EducaciónPortada

Por ley, quieren sancionar por uso de celular a alumnos y maestros en Aguascalientes

  • La prohibición de uso de celular en clases abarca no sólo a alumnos sino a maestros, y quien incumpla sería sujeto a sanciones de trabajo comunitario
  • Estudios revelan que el uso del móvil afecta considerablemente la retención a largo plazo de los contenidos educativos

 

 

Diputados integrantes del grupo parlamentario mixto conformado por los partidos Verde Ecologista de México, Encuentro Social y Nueva Alianza pretenden que, por ley, no sólo alumnos sino maestros tengan prohibido el uso de celulares dentro del horario de clases, y el incumplimiento a tal disposición sería sancionado con trabajo comunitario.

Con la adición propuesta al artículo segundo de la Ley de Educación del Estado de Aguascalientes, se estipularía a la letra:

“Queda prohibido utilizar medios de comunicación en su modalidad de celulares, tablets y cualquier otro, a quien imparta docencia durante las horas hábiles de clases y alumnos, en cualquiera de los Planteles Educativos descritos en la presente Ley, en la inteligencia que quien incumpla esta disposición, ya sean docentes del Plantel y alumnos, serán sancionados a través de los padres de familia, tutores y/o responsables, con el trabajo comunitario que impondrá el Instituto de Educación de Aguascalientes”.

El fundamento central a la modificación de ley propuesta es que utilizar el móvil en clases puede afectar el rendimiento académico a largo plazo, mientras que el uso de los celulares por parte del personal docente, estiman los diputados que también influye en el desarrollo normal y armónico de la clase y del propio aprendizaje del alumno.

Los profesores no deberían estar respondiendo los comúnmente llamados “whatsapps” en las horas de clase y los alumnos tampoco jugar mientras el profesor intenta enseñarles, se lee en el texto presentado a consideración de la LXIV Legislatura del estado de Aguascalientes.

La propuesta en su apartado de exposición de motivos destaca un estudio publicado por la revista Educational Psychology y a través del cual, se analizaron 118 estudiantes estadounidenses durante todo un semestre quienes tomaron clases de aproximadamente 80 minutos dos veces por semana y los estudiantes sólo podían utilizar su celular en clase uno de esos dos días, martes o jueves.

Sobre el final de cada clase se propuso una pequeña prueba escrita para determinar qué tan distraídos habían estado los alumnos. Luego, al final del curso se propondría un examen final.

En las clases que estaba permitido el uso del móvil, los estudiantes admitieron haber utilizado un poco su tiempo para enviar mensajes, navegar por redes sociales o jugar online, entre otras cosas. Lo sorprendente es que, incluso con esa distracción, los tests realizados al final de cada clase fueron aprobados con buenas calificaciones. En ese sentido y en principio, el uso del teléfono no causó problemas en el rendimiento académico.

Pero esto no es todo -reza el documento legislativo analizado por los legisladores de Aguascalientes-, los problemas comenzaron a llegar. Al momento del examen final, cuando se pone a prueba la retención a largo plazo, aquellos estudiantes que sí habían utilizado sus teléfonos en clase obtuvieron calificaciones menores a los que no lo usaron.

Es decir, la atención dividida no tiene un efecto inmediato sobre el rendimiento, pero sí lo tiene a largo plazo: “Además, tal como lo dice Arnold Glass, responsable del estudio, se trata de un dato que deben tener en cuenta tanto los estudiantes como los docentes: Estos hallazgos deben alertar a los estudiantes y docentes de que la atención dividida tiene un efecto insidioso que está perjudicando el rendimiento en los exámenes y en la calificación final. Para ayudar a administrar el uso de dispositivos dentro del aula, los profesores deben explicarle a los alumnos el efecto dañino de las distracciones sobre la retención, no sólo para ellos, sino para toda la clase”.

 

The Author

Sandra Macías

Sandra Macías

Periodista por devoción, abogada por convicción, más de veinte años contando historias hacen de mi vida una experiencia grata y especial.

No Comment

¡Participa!