PolíticaPortada

Niega López Obrador caída de generación de empleos formales

  • El presidente aseguró que tiene otros datos y que el 1 de julio informará que la economía está bien
  • En conferencia Zoé Robledo, director general del IMSS, justificó el criterio con que se manejan las cifras oficiales

 

 

El presidente Andrés Manuel López Obrador negó que se haya registrado una caída en el número de empleos formales registrados ante el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), culpó a los medios de comunicación de no tomar en cuenta el boletín en que se quiere agregar al dato oficial el número de beneficiados por el programa Jóvenes Construyendo el Futuro, y aseguró que el 1 de julio él presentará otros datos, duros, con los que demostrará a los tecnócratas, conservadores y corruptos que su política económica es mejor. Mientras que el director general del IMSS, Zoé Robledo, en conferencia de prensa intentó darle la vuelta a la forma en que el Seguro Social está presentando la información, poniendo en duda la forma en que se integran los datos sobre el número de personas aseguradas.

El miércoles el IMSS informó que durante mayo de 2019 se crearon tres mil 983 empleos formales, que al 31 de mayo, se tienen registrados ante el Instituto 20,382,910 puestos de trabajo en el país, de los cuales el 85.7% son permanentes y el 14.3% eventuales. Al mismo tiempo, el salario base de cotización de trabajadores asegurados al IMSS alcanzó un monto de 377.5 pesos, con un crecimiento anual nominal de 6.7%. Agregó la institución en su comunicado que “la creación de empleos llega a 303 mil 545 en los primeros cinco meses del año, cifra 20.79% superior al promedio de los mismos meses en las últimas tres administraciones (251,288)”. Lo que no destacó el boletín es que en comparación con mayo del año anterior el empleo formal sufrió una caída de 88.2 por ciento.

En su conferencia mañanera, el presidente Andrés Manuel López Obrador calificó de caer en un sensacionalismo exagerado a los medios que difundieron la información sobre la caída en el número de empleos formales y para negar el descenso señaló que se están usando las estadísticas a conveniencia, porque no se toman en cuenta todos los datos: “¿Qué es lo que no se está tomando en cuenta en este caso? Pues que hay 481 mil jóvenes inscritos también en el Seguro que, si se suman, cambian completamente el informe o el resultado”.

López Obrador insistió en que los apoyos otorgados para el programa Jóvenes Construyendo el Futuro sean considerados empleos formales, sin embargo, las cifras del IMSS lo que reflejan es únicamente el total de asegurados al IMSS, no es un dato que se pueda modificar, ya que los beneficiarios de esos programas sociales no mantienen una relación laboral con la empresa a la que se inscriben como aprendices, el salario y el seguro médico es pagado por el Gobierno con recursos públicos y, relevante, no existe un pago de cuotas obrero-patronales al Instituto.

El presidente consideró que no se le debería de cuestionar acerca de esos datos, “¿por qué voy a aceptar un cuestionamiento si no tiene fundamento, si está sesgado, si es tendencioso?”, aunque él mismo señaló que “las estadísticas se pueden manejar de muchas formas, hay hasta un dicho sobre el manejo de las estadísticas que voy a buscar, a conseguir, que sirven para todo, de acuerdo a como se acomoden”. La discrepancia que se puede señalar es que el número de asegurados al IMSS no es propiamente una estadística, son datos duros que no se pueden modificar al albedrío de nadie, pero el presidente se negó a reconocer la caída en la generación de empleos formales y señaló que la prensa tiene la intención de generar la impresión de que las cosas no están bien en la economía del país, “se desesperan y cada vez que tienen oportunidad van las ocho columnas: se cae la generación de empleos, como nunca, un sensacionalismo exasperado”, López Obrador redujo los cuestionamientos a una polémica: “Entiendo que hay esta polémica porque les vamos a ganar a los tecnócratas, conservadores, corruptos, les vamos a demostrar que es mejor nuestra política económica, ese es el desafío”, y prometió que el 1 de julio informará, con datos duros, que está bien la economía, que hay empleos, que están mejorando los salarios, que hay control de la inflación y se está fortaleciendo el peso.

Zoé Robledo, director general del IMSS, a pesar de intentar darle varias vueltas a la información, al final de una conferencia de prensa, aceptó que sí hay una disminución de más del 80% en el número de asegurados al Instituto, aunque para llegar a esa conclusión sorteó en varias ocasiones las preguntas directas y en un largo discurso describió desde cuándo, cómo y para qué se generan los datos del IMSS, haciendo énfasis en que ahora se debería modificar el instrumento de medición.

