PolíticaPortada

El fracaso de Morena en Aguascalientes

  • Pese a obtener el segundo lugar por votos en el ámbito estatal, Morena sólo se quedó con Asientos
  • El llamado “Efecto AMLO” se quedó en 2018 y no ayudó a Morena en 2019
  • La mala organización del partido fue un factor clave para la derrota

 

 

Pese a obtener el segundo lugar en votaciones en el estado de Aguascalientes en las pasadas elecciones, el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) apenas logró quedarse con la alcaldía de Asientos y quedó en segundo lugar en Aguascalientes, Jesús María, Pabellón de Arteaga, San José de Gracia y San Francisco de los Romo, siendo superado por el Partido Verde Ecologista de México (PVEM) y el Partido Acción Nacional (PAN) pese al llamado “Efecto AMLO” que imperó en las pasadas elecciones federales de 2018; un fracaso que se debió entre otras cosas a la capacidad organizativa del Comité Ejecutivo Estatal (CEE).

Como sucedió en el resto del país, las elecciones federales de 2018 fueron históricas para Aguascalientes, por primera vez desde que el Partido Acción Nacional (PAN) y el Partido Revolucionario Institucional (PRI) se convirtieron en los partidos que son ahora, en Aguascalientes ningún candidato a la presidencia de la República de otro partido había triunfado. 

Pese a ser uno de los bastiones más importantes para el PAN junto con el vecino estado de Guanajuato, en las elecciones federales de 2018 en Aguascalientes triunfó Andrés Manuel López Obrador, fue uno de los estados con una menor diferencia entre el primero y el segundo lugar junto con Nuevo León, Jalisco y Querétaro con un 7.74 por ciento sobre Ricardo Anaya. 

Aunque el llamado “Efecto AMLO” generó resultados nunca vistos para Morena y sus aliados: el Partido Encuentro Social (PES) y el Partido del Trabajo (PT), estos no superaron a la coalición del PAN, el Partido de la Revolución Democrática (PRD) y Movimiento Ciudadano en las elecciones para senadores, ni para el Congreso Federal; si bien se colocó en segundo lugar; además, en las elecciones locales de 2018 tampoco superó a Acción Nacional. 

Tomando en cuenta que en general, salvo en la elección del presidente de la República donde Morena quedó en el primer lugar, este partido o su coalición quedaron en segundo lugar en prácticamente todos los puestos de elección, superando al PRI y colocándose en automático como la segunda opción para las elecciones locales de 2019 donde se renovaron los once ayuntamientos. 

Al comenzar el 2019, el primer paso para Morena era reestructurar el partido, pues se habían presentado notables diferencias entre los morenistas tras la repartición de las candidaturas a las diputaciones locales y que varios miembros del Comité Ejecutivo Estatal (CEE), como el expresidente y actualmente delegado federal, Aldo Ruiz Sánchez, habían asumido cargos en la administración federal. 

Aunque según Fernando Alférez Barbosa, quien formaba parte del Consejo Estatal de Morena, Aldo Ruiz no había presentado la renuncia ante ese organismo como presidente del CEE, Raúl Reyes Agüero había asumido el puesto de manera interina gracias la supuesta imposición del senador Ricardo Monreal Dávila, quien había estado encargado de la organización regional de las elecciones federales para Morena.

La irregular imposición de Reyes Agüero provocó que el 6 de diciembre de 2018 varios miembros del Consejo Estatal de Morena se propusieran a realizar una conferencia de prensa en la entonces sede del CEE ubicada en la Calle Juan de Montoro, la cual no se pudo llevar a cabo pues las instalaciones estaban tomadas por supuestos miembros del partido vinculados con el dirigente interino. 

Aunque Reyes Agüero advirtió que no renunciaría pese a las presiones del Consejo Estatal, el exmiembro del PRI básicamente desapareció de la vida pública del partido luego del 6 de diciembre y tras las vacaciones decembrinas, el 24 de enero fue nombrado por el Comité Ejecutivo Nacional (CEN) como delegado en funciones de presidente del CEE, Cuitláhuac Cardona Campos, hermano del diputado local Cuauhtémoc Cardona Campos.

