Cultura

Diseño de políticas debe abrirse a la participación académica

  • Los desafíos de las sociedades modernas no pueden abordarse utilizando simplemente el sentido común, requieren de información científica
  • La formulación de políticas es una tarea central para el gobierno, pero para que la política sea buena éste debe estar abierto a ideas externas sobre todo de la academia

 

De acuerdo con el Institute for Government del Reino Unido, la formulación de políticas es una tarea central para el gobierno, pero para que la política sea buena éste debe estar abierto a ideas externas sobre todo de la academia.

Y es que la solución de problemas nacionales requiere de la participación de todos, mientras que la construcción de políticas públicas debe estar basada en el conocimiento científico, sostuvo Liliana Estrada Galindo, directora de la Oficina de Información Científica y Tecnológica para el Congreso de la Unión (INCyTU) en los Foros regionales 2019. Hacia una nueva Ley General de Ciencia, Tecnología e Innovación.

“Los desafíos a los que se enfrentan las sociedades modernas no pueden abordarse adecuadamente utilizando simplemente el sentido común o la experiencia, se requiere información científica útil y oportuna en la construcción de políticas relacionadas con temas complejos”, dijo Estrada Galindo.

La especialista agregó que el reto radica, entonces, en cómo facilitar la comunicación para que la voz y las opiniones del sector científico y tecnológico sean escuchadas en la definición de políticas en el país, es decir, cómo aprovechar la evidencia científica para apoyar la toma de decisiones. En ese sentido, una buena práctica es promover la formación de expertos que entiendan ambos mundos y se especialicen en facilitar dicha comunicación.

Así, para fortalecer esta capacidad y brindar el servicio de asesoría científica y tecnológica al Poder Legislativo, el Foro Consultivo Científico y Tecnológico (FCCyT) creó la oficina Incytu en 2016, cuya inspiración proviene de la experiencia de su similar británica POST (siglas en inglés de la oficina parlamentaria de ciencia y tecnología) y cuyo objetivo es proporcionar información confiable, resultado de un proceso riguroso de investigación, para contribuir a la generación de políticas públicas y a la toma de decisiones basadas en evidencia científica.

Así como la Ley de Ciencia y Tecnología vigente creó al Foro Consultivo Científico y Tecnológico, la nueva Ley General de Ciencia y Tecnología debe considerar la existencia de organismos como Incytu, que garanticen la asesoría científica a diputados, senadores, funcionarios públicos y al resto de los tomadores de decisiones en todos los niveles de gobierno.

En el caso de México, Estrada dijo que si en la futura Ley de General de Ciencia y Tecnología se reconoce la existencia de una oficina como Incytu, se facilitará la participación del sector científico y tecnológico en la toma de decisiones, lo que podrá complementar la visión de los órganos especializados de investigación jurídica, legislativa, sociales y de finanzas públicas ya existentes, como el Instituto Belisario Domínguez y el Centro Gilberto Bosques de la Cámara de Senadores o el Centro de Estudios de las Finanzas Públicas y el Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública de la Cámara de Diputados.

Además, durante la mesa dos Vinculación entre academia, sector público, privado y social científicos establecieron la necesidad de vincular la academia y a la empresa como medio para detonar la innovación. Una innovación que logre el desarrollo sin dañar más al ambiente, enmarcada en políticas públicas que la promuevan, dijo la doctora Dolores Durán García.

Se discutió que la nueva Ley de Ciencia y Tecnología, debe garantizar también las nuevas formas de enseñanza basadas en la era digital ya que alrededor del 70 por ciento de los que nacieron en 2019 trabajarán en empleos relacionados con las tecnologías de la información.

También, Rodolfo Zolá García, doctor en ciencias de la UAEM Ecatepec, dijo que una causa de la desvinculación entre la academia y la empresa es la falta de comunicación entre los sectores y la poca divulgación de las ciencias a la sociedad, la nueva Ley debe considerar apoyar la comunicación de las ciencias a la sociedad.

En la mesa dos, también tuvieron parte en la discusión los siguientes académicos: Aurora Contreras Lara Vega, Victor Varela Guerrero, Miguel Ángel López Díaz, Luis Rodolfo Nájera, Leticia Buendía González y la estudiante de biotecnología Samantha Domínguez.

 

Con información del Foro Consultivo Científico y Tecnológico

 

The Author

Redacción

Redacción

No Comment

¡Participa!