Sociedad y Justicia

Transición a juzgados laborales en Aguascalientes requerirá recursos económicos y humanos

  • Rezago de siete mil 500 demandas en la entidad no se resolverá con nueva ley
  • Empresarios y sindicatos deberán defender el tripartidismo

 

 

Difícil que con las reformas a la Ley del Trabajo respecto a la justicia laboral, por sí mismas vayan a agilizar los trámites de las siete mil 500 demandas laborales rezagadas en Aguascalientes, para ello es necesario que la junta de conciliación y arbitraje y el nuevo Tribunal local cuenten con los recursos y personal necesario y no estén tan restringidos como sucede actualmente.

El dirigente local de la Confederación de Trabajadores de México, Alfredo González González, consideró necesaria una ampliación importante de personal de los presentes y futuros entes de impartición de justicia laboral a fin de poder terminar con el enorme rezago de resolución de demandas, que en el caso de Aguascalientes suman más de siete mil 500 demandas.

“Si en este momento a la Junta (de Conciliación y Arbitraje) no le dan personal extraordinario para terminar con el rezago, la transición a los juzgados laborales no se llevará a cabo en cinco años, como se tiene planeado, sino que se van a ir a los diez”, expuso el líder sindical.

Insistió que el cambio de junta a tribunal no garantiza en automático una mejora en la impartición de justicia laboral, ya que corre el riesgo de que sea comparable al proceso que a la fecha no se ha concluido con el nuevo sistema de justicia penal acusatorio.

Alfredo González descartó que prevalezca una situación de corrupción en las Juntas de Conciliación y Arbitraje, al ser este uno de los argumentos para transitar a un nuevo modelo, aunque señaló que existe un gran control del Poder Ejecutivo tanto en la local como en lo federal, pero no en la toma de decisiones: “Yo nunca vi un juicio tendencioso como resultado de una recomendación, y menos de corrupción; mira gran parte de nuestras actividades son en la junta de conciliación y arbitraje”.

Un inconveniente, consideró el dirigente cetemista, que traerá la transición de la justicia laboral con la conformación de los juzgados es que en los tribunales habrá un secretario y un juez, y desaparece el representante patronal y el sindical.

Si bien en lo anterior opinó que no habrá mayor afectación en que desaparezca el tripartidismo, existen otras instancias en las que será necesario defender que se mantenga la participación de patrones y sindicatos en las tomas de decisiones de instancias como el IMSS, Infonavit y la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro, al ser ilógico que no sean tomados en cuenta por dependencias que funcionan con el dinero de los trabajadores y las empresas.

 

The Author

Claudia Rodríguez Loera

Claudia Rodríguez Loera

Reportera en La Jornada Aguascalientes.

No Comment

¡Participa!