El nombramiento desde el CEN de Cardona Campos generó descontento entre algunos de los miembros de Morena, incluso de algunos que estaban en contra del liderazgo de Raúl Reyes, sin embargo, fue la figura de Cardona Campos la que finalmente se hizo cargo del CEE durante las elecciones locales que estaban por comenzar el 10 de febrero con las precampañas. 

Febrero transcurrió con revelaciones de algunos aspirantes a las once alcaldías del estado, hecho que protagonizaron quienes buscaban la presidencia de la capital entre los que estuvieron Salma Luévano, Israel Ortega, Mauricio González López, Manuel de Jesús Bañuelos Hernández, Gabriel Arellano Espinosa y Arturo Ávila Anaya; estos dos últimos protagonizando una pugna en la que hubo acusaciones de corrupción debido a que Ávila Anaya es dueño de una empresa proveedora de seguridad que ha tenido como clientes a varias administraciones municipales y estatales. 

El 26 de febrero, pese a acusaciones de corrupción y descalificaciones entre los precandidatos, en un evento desorganizado, opaco y donde no hubo participación de los representantes del CEE como organizadores, se registraron más de 23 candidatos al Ayuntamiento de Aguascalientes: Miguel Ángel Medina Mercado, Salma Luévano, Gloria Nancy Ceja Estrada, Armando Guel Serna, Manuel de Jesús Bañuelos Hernández, Natzielly Teresita Rodríguez Calzada, Mauricio González López, Israel Ortega, María de Luz Olvera Torres, Mabel Guadalupe Haro Peralta, Víctor Manuel Villar Oros, Oswaldo Rodríguez García, Luis Armando Salazar Mora, Gabriel Arellano Espinosa, Juan José González González, Eulogio Monreal Ávila, Arturo Ávila, Juan Francisco Andrés Gavuzzo Navarro, Heder Pedro Guzmán Espejel, Rafael de Lira Muñoz, José Eustacio Álvarez, Manuel Medina e Irma Karola Macías Martínez, entre otros. 

La opacidad con la que se realizó el registro de aspirantes y el que no se haya dejado participar a los miembros del CEE, así como la supuesta intervención de funcionarios federales en la organización del registro, generó que el propio Cuitláhuac Cardona solicitara al CEN la reposición del proceso; solicitud que fue ignorada.

Al ignorar la solicitud de Cardona Campos, en un primer momento el CEN publicó el 4 de marzo en la página Morena.si la primera lista de precandidatos que fueron solamente Bañuelos Hernández y Salazar Mora; sin embargo, al día siguiente se publicó una “fe de erratas” donde a los dos perfiles antes nombrados se sumó Eulogio Monreal, hermano del senador Ricardo Monreal Ávila, quien estuvo muy presente de las elecciones de Aguascalientes. 

Esta decisión generó que varios de los aspirantes impugnaran la selección de precandidatos ante los tribunales, entre los que estuvieron Arellano Espinosa y Arturo Ávila, quienes lo hicieron en el Tribunal Electoral del Estado de Aguascalientes, y Gabriel Arellano quien además hizo lo propio en el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación. 

Sin embargo, el único que logró ser sumado a la lista de precandidatos fue el empresario Arturo Ávila, pero sólo por la decisión del propio CEN, pues los tribunales resolvieron que este organismo tiene la libertad de elegir a los precandidatos, según los estatutos de Morena. 

Junto con Arturo Ávila, Eustacio Álvarez, a quien se acredita como dueño del equipo de béisbol Rieleros de Aguascalientes, fue añadido al listado de precandidatos, según un dictamen del 8 de marzo publicado en Morena.si, por lo que desde ese momento la Comisión Nacional de Elecciones (CNE) puso a votación telefónica los cinco perfiles que buscaban la alcaldía de la capital. 

El 5 de abril la CNE de Morena, luego de la votación telefónica de la que ni los medios de comunicación ni la mayoría de los militantes tuvieron constancia, fue publicada la lista de los candidatos seleccionados para los puestos de elección. En esta lista destacó Arturo Ávila como candidato a la alcaldía de Aguascalientes y Adrián Jiménez Velázquez como su suplente, aunque este fue removido de la lista para incluir al ex precandidato Bañuelos Hernández. 

