Opinión

Tommy – The Who / El banquete de los pordioseros

Estamos en 2019, esto es importante, entre muchas cosas, por lo que sucedió hace 50 años. De acuerdo, sucedieron muchas cosas en 1969, pero en términos de músic, la verdad que hay mucho qué recordar, durante lo que va del año, nos hemos ocupado, aquí en el Banquete de los pordioseros, de algunos discos que con el tiempo se convirtieron en piedra angular del rock o del jazz, apenas estamos finalizando mayo y son muchos ya los que hemos comentado contigo en este espacio, pero créeme, son más los que faltan y ya lo iremos desmenuzando conforme pasen los meses, pero uno de esos discos infaltables en cualquier fonoteca versada en este inagotable mundo del rock y que se precie de estar completa, es Tommy del grupo británico The Who. Tommy, una de las grandes óperas rock se publicó el 23 de mayo de 1969, es decir, ayer se cumplieron 50 años de su lanzamiento y créeme que por ningún motivo podría pasar esto por alto, sobre todo tratándose de The Who, una de mis más elocuentes referencias musicales. De hecho mi acceso al inmenso mundo del rock tiene mucho que ver con The Who, antes de conocerlos, mi mundillo musical se centraba fundamentalmente en la música clásica, que era la que se escuchaba en mi casa y un puñado de grupos de rock, principalmente The Beatles, Creedence y algunos rocanroleros de la primera generación, ya sabes, Elvis, Little Richard, Jerry Lee Lewis, Chuck Berry y algunos más, pero eso era todo. Recuerdo que mi amor e interés por la música me llevó a comprar y leer algunas publicaciones especializadas en rock, no sé si recuerdes aquella revista que circulaba con singular alegría en los puestos de periódicos durante los últimos setenta y los primeros ochenta, se llamaba Conecte, ¿te acuerdas?, pues bien, en esa revista que yo leía como si fuera tarea, me encontré con un artículo dedicado al disco y la película Quadrophenia de The Who que estaba por salir, yo no tenía la menor idea de quiénes eran esos cuatro músicos ingleses y mucho menos de su música, pero me interesó mucho aquel artículo, así que empecé a tener interés por el grupo The Who, lógicamente en aquellos años no había eso que hoy nos permite tener acceso casi a cualquier cosa, y digo casi porque hay mucho material que no he encontrado, y que se llama internet y conseguir discos importados no era tan sencillo, así que me dispuse a buscar entre mis amigos que compartían conmigo el gusto por el rock, algo de The Who y lo encontré con mi buen amigo Alejandro Arenas, nunca fallaba, por alguna razón que no entiendo, estaba siempre a la vanguardia en música y con él escuché y vi la película Quadrophenia, ese fue mi acceso a The Who, aunque para eso momento el grupo ya era una leyenda, una de las agrupaciones más sólidas en el rock británico y yo sin saber nada de ellos. La fascinación que me generó su música fue tal que no tardé en conseguir muchos de sus discos y no dudé, y sigo sin dudarlo, en considerar a Roger Daltrey el mejor cantante en el rock, al mismo nivel de Robert Plant, Freddy Mercury o Ian Gillan, pero para quien esto escribe, sin dudarlo, Roger Daltrey es el mejor, de hecho ha abordado el repertorio operístico en la Royal Opera House de Londres.

En fin, el asunto es que ya conociendo a The Who escuchar la rock ópera Tommy fue una consecuencia lógica, forma parte de una trilogía de discos conceptuales hechos por The Who, además del ya citado Quadrophenia y de Tommy que fue el primero, el otro es The kids are alright, posiblemente el más débil de los tres, o quizás debamos decir, el menos fuerte de la trilogía, en lo personal me gusta mucho, pero ya ves la crítica aparentemente especializada.

Tommy aparece, como ya lo comenté líneas arriba, el 23 de mayo de 1969, es la historia de un niño que nace ciego, sordo y mudo y originalmente se llamaría Deaf, dumb and blind boy. Pete Townshend trabajó mucho en el libreto y en el desarrollo de la historia, agregó como ingrediente, que finalmente resultó determinante, que el niño, a pesar de sus limitantes, era un gran jugador de Pinball, no obstante el incuestionable éxito de la obra, Tommy representó para The Who un verdadero problema, además de los gastos en estudio que los dejaron con fuertes deudas, y es que Tommy fue trabajado, revisado, perfeccionado, se retomaron las canciones, se hicieron cambios, en fin que terminó por ser un verdadero tormento para los músicos, sobre este aspecto, cito las palabras de John Entwistle, bajista de The Who: “Creo que en realidad es una asociación de ideas. Nos llevó ocho meses en total, seis meses grabando, dos meses mezclando. Tuvimos que hacer muchas de las pistas otra vez, porque nos llevó tanto tiempo yendo atrás y rejuveneciendo las canciones que acabó por volvernos locos, estábamos sufriendo un lavado de cerebro por el tema, y comencé a odiarlo. De hecho solo escuché el disco dos veces. NO creo que Tommy fuese todo sobre lo que había en el disco, creo que está en el escenario, el mensaje es más fuerte en el escenario que en el disco”.

Se trata de una ópera con todos los requerimientos necesarios, una obertura y cada una de las canciones constituyen un pasaje para el cantante solista, que en el lenguaje operístico se llama Aria y junto con Hair y Jesus Christ super star constituyen algunos de los mejores ejemplos de este género. Hoy lo recordamos 50 años después de su publicación.

 

The Author

Rodolfo Popoca Perches

Rodolfo Popoca Perches

No Comment

¡Participa!