Opinión

Literatura latinoamericana / Alegorías Cotidianas

Hace un par de semanas tuve a mal encontrar una entrevista que le hicieron a Jorge Volpi, diplomático y escritor mexicano.

En lo personal, el escritor, no me parece el más representativo ni mejor en la actualidad, sin embargo, nació en una buena cuna que le permitió estar involucrado con la crema y nata de la literatura, por lo que le fue muy fácil el estudiar en el extranjero, ser publicado y representar a México en las embajadas de diferentes países.

Jorge Volpi fue el pupilo de él ya desaparecido Carlos Fuentes, así como el autor de La región más transparente lo fue de Jesús Reyes Heroles, entonces ya sabe a qué me refiero cuando le digo que para él fue sencillo llegar a las grandes ligas.

En la Feria del libro de Colombia 2019, el ganador del premio Alfaguara Jorge Volpi aseguró que “la literatura latinoamericana ya no existe como tal”, lo que me parece una afirmación no únicamente fuerte, sino también lamentable.

Si bien es cierto que los best seller tienen cautivos a un gran número de lectores en México la literatura latinoamericana sigue creciendo y ahora es más fácil llegar a más lectores.

Actualmente los lectores están abiertos, gracias a las redes sociales, a acceder a nuevos escritores y recomendaciones. Algunos booktubers reseñan y dan a conocer literatura escrita en español y publicada por casa editoriales consagradas.

Parecería que ahora no hay escritores tan trascendentes como Don Gabo sin embargo, en estos tiempos es más fácil el compartir y llegar a un número mayor de personas sin tanta publicidad, entrevistas como se hacía anteriormente.

Si la literatura latinoamericana no fuera trascendente entonces los certámenes y los premios habrían ya desaparecido y los jóvenes escritores dejarían a un lado sus intentos por obtener los galardones.

Es ilógico el pensar que no habrá más escritores como Don Gabo, que produzcan y produzcan al tiempo que todos sus libros son un éxito, pues aún encontramos escritores tan fabulosos como él y con la misma trayectoria.

Por el contrario, ahora es más sencillo iniciar una trayectoria, ya que los concursos literarios que hay en toda Latinoamérica proyectan a los jóvenes talentos al estrellato, además que las editoriales ahora son más flexibles.

Debemos reconocer también que hoy en día los lectores nos sólo se enfocan a la novela y la poesía, sino que los libros científicos, de autoconocimiento, así como de entretenimiento.

Para algunos quizá los nuevos temas de interés de los lectores sean superfluos, sin embargo, se leen libros escritos en español de diferentes partes del continente.

Cierto es que debemos cuidar la calidad de lo que leemos, pero lo más valioso en este momento es que el hábito de la lectura continúa siendo vigente y por tanto la industria perdura.

¿Qué la literatura latinoamericana ya no existe como tal? eso es seguro, pues como todo evoluciona y está en constante cambio y podemos constatarlo en el libro de Mónica Lavín México Contemporáneo, donde nos presenta a los nuevos talentos mexicanos quienes trabajan por la cultura y la creatividad como Guillermo Arriaga y Élmer Mendoza.

A simple vista parece muy sencillo el indicar que la literatura latinoamericana ya no existe como tal, pero ¿respecto a qué? los gustos, las percepciones, los estilos de vida cambian y ahí incluimos el desarrollo intelectual y el arte.

La difusión de la literatura es mayor y ésta no se enseña de la misma manera que en los ochentas donde se veía a un número de escritores y nada más, ahora tenemos la oportunidad de elegir qué y cuándo leer sin que haya una regla establecida como anteriormente.

Naturalmente, la familia y profesores influencian los gustos por la lectura, ya sea por área de conocimiento o por placer, no siempre leeremos lo mismo ni seguiremos las mismas tendencias, evolucionamos.

Por ejemplo, ahora no están de moda las novelas vampíricas sino lo más cotidiano, separaciones, enfermedades terminales, circunstancias políticas y boberías, eso es lo que nos cautiva como lectores y con lo que nos identificamos y lo que buscamos como tema de interés.

Quizá lo que necesitamos no es el ver el lado oscuro del marketing editorial sino el positivo para no desmoralizar a los lectores o que la literatura latinoamericana pierda certeza ante los ojos de quienes inician su travesía por la lectura.

Tampoco podemos comparar la literatura latinoamericana con la americana o la europea, cada una es diferente y está escrita para los intereses y modos de vida de cada país o continente en particular.

Reconozcamos también en la variedad que existe ahora que tenemos la flexibilidad de los editoriales, así como las librerías en línea. También hay sitios donde los creadores pueden mostrar sus textos y los lectores dejan sus comentarios y a partir de ellos, en algunas ocasiones modifican la historia, pues es como YouTube, pero literarios, y cada semana el escritor entrega un capítulo nuevo, tal como sucede en la plataforma en Inkspired.

La literatura se diversifica y tal como los nuevos tiempos interactúa en línea con lectores asiduos, ofreciendo la oportunidad a los creadores de ser leídos con una cercanía que las librerías y biblioteca dan entre autor y lector.

La literatura cambia y para que perdure, nosotros necesitamos promoverla positivamente, comprando o compartiendo libros, comentando y antojando a los demás de lo que leemos.

Y usted ¿qué lee esta semana?

Laus Deo

 

@paulanajber

 

 

 

 

 

 

 

The Author

Paula Nájera

Paula Nájera

No Comment

¡Participa!