Opinión

Carta abierta al Presidente / Cátedra

Ciudadano presidente de la República Andrés Manuel López Obrador: el pueblo de México está inquieto porque las frecuentes advertencias agresivas del presidente de los Estados Unidos se concretaron el pasado día 30 de abril en la amenaza que nos lanzó, por medio de tuit, acerca de aplicarnos un absurdo castigo económico a causa de nuestra política migratoria (asuntos, como se ha dicho, totalmente diversos) incrementando los aranceles de nuestras exportaciones a su país por no obedecer sus órdenes de prohibir a los migrantes de diversos países cruzar nuestro territorio para solicitar ingreso en el estadounidense (asunto totalmente diverso por pertenecer a política migratoria) porque, según él dice, son un peligro para su seguridad nacional.i

Aunque estoy en desacuerdo con la manera de ejercer el poder -que no estilo de gobernar- que usted ha demostrado fehacientemente, cuente con mi absoluto apoyo, en lo esencial, a la respuesta inmediata que le dio al salvaje remitente, también por tuit, acerca de la decisión de México de respetar los derechos humanos, entre los cuales se encuentra la libertad de tránsitoii que, aunque usted no menciona, está diáfanamente expresada en nuestra Constitución Política y que convenía haber transcrito para que le quedara claro que no se trata de una necedad como las suyas, sino un mandato inviolable respaldado por el Derecho Internacional:

 



“Artículo 11. Toda persona tiene derecho para entrar en la República, salir de ella, viajar por su territorio y mudar de residencia, sin necesidad de carta de seguridad, pasaporte, salvoconducto u otros requisitos semejantes”. Esto, siempre y cuando demuestre que es una persona honorable.

Tendríamos que transgredir este precepto constitucional para cumplir su capricho.

Mandatarios tuiteros. Antes de continuar el análisis de esta y otras comunicaciones, haría yo mal si no le recomendara, respetuosamente, utilizar la vía de la nota diplomática redactada por los especialistas en política internacional para remitir sus comunicaciones a otros jefes de Estado.

Digo lo anterior porque usted ha expresado en múltiples ocasiones que “la mejor política externa es la interna”iii, de lo cual se desprende que usted no conoce mucho de la materia diplomática, pero eso no es ninguna falta, como no la es el no ser físico nuclear.

Porque no es sólo un asunto de forma; se trata de evitar los costosos errores y omisiones en que se incurre cuando se hace una redacción sobre las rodillas, que luego son difíciles de subsanar. Además se obstruye y complica la función de toda una Secretaría de Relaciones Exteriores que para eso, precisamente, existe y cuesta. No se coloque usted al nivel de ejemplares como el que preside el gobierno de los Estados Unidos. Continúo:

La contra respuesta a usted. Cuando se enteró de la negativa de usted a obstaculizar el derecho humano de los migrantes, invitándole a la vez a designar personal que atendiera a la comisión enviada para dialogar con el propósito de buscar una solución racional, el presidente Trump emitió un tuit impersonal señalando que “México está enviando una gran delegación para platicar sobre la frontera. El problema es que ellos han estado ‘hablando’ durante 25 años. Queremos acción, no platicar”iv. Es decir: “de nada me sirven sus palabras. Si no han acatado mis órdenes regrésense por donde vinieron”.

Sin embargo, ante aquella majadería de alto calibre el Secretario de Relaciones Exteriores que encabezaba la comisión se mantuvo firme, en una actitud sumisa que no corresponde a la categoría de su cargo porque no sólo se trata de “prudencia y responsabilidad”; también se trata de la dignidad y el decoro de la Nación que representa. Eso no se debe tolerar y esperamos, como ciudadanos que no se llegue a repetir.

Y en entrevista de prensa, usted “…sostuvo que no se enganchará en ninguna confrontación. Tras expresar su optimismo por alcanzar un acuerdo, añadió: seguimos considerando que Estados Unidos es un gobierno amigo de México, y yo quiero seguir siendo amigo del presidente Trump”v.

Este comentario fue francamente desalentador para nosotros. Pero curiosamente, el mismo día aparecen declaraciones esperanzadoras:

Corrección de rumbo. El Secretario de Relaciones Exteriores hizo la siguiente declaración: “Para México no es aceptable un acuerdo de tercer país seguro con Estados Unidos -lo cual implica que los migrantes radiquen en el país en espera de que la nación vecina defina la solicitud de asilo”vi.

Esta indispensable rectificación de la política que indebidamente permitió nuestro gobierno desde enero, vergonzosamente aceptada incluso por la Secretaria de Gobernación como una imposición imperial, es un buen indicio de que la posición de rechazo a las órdenes de Trump va en serio. Esperamos que así sea.

Los amigos del Presidente. Desde el final de su campaña, pero sobre todo después de ser designado candidato electo, se hizo evidente su afán por contar con la buena disposición del presidente de los Estados Unidos en relación con sus proyectos bilaterales, lo cual obviamente es recomendable, no sólo con ese jefe de estado, sino con todos en el mundo.

Lo que me llama la atención, sin embargo, ha sido su insistencia no por obtener su amistad sino por “seguir siendo su amigo”, asunto de carácter más bien de carácter personal que oficial, lo que en su caso llega a confundirse porque habla de amistad presidencial e incluso de amistad de gobiernos. Pero resulta que…

Estados Unidos no tiene amigos, tiene intereses”. En efecto, el primero en hacer esta afirmación fue John Quincy Adams, sexto presidente de Estados Unidos de 1825 a 1829vii. Y John Foster Dulles, secretario de Estado del presidente Eisenhower de 1953 a 1959 la repitió, lo cual estoy seguro es de su conocimiento.

