Opinión

Baby Trump, desatado / Taktika

Londres, Inglaterra, 4 de junio de 2019. Los flemáticos ingleses muestran una manera de burlarse y mostrar su profundo desprecio por el troglodita neoyorquino: Baby Trump, un muñeco inflable que representa al iracundo mandatario estadounidense, vuela sobre el nublando cielo londinense. El globo muestra al inquilino de la Casa Blanca vestido con un pañal y en su infecta mano derecha sostiene un celular, desde el cual lanza sus flamígeros tuits.

Es precisamente uno de esos tuits el que, desde el pasado jueves 30 de mayo, les quita el sueño a 125 millones de personas. ¿Por qué? Donald Trump anunció que aplicaría, a partir del 10 de junio, un arancel del 5 por ciento a todos los productos que México exporta a la Unión Americana, debido a que, en su óptica, México ha sido incapaz de detener el flujo de inmigrantes ilegales provenientes de América Central.

La escena arriba descrita sirve como prólogo al presente artículo, el cual pretende explicar por qué Donald Trump está desatado y tiene a México y a los Estados Unidos al borde de una guerra comercial a gran escala.

El 16 de junio de 2015, en la Torre Trump, Donald Trump anunció su candidatura a la presidencia de los Estados Unidos. El magnate inmobiliario, luego de atacar a China y Japón, enfocó sus baterías contra México. Para el conductor de reality shows, México se “ríe de nosotros, de nuestra estupidez. Y ahora nos están venciendo económicamente”. El crótalo neoyorquino remató diciendo: “Cuando México envía a su gente, no está enviando a sus mejores…está enviando a gente que tiene muchos problemas”1.

Las cosas se complicaron para México cuando, en uno de los errores garrafales en la historia de la diplomacia mexicana, el entonces presidente Enrique Peña Nieto invitó, malaconsejado por su secretario de Hacienda Luis Videgaray Caso, a Donald Trump a nuestro país. Peña Nieto recibió, el 31 de agosto de 2016, en Los Pinos a Trump. El mexiquense otorgó trato de jefe de Estado a un individuo que había logrado parte de su fortuna política denostando y humillando a México cada vez que podía.

Una vez que se supo que Trump había vencido a Hillary Clinton, Videgaray Caso fue nombrado secretario de Relaciones Exteriores. ¿El argumento? Explotar la cercanía del novel canciller con el asesor principal y yerno de Trump, Jared Kushner, pues la inminente renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) era el principal desafío en materia de política internacional que enfrentaba el gobierno de Peña Nieto.

El 17 de julio de 2017, la administración Trump remitió un documento de 17 páginas al Congreso. El manifiesto buscaba corregir el déficit comercial que los Estados Unidos tenía con respecto a Canadá y México. Un mes más tarde, el 16 de agosto, inició la renegociación en Washington, D.C. Canadá y México adoptaron un tono conciliador y constructivo. Esta actitud contrastó con la forma asumida por los Estados Unidos, caracterizada por la mordacidad y el endurecimiento.

El 1 de octubre de 2018, luego de más de un año de duras negociaciones, Trump anunció que: “A través de la campaña, yo prometí renegociar el TLCAN y hoy hemos cumplido esa promesa”. Luego, el energúmeno neoyorquino agregó: “El T-MEC es un gran acuerdo para los tres países, resuelve muchas de las deficiencias y errores en el TLCAN”. Entonces, Peña Nieto y el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, respiraron aliviados: México había logrado evitar la catástrofe que supondría la disolución del TLCAN. Asimismo, AMLO iniciaría sin un problema mayúsculo su sexenio.

Los primeros meses de la relación entre Trump y AMLO parecían una luna de miel. Cada vez que el neoyorquino tuiteaba contra México, el tabasqueño respondía: “No me voy a cucar”, “amor y paz”. Sin embargo, el derrotero que toma la guerra comercial entre China y los Estados Unidos y la cercanía de la elección presidencial de 2020 obligaron a mover fichas a Trump.

El miércoles 29 de mayo del año en curso, Trump sostuvo una reunión con sus principales asesores y colaboradores en materia económica. El neoyorquino estaba furioso, debido a que ninguna de sus promesas de campaña -construir el muro o acabar la inmigración ilegal habían sido cumplidas. Por eso, Trump anunció la imposición de un arancel del 5 por ciento a todos los productos que México exporta a los Estados Unidos.

El secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, el asesor principal, Jared Kushner, y el representante comercial, Robert Lighthizer, advirtieron que la imposición de aranceles ponía en peligro la aprobación del Tratado México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) y que abriría una segunda guerra comercial sin haber logrado un acuerdo con China.

Mnuchin y otros asesores de Trump intentaron ganar tiempo para asegurar un compromiso por parte de México. El jueves 30 de mayo, después de una tensa reunión. Mnuchin logró persuadir a Trump para que esperara hasta el lunes 10 de junio antes de imponer aranceles, con la esperanza de lograr que México hiciera algo antes2.

Ese mismo día, AMLO respondió con una carta en la cual le expresaba a Trump “que no soy cobarde ni timorato, sino que actúo por principios” y le propuso que recibiera una delegación de alto nivel, encabezada por el canciller Marcelo Ebrard Casaubón.

El escrito concluye: Trump está utilizando a México como piñata política, pues el próximo 18 de junio piensa anunciar en Orlando, Florida, su participación en la elección presidencial de 2020. El neoyorquino sabe que si algo que excita a su base política es atacar a México; segundo, México, sin convertirse en violador de los derechos humanos, tiene que reforzar su seguridad en la frontera sur; tercero, México debe buscar a sus aliados naturales en la Unión Americana, los cuales son 33 estados para los cuales nuestro país es su primer o segundo socio comercial a escala global, y centenares de empresarios, intelectuales y líderes de opinión que tienen interés en un México próspero y seguro; cuarto, México debe utilizar como argumento el endoso recibido por Alemania y España para su Plan de Desarrollo Integral para el sur del país y el triángulo norte de Centroamérica.

Aide-Mémoire. Baby Trump se ha comportado como un chivo en cristalería durante su visita de Estado al Reino Unido.

 

1.- Here is Donald Trump´s Presidential Announcement Speech https://bit.ly/2JZQE6H

2.- Trump is said to have overruled Kushner and other aides in threatening Mexico with tariffs https://nyti.ms/2WST4dL

 

 

 

 

The Author

Soren de Velasco Galván

Soren de Velasco Galván

No Comment

¡Participa!