PolíticaPortada

En el país no hay partidos de oposición, reconoce Ivonne Ortega

  • Las pasadas elecciones dejaron una lección dura para todos los partidos
  • Debacle del PRI no es culpa de la militancia, sino de las malas decisiones de unos cuantos

 

En el país no existen los partidos de oposición capaces de ser un contrapeso para el presidente, ya que no hay quién señale la falta de medicamentos a grado extremo ni las cosas que están lastimando a la sociedad, manifestó Ivonne Ortega Pacheco, aspirante a dirigir los destinos del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

La exgobernadora de Yucatán expuso que este es uno de sus objetivos al buscar ser presidente nacional del PRI, al querer ser la voz de la militancia, pero también de la sociedad, pues existen varios temas que la están lacerando y a los que el actual gobierno no da soluciones, pero tampoco se manifiesta ningún partido político en beneficio de la sociedad, lo cual consideró grave.

En rueda de prensa, destacó que la convocatoria para la renovación del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del PRI ya fue publicada, por lo que será el 22 de junio la fecha en la que habrá de registrarse, a fin de que se emita el dictamen el 26 y arranque la campaña al siguiente día.

Bajo la premisa de que no hay derrotas ni triunfos para siempre, aseveró que la pasada elección presentó condiciones de la sociedad que hay que saber leer, pero también por parte de la militancia, pues la lectura fue dura para todos los partidos, al ser una constante que la ganadora fue la abstención, lo cual no conviene a ningún partido, y como agrupación política habrán de hacer la parte que les corresponde.

Dijo no haber sido nunca la candidata de las cúpulas y siempre haber logrado las candidaturas para los puestos que logró a través de procesos internos, se dolió de las condiciones en las que ahora se encuentra el partido ocasionadas por quienes han tomado las decisiones en tiempos recientes; culpó a la militancia de la actual debacle de la agrupación, al ser la menos responsable, pero ésta lo será pronto al ser la que habrá de elegir a la nueva dirigencia del PRI.

Descartó que la renovación del organismo político tendrá que implicar un cambio en el nombre, ya que fueron las personas y las decisiones tomadas las que lastimaron al PRI, por eso inmediatamente después del proceso electoral será necesario convocar a una gran asamblea nacional en donde los militantes decidan qué tipo de partido quieren.

Consideró que el descrédito del partido viene por personas que traicionaron al partido y ahora se señalan a todos por decisiones de unos cuantos, por eso si alguien le falló a la sociedad deberá de ser procesado, ya que el PRI no es abogado de nadie.

Negó que el partido se haya beneficiado del actuar o la corrupción de algunos funcionarios priistas ahora buscados por la ley, ya que a fin de llevar a cabo el próximo proceso interno habrán de hipotecar un bien, de tal manera que sólo dejaron el descrédito al PRI.

 

The Author

Claudia Rodríguez Loera

Claudia Rodríguez Loera

Reportera en La Jornada Aguascalientes.

No Comment

¡Participa!