Política

Firman Pacto de Sororidad magistradas electorales del país

  • El Pacto tiene el fin de trabajar de manera coordinada, solidaria y apoyada, para, a través de alianzas, hacer efectivo el principio de igualdad y el derecho a la no discriminación
  • Concluyó la segunda Reunión de Magistradas Electorales de México

Magistradas electorales de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), y de los tribunales electorales del país, suscribieron un Pacto de Sororidad, con el fin de trabajar de manera coordinada, solidaria y apoyada, para, a través de alianzas, hacer efectivo el principio de igualdad y el derecho a la no discriminación.

La magistrada de la Sala Superior del TEPJF, Mónica Soto Fregoso, clausuró la Reunión de Magistradas Electorales de México Participación y liderazgo para una justicia electoral con igualdad de derechos, contexto en que fue firmada dicha declaración. Ante la presencia de Marcela Lagarde como testigo de honor sororaria, el texto signado reconoce que la igualdad entre mujeres y hombres como un principio filosófico y jurídico fundamental, establece formas de relación entre personas y en el centro se ubica la democracia como derecho humano exigible como modo de vida y de convivencia social.

En el pronunciamiento señalan que quienes imparten justicia tienen la obligación de garantizar el ejercicio pleno de los derechos y libertades fundamentales y hacer efectivo los principios de no discriminación y de igualdad entre mujeres y hombres plasmados en nuestras leyes, y que más allá de convenciones les conmina a examinar actos cuando estos se traduzcan en desigualdades injustas, arbitrarias o desproporcionadas.

“Existen obstáculos y barreras derivadas de una cultura patriarcal que dificulta la aplicación de los principios de no discriminación y de igualdad entre mujeres y hombres”, señala el documento.

Aceptan en el pacto que las normas contienen un margen de interpretación y que las resoluciones judiciales tienen un alto impacto en la eliminación de la discriminación contra las mujeres; consideran su gran responsabilidad social para imprimir a su actuación la perspectiva de género, y la convicción de que por ser mujeres enfrentan obstáculos derivados de la cultura patriarcal que persiste en la impartición de la justicia.

Externaron la necesidad de compartir sus experiencias que les conduzca a una mejor respuesta para juzgar con perspectiva de género en la aplicación de los principios señalados. La sororidad fue definida como una alternativa o búsqueda de relaciones positivas entre mujeres.

 

Con información del TEPJF

 

The Author

Redacción

Redacción

No Comment

¡Participa!