Opinión

Rocketman / Alegorías Cotidianas

Todos, en algún momento de nuestra vida hemos escuchado una canción interpretada por Elton John, sabíamos que era un showman auténtico y vibrante sin que nos preguntáramos realmente qué es lo que había detrás de ese extraordinario artista.

Sin gran despliegue mediático en cines, la semana pasada llegó a cartelera Rocketman, la película que nos permite ver al hombre detrás del espectáculo, desde una perspectiva extravagante, justo como Elton John es.

Cuando era niña, lo que más me llamaba la atención de Elton John era su físico, sin ser el cantante más guapo o de mejor ver, indiscutiblemente te hacía admirarlo y por su interpretación, cantar sus canciones.



En los noventa, cuando descubrí a este intérprete inglés los artistas eran atractivos y delgados por lo que, sin pensar en su trayectoria, creí sin duda alguna que seguía a un hombre espectáculo completo, con un talento inigualable además de bonachón, pues noticias sobre desmadres que pudo haber hecho, no leía en los periódicos o era comentado en el canal musical MTV.

No tenía expectativas sobre la película aún cuando la semana pasada nuevamente vi Bohemian Rhapsody. Seamos honestos, es la época donde todas las bandas están haciendo películas sobre su historia, y diferentes, aunque algunas fueron hechas para plataformas digitales y no para la pantalla grande.

Escuche decir a Elton John que en esta película no se ocultarían los excesos que vivió durante su etapa de desmadre, pero lo que nunca imaginé es el cómo construyeron la historia a partir de ello.

Rocketman es una película sensible que cuenta la vida de Elton John desde que era Reginald Kenneth Dwight, un niño inglés que descubrió la música por accidente.

Tal como su persona y espectáculo la película es extravagante de principio a fin. Lo que como espectadores no vamos a imaginar es que es un musical contado por sus propias canciones, una a una van narrando cada etapa de su vida hasta que llega al límite de esta.

Elton vivió una niñez muy dura, pues tuvo padres ausentes, poco cariñosos y muy estrictos, por lo que gracias a su buen oído pudo desarrollar la habilidad de tocar el piano y destacar en ello a muy corta edad, de la mano nos narra cómo se formó como músico en la Royal Academy of Music y se convirtió en un hombre extravagantemente auténtico.

Sabemos que Elton John no escribió todas sus canciones y durante los minutos que transcurren en la pantalla grande podemos ver el como Berni Tupin escribió letras para él sin parar y además ha sido su amigo incondicional a favor y pese a todo.

La película transcurre entre Los Angeles e Inglaterra con una ambientación perfectamente montada, y narrada en dos voces, el Elton en rehabilitación y el que vive el éxito.

La imagen es impecable pero el tratamiento que le dan y el color que cada etapa de la película cuenta es aún mejor, los 70 tiene color de 70 y lo mismo sucede con el resto de los años hasta llegar al final donde los colores son más brillantes.

Algo que también me parece muy pertinente es el cómo hablan de la homosexualidad de Elton y cuando anestesió su dolor con sexo y drogas. Sin embargo, pese al tratamiento que le dieron a la historia, algunos fragmentos de la película fueron prohibidos en Rusia, no olvidemos que es un país donde se ha buscado recriminalizar a los gays, por lo que viven mucha violencia social y política, así que esta presentación cinematográfica del cantante británico no es tan bien vista.

Aunque es la vida del cantante británico lo que vemos en pantalla no es él quien canta, sino Taron Egerton el actor que protagoniza a Elton John, quien por cierto lo hace extraordinariamente bien.

Muchos escenarios, así como vestuarios donde se presentó Elton a lo largo de su carrera musical fueron recreados para la película y aunado a la selección de canciones tuvimos un dulce recorrido por los éxitos que tanto nos han gustado y hemos escuchado miles de veces.

El reto de esta película fue contar una vida en un musical con actores que tuvieran no únicamente la fisonomía sino también la energía y el talento de los protagonistas en la vida real.

Es impresionante como una historia tan sensible y compleja logra tener un guionista y un realizador como Lee Hall y Dexter Fletcher quienes nos llevan a un viaje al pasado donde la vida de un hombre sobrepasa el éxito de su propia carrera de una manera extraordinaria.

Si en algún momento en el tiempo una canción de Elton John lo ha acompañado en su vida no puede dejar pasar la oportunidad de ir al cine y vivir la experiencia de Rocketman, la historia de un hombre talentoso que maduró y pudo ser libre hasta que se conoció a sí mismo mientras construyó una carrera exitosa y compartió al mundo emociones y recuerdos gracias a su música e interpretación.

Me encantaría contarle desde donde es narrada la historia y cómo la espectacular transformación ocurre, mas no me atrevo a hacerlo, pues vale la pena que usted lo descubra y lo experimente, pues le aseguro que es una película llena de sorpresas.

Seguro volveré a verla nuevamente mientras está en cartelera, quizá podamos usted y yo saludarnos y compartir unos pañuelos, pues la emotividad los llevará hasta las lágrimas.

 

Laus Deo

@paulanajber

 

The Author

Paula Nájera

Paula Nájera

No Comment

¡Participa!