico que se ha hecho, en el que la escasez de agua y los climas extremos azotarán a nuestro planeta. Irónicamente, esas mismas personas a pesar de ese sentimiento de angustia, continúan sin sentir una conexión con la Naturaleza, siguen pensando que está a su servicio y que en cuanto muestre señales de recuperación, podrán seguir su vida normalmente, es decir, aprovechándose de los bienes naturales de la misma forma. ¿No sería mejor dejar de pensar en las vicisitudes que se nos pueden presentar y en su lugar hacer cambios para que la Tierra se recupere y así evitar experimentar las catástrofes que se pronostican? ¿Estamos a tiempo para hacer un cambio en nosotros y dejar de hacerle daño a este hogar que compartimos con otros seres vivos? ¿Tenemos claro lo que debemos hacer?

En redes sociales circulan publicaciones referidas al desgaste en el que se encuentra sometida nuestra casa común y todo lo que en ella habita, con lo que se intenta despertar la conciencia de los individuos para que los lleve a realizar acciones que contribuyan a mejorar la situación planetaria. Parte de la población, especialmente joven, está atendiendo a ese llamado y realiza tareas prácticas como el uso la bicicleta, cuidan el uso del agua y la electricidad en casa, reducen el consumo de productos de ciertas marcas y eligen lo ecofriendly, participan en reforestaciones, discuten en su círculos y redes sociales temas ambientales, en fin muchos jóvenes está cambiando sus hábitos personales teniendo como referencia procurar el bienestar de la Tierra. Esto nos dice que el pensamiento de algunas personas está cambiando, se han dado cuenta que no pueden seguir siendo indiferentes hacia el daño causado a los ecosistemas y a los seres vivos con los que compartimos este planeta; están dispuestos a hacer algo para remediarlo. En pocas palabras, son la generación del cambio y los no tan jóvenes tienen la obligación de apoyarlos para que sigan impulsando estas acciones.

En clase de Ética Profesional tuvimos la oportunidad de revisar el texto de Christopher Robichaud (2010), Un gran poder conlleva una gran responsabilidad: sobre los deberes morales de los superhéroes y superpoderosos, en el que se habla de una problemática que se presenta a los héroes en las películas y es el siguiente: ¿deben usar sus superpoderes para salvar a la humanidad o deben abstenerse de usarlos para no generar un daño a sus allegados? Este dilema es aparentemente resuelto cubriéndose el rostro y ocultando con ello su identidad, lo que impide que se les reconozca y puedan llevar una vida normal, pero la realidad es que siempre les resulta complicado conseguirlo y por eso en determinados momentos parece que optan por renunciar a su poder y vivir en paz, como vive una persona ordinaria. Pero las películas nos muestran que un auténtico superhéroe no puede renunciar a su poder y buscar hacer el bien. En este sentido Robichaud señala que los auténticos superhéroes anteponen el bien mínimo por un bien mayor, es decir, salvar a la humanidad antes que a sus seres queridos.

Si usted vio la última entrega de la cinta de Los Vengadores se pudo percatar de la desorientación que los héroes de la historia experimentaban debido a las consecuencias que la batalla contra Thanos, el supuesto villano, trajo consigo. El resultado de ésta fue que la mitad de la humanidad desapareciera, incluidos superhéroes y algunos familiares de los superhéroes sobrevivientes. Cuando se les ocurre viajar al pasado para intentar evitarlo, Thanos se percata de ello y señala que él desapareció a la mitad de la humanidad buscando un equilibrio, era una simple lección, pero dado el atrevimiento de los superhéroes y que no entendieron, entonces eliminará en esta nueva oportunidad a toda la raza humana. Para evitarlo, todos los superhéroes se unen, pues el poder de uno solo no es suficiente, todos tienen que luchar y cooperar, asimismo orientar las fuerzas de la naturaleza, en este caso el poder de las gemas, hacia el bien. Al final el objetivo se consigue, pero teniendo como costo la pérdida de la vida del líder, quien ya había renunciado a seguir luchando, pues la vida le había dado una segunda oportunidad para vivir en paz con su familia, pero una vez que resuelve el algoritmo para cambiar la historia, elige el Bien y no su propio bien, es decir, antepone su bien propio por un Bien mayor: salvar el mundo.

Imaginemos que la Tierra es Thanos y está a punto de chasquear los dedos ¿qué hacemos?, ¿a qué bando pertenecemos? Podríamos decir que al de los malos porque nos hemos aprovechado de los recursos que el planeta nos ofrece sin dar nada a cambio, ni siquiera respeto. Nuestra arrogancia se elevó cada vez más, aumentamos los números de nuestra especie e hicimos un uso indiscriminado de los bienes naturales. Esto ha ocasionado un desequilibrio que poco a poco ha ido desgastando a nuestra madre Tierra, orillándola a buscar la forma de restablecer sus mecanismos vitales que le permitan seguir existiendo, esto es, está por chasquear los dedos. Pero, ¿por qué para evitar que eso que ocurra usamos nuestros poderes para hacer el bien en vez del mal? Ha llegado el momento de dejar de ser los villanos, dejar de seguir siendo los protagonistas de la historia, es nuestra oportunidad de cambiarnos de bando, de desempolvar nuestras capas y ser los superhéroes que el mundo necesita. Tenemos una gran tarea, cambiar la historia reciente del “destruir, contaminar, usar y tirar” por una en la que nos preocupemos por “preservar, conservar, cuidar y construir”. Las gemas están completas: deforestación, extinción, contaminación, calentamiento global, agujero en la capa de ozono. Sólo hace falta el chasquido, mismo que podemos aceptar sin luchar, o luchar todos unidos para restaurar el orden y el equilibrio vital de nuestro planeta, lo que nos convertiría en superhéroes reales.

 

residenevil_85@hotmail.com | vhsalaza@gmail.com

 

The Author

Victor Hugo Salazar Ortiz

Victor Hugo Salazar Ortiz

No Comment

¡Participa!