Señaló el director del IMSS: “Es importante precisar que no se incluyen en estas cifras de empleo formal otros esquemas de aseguramiento, déjenme poner dos ejemplos. Uno que es el que debemos atender, y otro que estamos nosotros analizando. Las personas que están trabajando y están vinculadas a aplicaciones o a plataformas digitales de autoempleo. Ustedes las conocen ¿no? Uber es un caso, digamos, que muy conocido. ¿Tienen trabajo? Sí, tienen trabajo. ¿Tienen ingresos? Sí, tienen ingresos. ¿Cuentan con un registro en el IMSS como tal? Pues no, no tienen un registro en el IMSS. Nadie puede decir que no están incrementándose en una mezcla de autoempleo pero que a la vez sí tienen una relación laboral. Ese es el tipo de retos que nos enfrentamos como institución, de estar al mismo ritmo de fenómenos de mercado laboral que están ocurriendo. ¿Qué nos interesaría a nosotros? Pues que estuvieran registrados y con seguridad social, toda vez que, además, hay algunos de estos trabajos que puedes tener riesgo por su propia naturaleza. No están en la cifra de empleo del IMSS, no podrían estar, pero no significa que no es gente que se esté incorporando o que está teniendo un ingreso. Por eso una de las cosas que a mí me parece que es interesante es ese debate, la definición de empleo en sí mismo”. Zoé Robledo insistió en presentar las acepciones de empleo que manejan la OIT y el Inegi, ninguna de ellas se refiere al número de asegurados al IMSS. Incluso prometió que los datos del Seguro Social serían “certificados” por el Inegi, “certificarla a partir también, de primero, establecer una fecha de calendario, para presentarla siempre, que estamos pensando que puede ser el 12 y que si cayera en fin de semana, pues se mueve al lunes siguiente. ¿Por qué es importante esto? No solamente si fijamos la fecha entonces ya nos certifican, no, certifican todo el procedimiento con el que se construye esta información. Y eso sería de verdad importante para el Instituto, porque certificaría que esta información es de interés nacional. La información de interés nacional no es un dicho, es un concepto de Inegi, que eso lo tiene Inegi y entonces creemos que el Instituto puede y estamos prácticamente listos para que esta cifra tenga esa certificación, primero siempre se calcule igual y siempre se publique el mismo día, básicamente”.

En la maroma del titular del IMSS agregó que era importante aclarar por qué quieren incluir en el dato sobre asegurados a los beneficiarios de los programas sociales: “Era importante decirlo, en términos de explicar más por qué un joven construyendo el futuro hoy no se puede considerar que es un desempleado, un subsidio o incluso una beca. Es cierto, para nosotros, quienes nos los registran, nuestra vinculación es la Secretaría del Trabajo, e incluso hay un dato adicional, el Programa a nosotros nos ha reportado un incremento en la recaudación de 45 millones de pesos, lo cual es una buena cifra para el IMSS, pero, desde luego que hay una vinculación, están trabajando en empresas. Hay un fenómeno que estamos analizando ¿qué tanto hay de sustitución de empleo? Es decir, un chavo que de repente podría estar ganando abajo del salario mínimo y sin seguridad social; ante esta posibilidad de ganar arriba del salario mínimo y con seguridad social, se pudiera estar reemplazando. Pero ese es un dato que tenemos que analizar de manera mucho más profunda y darles esa información pronto.

“Pero hay algo bueno, ese joven está aprendiendo trabajando; y cuando acabe el programa, es muy probable y esperamos nosotros tener mucho éxito en incorporarlo al empleo formal. Y es un proceso que llevará tiempo y entonces sí las dos cifras van a ser la misma, nada más que seguirán incorporándose Jóvenes Construyendo el Futuro nuevos y estos jóvenes ya estarán formando parte del empleo, de la cifra de empleo formal”… Sí, pero no de asegurados ante el IMSS.

 

El presidente López Obrador prometió dar a conocer un dicho sobre las estadísticas, es posible que se refiera a una frase que se le atribuye a Mark Twain: “Hay tres clases de mentiras: las mentiras, las malditas mentiras y las estadísticas”. Después de atender lo que hicieron el presidente y el titular del IMSS con los datos duros sobre el número de asegurados, antes que a la frase de Twain, nos quedamos con un proverbio chino: “Conjeturar es barato; conjeturar erróneamente es caro”, y eso son los otros datos.

 

The Author

Edilberto Aldán

Edilberto Aldán

Director editorial de La Jornada Aguascalientes
@aldan

No Comment

¡Participa!