Junto con Arturo Ávila para la Alcaldía de Aguascalientes lograron la candidatura Juan Luis Jasso Hernández para Asientos, María Isabel Rojas Valle para Calvillo, Rosa María Castañeda Elías para Cosío, Apolinar Gallegos Hernández para El Llano, Dulce Margarita Arellano Gourcy para Jesús María, Obed Mauricio López para Pabellón de Arteaga, María Félix Aguilera Acosta para Rincón de Romos, Silvia Santos Najera para San José de Gracia, Alejandro Mendoza Villalobos para San Francisco de los Romo y Yazmin Marmolejo Bernal para Tepezalá.

Diez días después, el 15 de abril, según el Calendario Electoral, las campañas dieron inicio oficialmente para lo cual el representante de Morena en Aguascalientes, Cuitláhuac Cardona, debió registrar los perfiles aprobados por la CNE y el CEN ante el Instituto Estatal Electoral (IEE) el 11 de abril, pero esto no sucedió pues el delegado en funciones de presidente registró otros perfiles que según él y otros miembros del partido eran más competitivos, lo cual tuvo el visto bueno de Arturo Ávila, pues su candidatura no fue afectada. 

El registro de Cardona Campos ocasionó que los precandidatos afectados, 38 en total, quienes habían sido aprobados por el CEN, impugnaran el proceso ante la Sala Monterrey del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) la cual resolvió el 22 de abril que las planillas de candidatos para los municipios de Jesús María, Pabellón de Arteaga, San Francisco de los Romo y Tepezalá registradas ante el IEE el 11 de abril por el CEE de Morena debían ser revocadas.

Además de la resolución para los cuatro municipios señalados, el TEPJF suspendió las campañas del partido en el municipio de Aguascalientes, por lo que pese a que el perfil de Arturo Ávila era el mismo tanto en la lista del CEN y de Cuitláhuac Cardona, lo cierto es que otros perfiles de sus planillas sí habían sido modificados, por lo que la campaña de éste, como las del resto de los candidatos que fueron repuestos, fueron acortadas en cinco días en comparación con la del resto de los candidatos de los demás partidos políticos aunque fueron numerosas las notas pagadas y notable la publicidad distribuida a través de redes sociales. 

Luego de que las campañas fueran repuestas para los morenistas afectados, la controversia no terminó, pues estos incurrieron en movimientos cuestionables como el utilizar el Perímetro Ferial para realizar campañas pese a que este espacio había sido delimitado por el Patronato de la Feria de San Marcos, además de la instalación una letra A en el Centro Histórico que fue retirada por el Gobierno Municipal de Aguascalientes al estar esta zona también restringida para las campañas. 

Al mismo tiempo, fueron constantes las denuncias públicas y formales por parte de los morenistas por el supuesto uso de los recursos públicos de la administración municipal de Aguascalientes para la promoción e incluso coacción del voto a favor de la alcaldesa con licencia y candidata María Teresa Jiménez Esquivel, principal contrincante de Ávila Anaya a la alcaldía de la capital. 

Durante las campañas, el 18 de mayo estuvo de visita la titular del CEN de Morena, Yeidckol Polevnsky, quien dio una conferencia de prensa en la que estuvieron presentes el delegado del CEN en Aguascalientes, José Narro Céspedes, y el propio Cuitláhuac Cardona a quien la dirigente nacional de Morena advirtió, al menos indirectamente, que tras terminar el proceso sería castigado por haber comprometido las candidaturas de Morena a tal grado que se atrasaron las campañas por haber registrado irregularmente los candidatos que él consideró mejores. 

A lo largo de las campañas, en las que se señaló al CEE por sólo prestar atención al candidato de la capital del estado, se afirmó que Arturo Ávila, según las encuestas en poder del partido, se ubicó en un segundo lugar tras la candidata del Partido Acción Nacional (PAN); pero casi al finalizar las campañas se afirmó que Ávila Anaya la había superado incluso por el doble de puntos en preferencia. 

