Opinión

América Latina o Trump / Cátedra

“Solidaridad, defensa, unión de las repúblicas latinoamericanas, no para combatir ni conquistar a nadie, no para hacer a nadie la guerra, sino para defenderlas de peligros comunes, para lograr el respeto a su soberanía, para solucionar conciliadoramente sus diferencias y para luchar por su prosperidad y progreso.” 

Simón Bolívar.

 

“Cultivo una rosa blanca 

en Julio como en Enero

para el amigo sincero 

que me da su mano franca.

 

Y para el cruel que me arranca 

el corazón con que vivo,

cardo ni ortiga cultivo;

cultivo la rosa blanca.”

José Martí.

 

A todos los pueblos de América en este 26 de julio

y en especial al hermano pueblo cubano.

 

Resumen. Al regresar de su “campaña informativa” por Estados Unidos en 2017 que inició en Febrero con un lenguaje muy agresivo contra el presidente Donald Trump, AMLO empezó a manifestar una transformación en la posición ideológica que había sostenido hasta entonces, empezando por desentenderse de los principios básicos de Morena al invitar en Junio a todos los mexicanos, con o sin partido, a sumarse al suyo sin importar ideologías, porque “aquí cabemos todos”. Esto me pareció una burla a los integrantes que habían luchado con base en esos principios desde sus antecedentes en 1988. ¿Qué había pasado en ese ínter de Febrero a Junio? Algún día se sabrá.

Jugada “de tres bandas”. Sin embargo, podemos inferir que esta jugada de López Obrador pudo permitirle incluir entre los altos mandos de gobierno -una vez ganadas las elecciones- a personajes de “la mafia del poder” político o económico, o bien de otros partidos que veían que su barco se estaba hundiendo, maniobra que de otra manera hubiera sido imposible de realizar sin provocar severas reacciones al interior de Morena.

A favor del T-MEC. Dos meses después -en agosto del mismo 2017- aparece otra noticia sorprendente: ¡defiende el Tratado de Libre Comercio que tanto había combatido y tranquiliza a los empresarios al decirles que no se preocupen porque el tratado, cuya continuidad estaba en entredicho porque el gobierno mexicano no había aceptado someterse a ciertas condiciones que pretendía Estados Unidos, se va a firmar! 

¿Estado laico? A la Alianza “Juntos haremos historia” de los partidos Morena y del Trabajo, incorpora también el de Encuentro Social, constituido básicamente por feligreses de la iglesia evangélica La Luz del Mundo. La toma de protesta de López Obrador como su candidato a la presidencia en Febrero del 2018 no fue un acto político sino religioso cargado de recomendaciones morales y referencias bíblicas que tampoco tienen cabida en el ideario de Morena.

Inseguridad ideológica. Estos ejemplos indiscutibles en los campos nacional, internacional y espiritual y muchos otros registrados fácilmente por todos aquellos que se hayan preocupado por llevar el seguimiento de este proceso electoral, demuestran claramente el sesgo ideológico que manifestó López Obrador y que automáticamente lo desautoriza para representar a los partidarios que siguen siendo leales a los principios básicos de Morena, cuyo órgano oficial de difusión, “Regeneración”, parece haber sido clausurado.

El viraje ante el Imperio. Lo que nos interesa para el tema migratorio que nos ocupa, es el paso de un lenguaje hasta agraviante que utilizaba López Obrador contra el presidente de los Estados Unidos, al trato no solo respetuoso sino adulador que empezó a darle después y que es difícil creer sincero por los exabruptos que Trump lanza en sus frecuentes explosiones contra los latinoamericanos y en particular contra los mexicanos.

Las grandes caravanas. Los hechos son los siguientes: el 16 de Octubre del 2018, el presidente Trump aprovecha la oportunidad para calentar su campaña por la reelección con la primera gran caravana de migrantes que está por salir de San Pedro Sula, Honduras con destino a Estados Unidos y Trump amenaza a los gobiernos de Honduras, El Salvador y Guatemala en el sentido de cancelarles apoyos financieros; y advertirle a México que les impida el paso por su territorio.

Dos días después, Andrés Manuel López Obrador hace unas declaraciones a mi juicio irresponsables porque todavía no había tomado posesión como presidente de México, en el sentido de que estaba preparando un gran proyecto -que le había esbozado a Trump en su carta del 23 de Mayo anterior- para ofrecer a los migrantes visas de trabajo para que se quedaran en México en lugar de continuar hacia Estados Unidos. 

El resultado fue que de unos centenares que salieron de Honduras, se fueron agregando tantos por el camino que llegaron siete mil a nuestra frontera sur, con los que tuvo que lidiar el todavía presidente Peña Nieto, pues nuestra aduana no estaba preparada para atender a tanta gente. Lógicamente, no había las visas de trabajo; y si las hubiera habido tampoco les habrían hecho caso, pues su propósito seguía y sigue siendo el de ingresar a Estados Unidos. Así se sucedieron otras caravanas hasta llegar al conflicto con el que iniciamos estos artículos. 

América Latina o el Imperio. El presidente López Obrador ha manifestado en diversas ocasiones que para él la mejor política externa es la política interna. Y en estos meses lo ha demostrado fehacientemente pues no tiene noción de lo que es la política internacional, que además ha dejado en manos inexpertas.

Sin embargo se ha atrevido a manejarla a golpes tuiteros, creyendo que con el hecho de manipular al otro tuitero Donald Trump va a poder superar todos los problemas de esa índole, pero lo único que va a conseguir por ese camino es someternos más al imperio.

Dice que nos va a conducir a la cuarta transformación, cuando no nos puede garantizar ni la primera -Independencia política- por la que se debe luchar día a día a brazo partido para conservarla.

México, solo, jamás podrá conquistar su completa independencia y mucho menos si a quien nos acercamos para que nos ayude es al Imperio del cual somos colonia. Sé que esto suena sombrío, pero mientras no aprendamos a dar a las palabras el valor que tienen no haremos conciencia de nuestra condición dependiente.

México solo será libre cuando, junto con todas las naciones de América Latina, decidan serlo unidas en un solo haz de voluntades tal cual lo vaticinaron los libertadores que nos enseñaron el camino: Francisco de Miranda, Simón Bolívar, Francisco Morazán, Benito Juárez, José Martí, etc. etc. Y eso está en los principios básicos de MORENA; ojalá sus miembros los leyeran… y asimilaran. (Próxima semana, fin de la serie).

 

Por la unidad en la diversidad

Aguascalientes, México, América Latina

tlacuilo.netz@yahoo.com

 

The Author

Netzahualcóyotl Aguilera R. E.

Netzahualcóyotl Aguilera R. E.

No Comment

¡Participa!