Sociedad y Justicia

A medida que se urbanizan terrenos en Aguascalientes, aves nativas tienen menos espacio

  • Las aves nativas no se adaptan a la actividad humana y prefieren huir de sus anteriores hábitats
  • Los lugares son desplazados por especies invasoras que están altamente relacionadas con la actividad humana
  • De las 300 especies de aves detectadas en Aguascalientes, 25 son invasoras

 

Guadalupe Castorena, presidente del Colegio de Biólogos de Aguascalientes, informó que de las más de 300 especies de aves detectadas en Aguascalientes cerca de 25 son especies invasoras que están adaptadas a la vida humana, por lo que en medida que los humanos y la urbanización gana terreno éstas especies también lo hacen en detrimento de las nativas.

Según Guadalupe Castorena, al mes se hace un trabajo de detección de aves en Aguascalientes gracias al cual se han registrado más de 300 especies y probablemente en octubre saldrá un artículo científico sobre las del Bosque de Cobos en el que participan cinco investigadores, que dejará más clara la presencia de estos animales en el estado.

Entre las 300 aves que hay registradas en Aguascalientes, apuntó la bióloga, hasta 25 especies son invasoras y se concentran en la ciudad o zonas urbanas como lo son los tordos y las palomas domésticas, que básicamente están adaptadas y dependen directamente de la actividad humana.

Una vez que se termina la zona urbana, agregó Castorena, se pueden comenzar a ver otras especies de aves, sobre todo las nativas, que al momento de que se van construyendo fraccionamientos se van desplazando abandonando antiguos espacios que ahora son ocupados por las aves invasoras.

También están las especies migratorias que pueden ser vistas en los meses de invierno, sobre todo en los cuerpos de agua como la Presa Calles donde la temporada pasada se contabilizaron tres mil patos, un suceso de mucha importancia para la biología del estado según la titular del Colegio de Biólogos: “Fue impactante para nosotros”.

Las aves, recordó Castorena, son uno de los animales más vulnerables tanto a la contaminación área como a la acuática, por lo que se han registrado muertes de aves masivas, sobre todo de las migratorias, en algunas presas: “Pero también es muy importante ver que son las que nosotros podemos observar”.

 

The Author

Carlos Olvera Zurita

Carlos Olvera Zurita

Nada, sólo 28 años de vida. Reportero en La Jornada Aguascalientes.

No Comment

¡Participa!