Casi para concluir este periodo, el IEE organizó una serie de debates en donde participaron los candidatos de morena para los municipios de Asientos, Juan Luis Jasso Hernández; San Francisco de los Romo, Alejandro Mendoza Villalobos; Rincón de Romos, María Félix Aguilera Acosta; San José de Gracia, Silvia Santos Nájera; así como dos en la capital del estado en donde participó Ávila Anaya; es decir, en cinco de los seis debates que se llevaron a cabo, con la excepción del de Jesús María. 

Además de los debates organizados por el IEE que se caracterizaron por su rígido formato, la Confederación Patronal de la República Mexicana organizó un ejercicio democrático propio entre los candidatos de la capital en donde participó el morenista, quien como ocurrió durante y antes de la campaña, fue increpado por sus rivales por sus presuntos nexos con administraciones municipales, estatales y federales al ser un proveedor de equipos de seguridad. 

Tras la veda llegó la jornada electoral del 2 de junio que comenzó para Morena con la votación del delegado federal Aldo Ruiz, quien al terminar de sufragar dio una entrevista en la que afirmó que como trabajador del Gobierno Federal se guardaría cualquier opinión sobre las elecciones, pues prefería mantenerse al margen pese a que se le señaló por influir en la selección interna de los perfiles.

El siguiente en emitir su voto fue el mismo candidato de Morena, Arturo Ávila, quien en ese momento se mostró confiado en su triunfo y llamó a sus competidores a respetar las leyes, así como a los votantes a confiar en las autoridades electorales. 

La jornada se llevó, como lo señalaron los partidos, autoridades electorales y autoridades de los municipios y del Gobierno del Estado, en tranquilidad y sin mayores sobresaltos, salvo por una trifulca en la que participó el diputado del Congreso de San Luis Potosí, Pedro César Carrizales Becerra, quien estaba en la entidad en la labor organizativa de Morena, por lo que fue detenido por elementos de la Secretaría de Seguridad Pública del Municipal.

Los comicios terminaron a las 18:00 horas y se caracterizaron con una baja participación ciudadana. Una hora después el equipo de campaña del candidato a la capital citó a una conferencia de prensa que se realizó en un hotel al sur de la ciudad donde Arturo Ávila afirmó haber superado, según sus encuestas de salida, por entre 4 y 7 puntos porcentuales a la candidata del PAN pese a la supuesta compra de votos en las que habría incurrido ésta y que fue señalada en la misma conferencia. 

En la conferencia, donde también se encontraba Cuitláhuac Cardona, se le cuestionó a éste sobre los resultados de Morena para el resto de los municipios, pero no supo responder, pues fue Aguascalientes el único municipio donde se realizaron mediciones. Además, Ávila Anaya agregó que en caso de que los resultados oficiales no les favorecieran, era porque existieron elementos suficientes para llevar el proceso ante los tribunales, como la presencia de grupos de choque de los panistas y compra de votos. 

El caso se cumplió, pues a las 20:00 horas se dieron a conocer los primeros resultados del Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP), en donde se mostraba una clara tendencia hacia el triunfo de la candidata del PAN para la Alcaldía de Aguascalientes, así como en Calvillo, Jesús María, Rincón de Romos y San José de Gracia para los candidatos de Acción Nacional, mientras que los resultados sólo favorecían a Morena en Asientos.

Cuando terminó la conferencia de prensa de las 18:00 horas, los morenistas invitaron al festejo que se realizaría en la conocida glorieta de Benito Juárez a las 20:00 horas, mas esto nunca ocurrió, posiblemente debido a los resultados del PREP o a la lluvia que se presentó justo a la hora citada. 

Con la tendencia a la derrota, Arturo Ávila ofreció una conferencia de prensa el 3 de junio en la que aceptó haber perdido y afirmó que no impugnaría el proceso pese a que calificó los comicios como una “elección de Estado”, además que aclaró que no buscaría una regiduría. En la misma conferencia indicó que la culpa del fracaso también se debió a la mala organización del partido para movilizar a sus estructuras y a la desventaja que significó el retraso de las campañas propiciado por Cardona Campos. 

