Opinión

Trump, la espada de Damocles y México / Taktika

Tijuana, Baja California, 8 de junio de 2019. Bajo el ígneo sol del noroeste mexicano, el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, se dirige a los invitados especiales y a la multitud que espera su mensaje. Su alocución, marcada por su acento sureño, parece encenderse cuando dice: “El lunes ya no va a haber aranceles, no va a haber crisis económica o financiera en nuestro país”. Emocionado, agrega: “Afortunadamente, ayer se impuso la política sobre la confrontación. Y debo reconocer que hubo voluntad para buscar una salida negociada al conflicto de parte del presidente Donald Trump y de sus principales colaboradores. Me consta”.

El tabasqueño concluye: “Sin embargo, como jefe y representante del Estado mexicano no puedo permitir a nadie que se atente contra la economía de nuestro país y menos que se establezca una asimetría injusta, indigna para nuestro gobierno y humillante para nuestra nación”.

Dos días más tarde, Donald Trump recurre al Twitter para amenazar nuevamente a México: “Hemos firmado y documentado totalmente otra parte muy importante del acuerdo de Inmigración y Seguridad con México…será revelado en un futuro no muy lejano y necesitará una votación del cuerpo legislativo mexicano. No anticipamos un problema en la votación, pero si por alguna razón la aprobación no llega, los aranceles se restablecerán”.



Las escenas arriba descritas sirven como prólogo al presente artículo, el cual pretende explicar por qué la amenaza de imponer aranceles a los productos mexicanos destinados al mercado estadounidense- en caso de incumplimiento del acuerdo migratorio- es una espada de Damocles que pende sobre México.

En el siglo IV a.C., en la ciudad siciliana de Siracusa, gobernaba el tirano Dionisio. En la corte del déspota medraba el cortesano Damocles, quien envidiaba la riqueza y el poder del autócrata. A oídos de Dionisio llegaron los comentarios hechos por Damocles. Para castigar al patricio, Dionisio le ofreció cambiar lugares por un día para que Damocles pudiera probar la fama y la fortuna.

Damocles se sentó en el trono rodeado por una pléyade de sicofantes, quienes lo mimaban sin cesar. Sin embargo, Dionisio hizo que una espada punzante, amarrada por una crin de caballo, pendiera sobre la testa de Damocles. Éste, al darse cuenta del espadín que colgaba, se sintió incómodo y rogó a Dionisio volver a su condición pasada.

Gracias a los antiguos romanos, Cicerón y Horacio, y el inglés Geoffrey Chaucer, la anécdota de Damocles se volvió popular en la cultura occidental, debido a que representa el peligro presente y perentorio que encaran las personas que detentan posesiones de poder o que se encuentran en una situación precaria.

¿Por qué afirmar que la amenaza de imponer aranceles, en caso de incumplimiento del acuerdo migratorio, es una espada de Damocles que pende sobre México? Primero, el 4 de diciembre de 2018 el crótalo neoyorquino tuiteó: “Soy un hombre arancel. Cuando la gente u otros países vienen a saquear la gran riqueza de nuestra nación, yo quiero que ellos paguen por el privilegio de hacerlo. Siempre será el mejor camino para maximizar nuestro poderío económico. Ahorita estamos tomando millones de millones de dólares en aranceles. HAGÁMOS A AMÉRICA RICA DE NUEVO”.

Esto fue un aviso, tanto para China como para México, de que los Estados Unidos, bajo Donald Trump, están dispuestos a utilizar los aranceles como un medio de presión en el área comercial.

Segundo, el equipo negociador encabezado por el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard Casaubón, acordó con su contraparte estadounidense, Mike Pompeo, que México desplegaría la Guardia Nacional e implementaría los protocolos de protección migrante1. Sin embargo, los estadounidenses “evaluarán diariamente”2 la efectividad de estas medidas.

¿Qué puede hacer México para esquivar a la espada de Damocles empuñada por Donald Trump? Primero, diversificar los mercados externos, pues actualmente la Unión Americana es el destino del 80 por ciento de las exportaciones mexicanas. En este sentido la subsecretaria para Asuntos Multilaterales y Derechos Humanos de la Secretaría de Relaciones Exteriores, Martha Delgado, viajó a Rusia para participar en el Foro Internacional de San Petersburgo, el cual fue presidido por Vladimir Putin y su invitado de honor, el mandatario chino Xi Jinping.

Ante miles de empresarios de todo el mundo, la diplomática mexicana presentó “la nueva estrategia de promoción económica del gobierno mexicano, la cual considera a Rusia y Eurasia como una nueva zona prioritaria, lo que significa explorar la diversificación de las inversiones económicas, comerciales y financieras”3.

Aquí cabe hacer una crítica constructiva a Andrés Manuel López Obrador (AMLO), pues debe rectificar y asistir a la reunión del G-20, en Osaka, Japón. El hecho de no asistir resta presencia a nuestro país en los foros internacionales. Precisamente en momentos en que, debido al embate de Trump, necesitamos más aliados

Segundo, implementar el Plan de Desarrollo Integral para el sur del país y el triángulo norte de Centroamérica, el cual busca solucionar el problema migratorio centroamericano en el origen. Aquí ya se cuenta con el apoyo de Alemania, país que organizó, el 28 de mayo próximo pasado, una conferencia con todos los países de América Latina y el Caribe en la capital germana, Berlín. Por el contrario, los Estados Unidos, por boca de Mike Pompeo, no “ofreció ninguna asistencia en recursos al gobierno mexicano”.

Tercero, y aunque es muy riesgoso, esperar a que la guerra comercial con China termine por desgastar a la base electoral de Trump. En especial, en estados agrícolas como Iowa, Texas y Wisconsin, los cuales han sido duramente castigados por los aranceles que los chinos han implementado en represalia4.

El escribano concluye: Andrés Manuel López Obrador y su equipo de colaboradores en el área internacional deben de recordar que la amenaza de los aranceles estadounidenses es como una espada de Damocles que pende sobre la economía de México. Ya lo dijo William Shakespeare: “Incómoda se encuentra la cabeza que lleva una corona”.

Aide-Mémoire.– La serie de reuniones que presidieron Vladimir Putin de Rusia y Xi Jinping de China han movido las placas tectónicas de la geopolítica mundial.

 

1.- U.S.-México Joint Declaration: https://bit.ly/2WVK0od.

2.- Remarks to the Press: https://bit.ly/2KcltW0.

3.- Participa subsecretaria Martha Delgado en el Foro Económico Internacional de San Petersburgo: https://bit.ly/2XIq71g.

4.- Trouble on American farms could mean 2020 concerns for Trump: https://on.wsj.com/2R9dQA8.

 

The Author

Soren de Velasco Galván

Soren de Velasco Galván

No Comment

¡Participa!