Sociedad y Justicia

Hospitales nacionales e institutos de especialidades trabajan a la mitad de su capacidad

  • Hay problemas serios de abasto de medicamentos en 23 estados
  • Contraproducente a limitar el tratamiento a enfermos

 

Recortes realizados desde la Secretaría de Hacienda al sector salud obligan a que hospitales nacionales e institutos de especialidades médicas operen hasta con 50% de su capacidad, aseveró Sergio Velázquez García, titular del Instituto de Servicios de Salud del Estado de Aguascalientes (Issea).

Institutos nacionales de gran prestigio como el de Cancerología y otros hospitales de especialidad que dan servicios a pacientes de toda la República ya presentaban déficits financieros y ahora con los recortes presupuestales llegan ya a niveles preocupantes, ya que bajar la capacidad es imposible, pues no se podrá dotar de atención a la población que así lo requiere.

Ejemplificó que el Instituto Nacional de Nefrología, que trabaja normalmente con 300 camas, ha visto su capacidad disminuida a 100, la tercera parte, mientras que el de Cancerología, que contaba con 40 millones de pesos para las acciones encaminadas a la prevención y atención del cáncer, ahora tiene cero presupuesto.

El funcionario detalló que 23 estados del país están en “serios y graves problemas” en materia de abasto de medicamentos, y entre estos los retrovirales: “No se alcanza a dimensionar lo que ocasiona la falta de abasto de medicamentos suficientes, un ejemplo muy simple es que si se deja sin cobertura y tratamiento con los retrovirales a personas con VIH que están ahora integrados a una etapa productiva, que tienen más de 20 años y más, con carga viral indetectable, si se les va a quitar esa medicación lo único que va a pasar es que van a irse deteriorando, y el gasto que representa hospitalizar a cada una de estas personas tiene el costo de seis mil pesos el día-cama”.

El secretario aseveró que hasta el momento el estado de Aguascalientes no tiene problemas por dos razones: en cuanto a retrovirales existe un abasto garantizado hasta septiembre, sin dejar de surtir a los poco más de 700 pacientes; además, esta administración no se subió a la compra consolidada que pretende realizar la Secretaría de Salud en fecha próxima, porque no saben para cuándo se realizará, al no existir aún las bases para el proceso de licitación: “Estoy cierto que esta licitación va directa al fracaso por una sencilla razón: el IMSS maneja desde hace años las mega licitaciones consolidadas y lleva años afinando todo el proceso y tener éxito, de tal manera que hoy la propia Organización para el Desarrollo Económico reconoce el funcionamiento de este procedimiento. No es posible que comiencen de cero”.

Dijo estar de acuerdo en que se trabaje en detectar las prácticas de corrupción, pero esto debe realizarse sin detrimento en la calidad de los servicios de salud y el abasto de medicinas, por ello en este momento la prioridad con los institutos nacionales y los hospitales de especialidades.

Si bien en cuanto el abasto de medicamentos el Issea tiene el tema cubierto por unos meses, los recortes presupuestales sí afectaron para poder pagar personal en áreas como salud mental, además de que tampoco se han logrado hacer nuevas contrataciones para satisfacer las necesidades médicas que hay en la población.

 

The Author

Claudia Rodríguez Loera

Claudia Rodríguez Loera

Reportera en La Jornada Aguascalientes.

No Comment

¡Participa!