Los cómputos distritales del IEE se realizaron del 5 al 8 junio y una vez que estos concluyeron se dieron a conocer los resultados oficiales de las elecciones en donde se informó que votó poco menos del 39 por ciento de los ciudadanos con un total de 361 mil 999 votos en todo el estado, de los cuales Morena obtuvo 76 mil 445 votos, es decir, más del 21 por ciento, quedando en segundo lugar por votación tras el PAN que obtuvo casi el 41 por ciento, o sea 148 mil 351 sufragios. 

Mientras que el PAN ganó cinco alcaldías: Aguascalientes, Calvillo, Jesús María, San José de Gracia y Rincón de Romos; Morena sólo logró hacerse con el municipio de Asientos, siendo triunfador Jasso Hernández. Aún así este partido no quedó en segundo lugar por número de municipios ya que el PVEM logró quedarse con Tepezalá y Cosío. 

En el caso de Aguascalientes, Arturo Ávila obtuvo 49 mil 927 votos mientras que Jiménez Esquivel logró más del doble de este con 105 mil 309; en Asientos, municipio que ganó Morena, su candidato logró nueve mil 102 votos, más que la candidata del PAN con seis mil 649; en Calvillo la candidata de Morena quedó con tres mil 290 en tercer lugar tras los candidatos del PAN y del Partido Libre de Aguascalientes, y en Cosío la candidata de Regeneración Nacional no logró superar el 2 por ciento de la votación colocando a su partido en sexto lugar.

En Jesús María con poco más del 10 por ciento de los sufragios, la candidata de Morena, Arellano Gourcy, quedó en segundo lugar tras el candidato panista y exalcalde José Antonio Arámbula, que obtuvo más del 41 por ciento de los votos; con el 21 por ciento de la votación Morena también se colocó en segundo lugar en Pabellón de Arteaga tras el casi 53 por ciento obtenido por el candidato del PRD; mientras que en Rincón de Romos el instituto político en cuestión logró poco menos del 6 por ciento quedando en sexto lugar; y en San José de Gracia logró obtener el segundo lugar con el 25 por ciento de los votos tras el PAN, que obtuvo más del 50 por ciento. 

En Tepezalá, donde con un 29 por ciento de los sufragios el PVEM logró la alcaldía, la candidata de Morena obtuvo poco menos del 7 por ciento de los votos quedando en quinto lugar; en San Francisco de los Romo, Mendoza Villalobos de Regeneración Nacional se quedó con el segundo lugar con poco más del 25 por ciento de la aceptación ciudadana, cifra menor a la del candidato del PRI que superó por poco el 32 por ciento de los votos; en El Llano, Morena apenas logró el cuarto lugar con poco menos del 6 por ciento, muy por debajo del primer sitio obtenido por César Pedroza Ortega, candidato del PT, anterior aliado de Morena en las pasadas elecciones locales de 2018. 

Como se puede observar, a pesar de que el Movimiento de Regeneración obtuvo el segundo lugar por votación estatal, lo cierto es que la mayoría de estos votos fueron emitidos en la capital, pues solamente en Asientos obtuvo el primer lugar y alcanzó el segundo lugar sólo en los municipios de Jesús María, Pabellón de Arteaga, San José de Gracia y San Francisco de los Romo.

Para el 11 de junio, ya con los resultados confirmados, Ávila Anaya, junto con Cuitláhuac Cardona, ofreció una conferencia de prensa en la que señaló que tomando en cuenta la baja participación ciudadana y la supuesta compra de votos de su contrincante, resultó una clave para su derrota la falta de organización para la movilización de sus estructuras y para la vigilancia de las casillas; aunque él tomó la responsabilidad de no haber logrado el triunfo para su partido, finalizando de esta manera con su participación en el proceso que se extendió sin mayores inconvenientes hasta que se levantaron las actas tanto en el IEE como en el Instituto Nacional Electoral.

 

The Author

Carlos Olvera Zurita

Carlos Olvera Zurita

Nada, sólo 28 años de vida. Reportero en La Jornada Aguascalientes.

No Comment

¡Participa!