Opinión

Carta a los partidos políticos / Matices

Queridos partidos políticos, ustedes que culpan a los organismos electorales del abstencionismo tienen que voltear al espejo y discutir en los espacios legislativos una reforma política que repiense las campañas electorales, en cuanto a su duración, frecuencia y su modelo. Más debates menos spots, más calendarios estandarizados menos campañas cada año.

Queridos partidos políticos, ustedes que dicen que el abstencionismo fue provocado por la deficiencia de campaña de promoción del voto, volteen al espejo y vean las campañas de odio, el perfil de los candidatos y candidatas, las narrativas presentadas y el ambiente político generado. Queridos partidos, lo fácil es criticar al organismo electoral por un modelo de debate o una moderadora, lo difícil es criticar el desempeño de los candidatos y su poca cultura del debate.

Queridos partidos políticos, ustedes son el canal para construir una democracia de contrapesos por lo que deben reflexionar su andar, su actuar, su narrativa y sus discursos demagógicos.

Queridos partidos políticos, ustedes pudieron observar que en estas elecciones las candidaturas independientes no cosecharon ningún triunfo y con las derrotas electorales de Pedro Kumamoto y su grupo, y su decisión de formar un partido político parecen perder fuerza; eso seguro les alegra porque hay menos competencia, sin embargo, todo lo contrario, debe despertarlos, eso es una señal natural de la responsabilidad democrática e historia que tienen en nuestro país. Si bien no están del todo legitimados, son ustedes el camino para construir institución. El camino para construir acuerdos políticos que se plasmen en una nueva constitución o en reformas constitucionales, el camino para ser administración pública.

Por más que la sociedad civil tiene legitimidad, agenda y posturas, ustedes partidos, son insustituibles en la democracia para construir institución y agrupar ideologías. Lo que debemos hacer como sociedad es presionarlos para que se refresquen (2018 fue para la vieja hegemonía y 2019 para la nueva hegemonía), para que se renueven o para buscar nuevos partidos políticos. 2019 es un año clave para ello; pero esas nuevas organizaciones deben tener en claro nuevos discursos, nuevas formas, nuevas agendas y en la mente algo clave: transformar la cultura política del país; en muchas regiones y a nivel nacional tienen un discurso desideologizado sin nuevas prácticas y con viejos vicios.

Queridos partidos, aún con sus defectos, la ciudadanía los visibiliza como opción, 2019 fue un reflejo de ello, ante la aplanadora Morena, la diferencia en Puebla fue de trece puntos, mucho menos que en la elección de un año antes en la misma entidad, en Aguascalientes el PAN ganó más municipios, en Durango el PRI y PAN-PRD fueron los triunfadores y en Tamaulipas el PAN ganó 21 de 22 distritos electorales. Algunos especialistas criticar y ningunearon esas victorias frente a las dos gubernaturas obtenidas por Morena, sin embargo, ese desprecio por las resistencias locales es también parte del siguiente mensaje a los partidos.

Queridos partidos políticos, lo local es fundamental, no se explicaría la alternancia del 2000 sin la gubernatura del 89, ni el triunfo de López Obrador sin su trabajo en Tabasco y en la Ciudad de México o Anaya sin Querétaro, o Peña sin Edomex, Alfaro sin Tlajomulco, Sheinbaum sin Tlalpan, Monreal sin Zacatecas, los Clouthier sin Sinaloa o sin Monterrey, Colosio sin Sonora, Movimiento Ciudadano sin Jalisco, Encuentro Social sin Baja California o Hidalgo. La política local es valiosa, construye, transforma inercias, genera buenos gobiernos y es fundamental en la construcción de un bloque opositor desde los partidos políticos; su desprecio puede ser un gran error. El desprecio por lo local por parte del presidente es reflejo de las elecciones en 2019 o de los perfiles presentados y en la mayoría de las veces electos en las elecciones de 2018.

Queridos partidos políticos, su papel fuera de las elecciones es fundamental en la construcción de demócratas; caducaron las escuelas de cuadros donde la mayor enseñanza era cómo dar un discurso; hoy estamos frente a la necesidad de formar demócratas, frente a la necesidad de generar debates de altura, frente a la necesidad de construir un país de iguales y de paz y no de confrontación.

Queridos partidos políticos, el horno no está para bollos, pero sí para ustedes. Tienen que entender su momento histórico. Estamos frente a un momento crítico para muchos partidos que dejaron de ser administración; y otros que por otro lado iniciaron a ser gobierno, pero a su vez quieren construir militancia, formación partidista, consolidación interna y así abonar a la democracia.

Queridos partidos políticos, son importantes, son fundamentales en nuestra democracia, pero no así como han sido, tiene que renovarse, tienen que cambiar la narrativa, tienen que formar demócratas, tienen que construir caminos de libertades e igualdad, tienen que mirar a lo local y considerarlo como un pilar para la construcción de los políticos del futuro, las políticas del futuro, las iniciativas del futuro y el país del futuro.

 

The Author

Carlos Aguirre

Carlos Aguirre

No Comment

¡Participa!