PortadaSociedad y Justicia

Ley Federal del Trabajo pone al trabajador en el centro de la relación sindicato-empresa

  • Reformas permiten al trabajador pertenecer o no a un sindicato
  • Acuerdos entre sindicato y empresa se extenderán a los no sindicalizados

 

 

Con las reformas a la Ley Federal del Trabajo, la relación entre sindicato y empresas ponen al trabajador en el centro, de tal forma que la libertad sindical marca posiblemente en México en el inicio de lo que sucede en Europa, en donde la tendencia es que cada vez menos trabajadores pertenezcan a un organismo sindical.

El presidente de la Comisión Laboral de Coparmex Aguascalientes, Juventino Romero de la Torre, explicó: “Ahí tenemos que voltear a ver al trabajador y hacerlo el centro de todo. El sindicato y la empresa van a quedar un poco a un lado; los sindicatos tienen que estar bien con los trabajadores y representarlos adecuadamente, porque ahora las direcciones de las directivas pueden cambiar al haber ahora la opción de que así sea”.

Recordó que con las reformas a la Ley Laboral, lo cual además es una tendencia en el ámbito internacional, los trabajadores no están obligados a pertenecer a un sindicato, es decir, que pueden afiliarse al que más le convenza o dejar de formar parte de él; pues inclusive también -con base en la nueva ley- pueden solicitar a la empresa que no se les retenga cantidad alguna de su sueldo por concepto de cuota sindical.

Además existe la ventaja que si un trabajador decide no sindicalizarse, los acuerdos entre sindicato y patrón serán en beneficio de todos los trabajadores sindicalizables aunque no formen parte de él ni paguen cuotas, ya que la ley establece que los contratos colectivos por regla general son extensivos a todos, inclusive a los de confianza, salvo disposiciones contrarias que establecen que ciertos beneficios no aplican a estos últimos: “Ante esto los sindicatos pueden ir perdiendo membresía, pues hay quienes decidirán dejar de pagar cuotas, ya que además tendrán los mismo beneficios; será interesante ver cómo estará el comportamiento de los propios sindicatos y de las empresas, pues pueden decirle los sindicatos a las empresas que requieren cobrar las cuotas y decir el patrón pagarlas o no. Por eso insisto en que el trabajador va a estar al centro en esta relación”.

Expresó que otra tendencia europea es que cada vez hay menos trabajadores afiliados a sindicatos.

Romero de la Torre habló de otro tema que concierne de manera especial a todos los trabajadores, y es el incremento al salario, y consideró que será necesario analizar antes ciertos aspectos económicos, al ser poco deseable que se repita lo que sucedió en la frontera norte a inicios del presente año, donde el salario mínimo se incrementó repentinamente al doble, lo que provocó que los trabajadores que ganaban 100 pesos y tenían menos responsabilidad que los que ganaban un poco más, ahora todos ganan lo mismo; con los perjuicios que esto trajo a los empresarios, muchos de los cuales decidieron abandonar sus fábricas.

Si bien el objetivo de Estados Unidos y Canadá, tras la posible firma del Tratado de Libre Comercio, es que se acerquen los salarios de México al de esos países, esto no significa que sea viable que se realice en el corto plazo o de forma automática tras signar el acuerdo.

El salario mínimo es de 102.68 pesos, lo que representa 5.50 dólares al día, cuando personal de la industria automotriz en los estados Unidos que perciben 22 dólares por hora, hace complicado el llegar a esos estándares.

El analista y también empresario explicó que la oferta y la demanda ayudan mucho en el tema salarial, pues ahora muchas empresas deciden incrementar los salarios para bajar la rotación del personal; una situación que sucede actualmente en Aguascalientes en el sector industrial principalmente.

 

The Author

Claudia Rodríguez Loera

Claudia Rodríguez Loera

Reportera en La Jornada Aguascalientes.

No Comment

¡Participa!