Opinión

El reto de la Guardia Nacional/ La fórmula del café con leche

Esta semana, el presidente Andrés Manuel López Obrador dio el banderazo de salida de los elementos que conforman la Guardia Nacional hacia los estados con mayor índice de violencia, así como en entidades donde se registran puntos rojos sobre narcomenudeo y delitos del fuero federal. 

Fue este domingo 30 de junio cuando oficialmente tomó actividades esta nueva institución; a Aguascalientes llegaron alrededor de cien elementos para esta primera etapa en los once municipios. Temporalmente tendrán como base la 14va. Zona Militar y espacios de las corporaciones de Seguridad Pública, mientras la sede oficial que estará ubicada en Jesús María se termina de construir.

En todo el país este organismo arrancó actividades con un promedio de 70 mil elementos distribuidos en 150 regiones, que posteriormente se convertirán en 266 regiones. Esta Guardia Nacional participará en la salvaguarda de la libertad, la vida, la integridad y el pleno ejercicio de los derechos de las personas; según lo establece la Constitución, protegerá la seguridad y patrimonio de los mexicanos, así como los bienes de la Nación. Si bien todo esto es parte de lo prometido por nuestras autoridades federales, resulta importante saber si realmente estos elementos ahora activos, fueron adecuadamente capacitados en derechos humanos y niveles del uso de la fuerza, pues, aunque estamos a favor de nuevas estrategias para regresarle la paz a nuestro país, no podemos permitir que esto sea a través de más violencia o de afectaciones a los derechos básicos de un ser humano. 

Como líder obrero, sé lo que a nuestros trabajadores les afecta, lo que les daña gravemente a sus patrimonios por los índices de delincuencia que se han elevado; somos responsables de que antes de criticar tenemos que conocer y es por ello que les hemos dado un voto de confianza a nuestras autoridades y a esta Guardia Nacional en pro de mejorar la seguridad en nuestro país. Sin embargo, hacemos un cordial llamado a que, en el caso de Aguascalientes, no conviertan este territorio en una zona de guerra, nuestro estado requiere de una estructura distinta a la de entidades con mayor índice de violencia.

Existe todavía mucha resistencia a este modelo presentado por el Presidente, hay inconformidad por pretender militarizar la seguridad pública, por ello estos elementos deberán demostrar que no fue un error haber apoyado esta propuesta presidencial, apegarse a los estatutos y sobre todo a los derechos humanos. 

 

crom_ags@hotmail.com | www.facebook.com/CROMAguascalientes

 

The Author

Jesús Enrique Ramírez Pérez

Jesús Enrique Ramírez Pérez

No Comment

¡Participa!