Estos personajes, sin embargo, aunque despiadados, fueron sinceros en su papel de fieles cancerberos del imperio. Y como ellos, muchos otros se han expresado en forma similar. Pero he aquí que a su presidencia llega el más radical de la historia en este sentido, Donald Trump, capaz de expresarse así de los países de origen de los migrantes que tanto odia: “¿Por qué tenemos a toda esta gente de países que son una mierda viniendo aquí?”viii.

Cada quien es libre de tener las amistades que prefiera. Si usted quiere ser amigo de Trump pues séalo si logra que supere su repugnancia racial, pero a título personal y no como presidente; no nos involucre.

Como gobierno, a diferencia del de los Estados Unidos, el de México no tiene enemigos; como Nación, los mexicanos nos consideramos hermanos de todos los pueblos del planeta; por eso nos conformamos con que trate con el mismo respeto que por su investidura se merecen los mandatarios de todos los países del mundo, incluido el presidente Trump.

A este respecto, vale la pena recordar principios bien conocidos por usted, establecidos en la:

Doctrina Internacional de la Revolución Mexicana, que establecida por el Presidente Venustiano Carranza en 1918, quedó plasmada en un pequeño párrafo del artículo 89 de nuestra Constitución Política como una de las Facultades y Obligaciones del Presidente de la República en su fracción X:

“Dirigir la política exterior y celebrar tratados internacionales… En la conducción de tal política, el titular del Poder Ejecutivo observará los siguientes principios normativos: …la autodeterminación de los pueblos; la no intervención; la solución pacífica de controversias; la proscripción de la amenaza o el uso de la fuerza en las relaciones internacionales; la igualdad jurídica de los Estados; la cooperación internacional para el desarrollo; el respeto, la protección y promoción de los derechos humanos y la lucha por la paz y la seguridad internacionales;”

Pensaba concluir aquí esta carta, pero acabo de leer una nota difundida por el Heraldo de México, cuyo primer párrafo dice: “El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, informó en La Mañanera que está convocando a un acto para defender la dignidad de México y en favor de la amistad con Estados Unidos, el cual se realizará el próximo sábado en Tijuana y donde se invitará a políticos, dirigentes, ciudadanos y religiosos.”

Este es un ejemplo claro de los actos suyos que nos desconciertan, pues toda convocatoria presidencial debe ser dirigida al pueblo, que es al que representa; si el ciudadano es obrero, campesino, burócrata, religioso, político o empresario, etc., es asunto particular de cada quién.

Pero lo más grave es que invite a dirigentes religiosos siendo el nuestro un Estado laico, regido por el artículo 24 constitucional y su ley reglamentaria, que establecen, claramente, que tanto Estado como iglesias deben ser respetuosos de las funciones de cada uno, sin inmiscuirse en las del otro porque son de diferente naturaleza, ya que el Estado se ocupa de las leyes humanas y las iglesias de las divinas.

No entendemos cómo puede usted conciliar este tipo de acciones con la admiración y el respeto que dice tener por Benito Juárez.

Y tampoco entendemos cómo, por ese camino, se puede conjugar la unidad de la Nación contra las amenazas de ese que dice usted que es su amigo.

Sin embargo, aun así, los mexicanos tenemos la obligación de apoyarlo a usted mientras sea nuestro Presidente, porque esa unidad no se debe dejar a la deriva. Sólo le pedimos, respetuosamente, que tome en consideración nuestras preocupaciones, porque tenemos todo el derecho de ser escuchados.

 

Atentamente.

Por la unidad en la diversidad

Aguascalientes, México, América Latina

 

***

Atento aviso:

La Agrupación cívica y cultural Amigos de Jesús Terán nos invita al coloquio que iniciará la compañera Ma. Guadalupe Castorena sobre el tema ecológico “La problemática ambiental de Aguascalientes”, y se celebrará, como de costumbre, el segundo martes del mes, en este caso el próximo día 11 a partir de las 6 de la tarde en punto.

 

Bibliografía

i “Trump castiga con aranceles a México por no frenar migración”. David Brooks, corresponsal. La Jornada, México, 31-06-2019.

ii Respuesta de AMLO a Trump: “El lema de ‘Estados Unidos primero’ es una falacia”. CNNEspanol, 2019/05/31/.

iii “La mejor política exterior es la interior: AMLO”. SDPnoticias, 20-05-2018.

iv !Trump a enviados de México: queremos acción, no platicar”. David Brooks, corresponsal. La Jornada, México, 03-06-2019.

v “Insiste López Obrador en que su apuesta es por el diálogo y la prudencia”. Alonso Urrutia. La Jornada, México, 04-06-2019.

vi “México no aceptará ser el tercer país seguro para migrantes, señala Ebrard”. Angélica Enciso L. La Jornada, México, 04-06-2019.

vii Marines en Costa Rica. Roberto Herrera Zúñiga, https://bit.ly/2ItRohd.

viii https://bit.ly/31bNlPi.

 

tlacuilo.netz@yahoo.com

 

The Author

Netzahualcóyotl Aguilera R. E.

Netzahualcóyotl Aguilera R. E.

No Comment

¡Participa!